¿Como debe ser la oración del cristiano en cuaresma?

La oración debe ser como el respirar en el hombre, sin oración no hay vida interior.

En el tiempo de la cuaresma el cristiano esta llamado a intensificar y a ejemplo de Jesús , retomar o profundizar la comunicación  con Dios Padre.

Dice e Papa Juan Pablo II: “A través de la oración, todo el mundo debe encontrar su referencia justa: esto es, la referencia a Dios: mi mundo interior y también el mundo objetivo, en el que vivimos y tal como lo conocemos. Si nos convertimos a Dios, todo en nosotros se dirige a Él. La oración es la expresión precisamente de este dirigirse a Dios; y esto es, al mismo tiempo, nuestra conversión continua: nuestro camino.”

En Jesús, se encuentra el balance perfecto entre oración y acción, en todo lo que cristo hacia, encontraba el tiempo para esa  comunicación con el Padre.

«y pasó la noche orando» (Lc. 6,12), «subió a un monte apartado para orar y, llegada la noche, estaba allí sólo» (Mt. 14,23). Ante su inminente pasión, en el Huerto “Lleno de angustia, oraba más intensamente “( Lc 22,39- 46). Para ensenar a sus apóstoles «Señor, enséñanos a orar» (Lc 11,1), les dio el Padrenuestro.

En nuestro diario vivir es muy fácil perder esa referencia justa de la cual el Santo Padre nos habla, pero para eso Jesús mismo nos enseña a orar, Jesús es maestro de oración (Mt. 6:5-8)

Nos llama a la humildad :

“Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas; porque a ellos les gusta ponerse en pie y orar en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos por los hombres. En verdad os digo que ya han recibido su recompensa.

Nos llama a la sobriedad:

“Pero tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cuando hayas cerrado la puerta, ora a tu Padre que está en secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. “

Nos llama a escuchar mas que  pedir repetitivamnete:

“Y al orar, no uséis repeticiones sin sentido, como los gentiles, porque ellos se imaginan que serán oídos por su palabrería. Por tanto, no os hagáis semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes que vosotros le pidáis.

La oración  debe ser un tiempo de escuchar, de hacer silencio interior para escudriñar que es lo que Dios quiere para mi…

Tres recomendaciones

1.Tiempos y lugares determinados para la oración: hacer una cita con Jesús, en la  mañana al medio dia y en la noche, si podemos hacer una visita al Santísimo también hagámoslo.

2.Hacer silencio interior: quitar los excesos externos o distracciones para hacer espacio para Dios.

3. Meditar en la dimensión dolorosa de la oración de Jesús, y la aceptación de su misión y la Voluntad del Padre ,como esto se aplica en nuestra vida, y como en los momentos difíciles Dios nos consuela

 

Aca enviamos una meditación sobre la oración de Jesús en el Huerto extraído del libro Tratado de la Oración de San Pedro de Alcántara  http://docs.google.com/View?id=dg4fr878_2143t7c4mgz

Comments