Amor


Autor: Nelly Araujo Castro

A veces  decimos que “amamos” pero dentro de nuestro corazón en el fondo no olvidamos  las ofensas

Mentimos y nos engañamos diciendo: yo no odio a tal o cual persona, me es indiferente o solo es resentimiento,  pero rencor no le guardo...veamos el caso de Esaú: Esaú se enojó con su hermano Jacob porque continuamente le robaba sus cosas. Era el típico hermano que siempre hacían algo para molestar a los demás. Un día su hermano Jacob se disfrazó e hizo creer a su padre que él era Esaú, y le robó la bendición. Esaú se enojó tanto que decidió matarlo. Por ello abandonó su casa y el pueblo. Vivió lejos de la familia, con resentimiento y dolor. Se casó con una mujer contraria a sus creencias en Dios, lo cual causó amargura a sus padres. Hasta que un día, Dios habló al corazón de Esaú y lo condujo a buscar a su hermano para pedirle perdón y reconciliarse. Sin embargo ya habían transcurrido como unos 40 años de dolor. Familias completas estaban afectadas.

Oh cuan equivocados estamos! O amamos u odiamos no hay punto medio…llámese indiferencia, resentimiento, como  le quieras llamar  es  en mayor o menor grado  rencor… Resentimiento es un dolor moral que se produce como consecuencia de una ofensa. La persona que lo sufre no logra olvidar esa ofensa, de manera que lo vuelve a sentir una y otra vez (re- siente). Cuando el resentido no desea olvidar, está continuamente recordando aquello que dio origen a ese sentimiento, queda esclavizado a su pasado y no logrará liberarse de esa gran carga que es el resentimiento. La persona resentida se siente dolida y ofendida por el trato injusto que ha recibido de determinadas personas o por los acontecimientos desfavorables que han surgido hacia ella en un momento determinado

Recordar las ofensas, quiere decir que no hemos perdonado, que no hemos luchado por acabar con el resentimiento. Es necesario deplorar, lamentar y sentir profundamente este estado. Cada vez que sintamos este sentimiento, debemos reflexionar sobre la base que es amargura para el corazón y por tanto, lo es para la morada del Señor Reflexionemos sobre esta cita bíblica: 1ª Jn 3,15: “El que no ama está en un estado de muerte. El que odia a su hermano es un asesino, y, como saben, ningún asesino tiene la vida eterna” Si tienes resentimiento u indiferencia estas amando??? Cuando el Padre recibió al hijo pródigo no le hizo reproches, no le recordó sus faltas… lo recibió con los brazos abiertos, sin preguntas, solo lo abrazó y lo perdonó con gran misericordia.. Así perdonamos nosotros?? O dices como muchos? Perdono pero no olvido. CREES QUE AMAS Y NO HAS PERDONADO? "El amor TODO lo perdona" 1  Co 13. - Perdonar todo, es TODO, no hay excepciones en esta palabra. Pide la gracia si no eres capaz, Dios te ayudará…animo

Comments