Tiempo Litúrgico

Propietarios del sitio

  • Anwar Tapias

Dilemas Bíblicos

Un hermano había preguntado en uno de los foros que modero:

Les voy a plantear dos dilemas que me están volviendo loco, ya que no encuentro una respuesta satisfactoria para refutar lo que se me ha planteado sobre unos supuestos errores bíblicos. Y estos son los planteos:

1- "El Señor mismo os dará una señal. Mirad: la virgen encinta da a luz un hijo, a quien ella pondrá el nombre de Emanuel". Isaías 7,14

Sin embargo, los judíos y protestantes lo traducen como "joven". Es decir al versículo de Isaías lo tienen así:

"El Señor mismo os dará una señal. Mirad: la joven encinta da a luz un hijo, a quien ella pondrá el nombre de Emanuel". Isaías 7,14

Entonces, necesitaría si me pueden ayudar a ver el origen de la palabra en hebreo y su traducción, ya que es un flanco muy utilizado para atacar a la Iglesia sobre el tema de la Virginidad de María.

Y el otro dilema es este:

2- En 1 Samuel 21 se hace referencia al sacerdote Ahimelec, y en Marcos 2, 25-26, Jesús dice:

Él les respondió: "¿No habéis leído lo que hizo David cuando tuvo necesidad y sintió hambre él y los suyos?
Cómo entró en la casa de Dios, siendo sumo sacerdote Abiatar, y comió los panes de la proposición, que sólo pueden comer los sacerdotes, y dio también a los que iban con él?".

Fíjense que Jesús no menciona a Ahimelec sino a Abiatar. Y esto lo utilizan como si es una equivocación de Jesús ó que hay errores en la Biblia (en referencia a 1 Samuel 21), donde se señala que no puede haber una equivocación en mencionar al hijo (Abiatar) en relación al padre (Ahimelec).

Necesitaría si me pueden decir por qué ocurre tal contradicción aparente en la Biblia.

Bendiciones



RESPUESTA

1) No es cierto que los protestantes traduzcan Is 7, 14 como "doncella".
Hay diferencias, por ejemplo vemos 4 versiones que aparecen en el siguiente enlace, en donde se traduce como virgen:
http://bibliaparalela.com/isaiah/7-14.htm

La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)
Por tanto, el Señor mismo os dará una señal: He aquí, una 
virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel.

La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)
"Por tanto, el Señor mismo les dará esta señal: Una 
virgen concebirá y dará a luz un hijo, y Le pondrá por nombre Emmanuel (Dios con nosotros).

Reina Valera (1909)
Por tanto el mismo Señor os dará señal: He aquí que la 
virgen concebirá, y parirá hijo, y llamará su nombre Emmanuel.

Sagradas Escrituras (1569)
Por tanto, el mismo Señor os dará señal: He aquí que la 
virgen concebirá, y Dará A LUZ UN hijo, y llamará su nombre Emmanuel.


Los testigos de Jehová por ejemplo, sí la traducen como doncella: http://www.watchtower.org/s/biblia/index.htm
Por lo tanto Jehová mismo les dará una señal: ¡Miren! La doncella misma realmente quedará encinta, y va a dar a luz un hijo, y ciertamente le pondrá por nombre Emmanuel.


¿Qué dice el texto original?
Más que analizar inicialmente las traducciones, reLa versión hebrea expresa:
לָכֵן יִתֵּן אֲדֹנָי הוּא לָכֶם אֹות הִנֵּה הָעַלְמָה הָרָה וְיֹלֶדֶת בֵּן וְקָרָאת שְׁמֹו עִמָּנוּ אֵל
la palabra en negrilla es "almah" que significa literalmente "doncella"
Esta palabra doncella aparece muchas veces en el Antiguo Testamento refiriéndose siempre a muchacha joven aun sin casarse, pero nunca se puede suponer por eso virginidad a no, lo que tampoco lo excluye. Quiere decir que según el texto original, se hace referencia a una "doncella" no a una "virgen". Pero esto no reviste problema como veremos más adelante. Casos (Gen 24, 16); (Ex 2, 8); (Salm 68, 25)

En el AT se usa una palabra exclusiva para "virgen" y es bethulah (בְּתוּלִם)y la podemos ver en:
הָעִיר
וְהִנֵּה־הוּא שָׂם עֲלִילֹת דְּבָרִים לֵאמֹר לֹא־מָצָאתִי לְבִתְּךָ בְּתוּלִים וְאֵלֶּה בְּתוּלֵי בִתִּי וּפָרְשׂוּ הַשִּׂמְלָה לִפְנֵי זִקְנֵ
y ahora la acusa falsamente, declarando que no encontró en ella las señales de la virginidad. Aquí están las pruebas de que mi hija era realmente virgen". Y en seguida extenderán la sábana nupcial ante los ancianos de la ciudad(Deu 22, 17). 


¿Por qué Isaías no usó "betulah" sino "almah"
Nosotros podríamos creer Isaías debió usar "betulah" porque sabemos que María siempre fue virgen, pero debemos recordar que la profecía:
a) se lanza en un momento histórico puntual
b) tiene aplicación para el momento actual y para el futuro (sentido alegórico en este caso referido a Cristo)

Leyendo el contexto del capítulo entendemos que Acaz, rey de Judá tenía miedo de una posible invasión de Resim y Pecaj, y que por eso se le manda a que pida una señal a Dios de su respaldo. Aun cuando no la pide, Dios la da y anuncia que una doncella dará a luz un hijo, y que antes que ese niño crezca esos dos reinos serán derrotados:
 Porque antes de que el niño sepa desechar lo malo y elegir lo bueno, quedará abandonada la tierra de esos dos reyes, ante los cuales estás aterrorizado(v 16)
¿Esos dos reinos cuales son? Damasco e Samaria(Efraim):
Porque la cabeza de Arám es Damasco, y la cabeza de Damasco, Resín; a la cabeza de Efraím es Samaría, y la cabeza de Samaría, el hijo de Remalías.(v 8-9)

¿Cuando se cumplió esa profecía referida a Acaz?
Esta profecía fue cumplida, veamos:
Después del año 1200 A.C. el reino de Damasco se convirtió en un poderoso estado que desafió durante mucho tiempo al Reino Asirio. Pero finalmente, en el año 732 A.C, fue conquistado por Tiglath Pileser II bajo las ordenes del rey de Judea, Achaz http://www.homsonline.com/ES/Ciudades/Damasco.htm

Y referente a Pecaj, sabemos por la Biblia:
Oseas, hijo de Elá, urdió una conspiración contra Pécaj, hijo de Remalías, lo hirió de muerte y reinó en lugar de él, el vigésimo año de Jotám, hijo de Ozías.(2 Re 15, 30)

Así que, si se cumplió la profecía, quiere decir que hubo un nacimiento en esa época como señal para Acaz. Luego cabría preguntarnos, si Isaías hubiera usado "betulah" y no "almah" hubiera sucedido que tendríamos en la Historia de la Salvación, dos nacimientos virginales, lo cual no es posible, ya que el Único nacimiento virginal es el de Cristo.
Entonces, vemos que efectivamente, la profecía se cumplió en el tiempo de Acaz, pero en el plan de Dios, también tendría cumplimiento en Cristo. Al respecto, sobre los sentidos de interpretar los pasajes, el Catecismo nos enseña algo muy útil para entender este tema http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p1s1c2a3_sp.html:

El sentido de la Escritura

115 Según una antigua tradición, se pueden distinguir dos sentidos de la Escritura: el sentido literal y el sentido espiritual; este último se subdivide en sentido alegórico, moral y anagógico. La concordancia profunda de los cuatro sentidos asegura toda su riqueza a la lectura viva de la Escritura en la Iglesia.

116 El sentido literal. Es el sentido significado por las palabras de la Escritura y descubierto por la exégesis que sigue las reglas de la justa interpretación. Omnes sensus (sc. sacrae Scripturae) fundentur super unum litteralem sensum (Santo Tomás de Aquino., S.Th., 1, q.1, a. 10, ad 1). Todos los sentidos de la Sagrada Escritura se fundan sobre el sentido literal.

117 El sentido espiritual. Gracias a la unidad del designio de Dios, no solamente el texto de la Escritura, sino también las realidades y los acontecimientos de que habla pueden ser signos.

  1. El sentido alegórico. Podemos adquirir una comprensión más profunda de los acontecimientos reconociendo su significación en Cristo; así, el paso del mar Rojo es un signo de la victoria de Cristo y por ello del Bautismo (cf. 1 Cor 10, 2).

  2. El sentido moral. Los acontecimientos narrados en la Escritura pueden conducirnos a un obrar justo. Fueron escritos «para nuestra instrucción» (1 Cor 10, 11; cf. Hb 3-4,11).

  3. El sentido anagógico. Podemos ver realidades y acontecimientos en su significación eterna, que nos conduce (en griego: «anagoge») hacia nuestra Patria. Así, la Iglesia en la tierra es signo de la Jerusalén celeste (cf. Ap 21,1- 22,5).

Para complemento de esta parte de la explicación, vamos a citar a San Cirilo de Jerusalén, quien al respecto en una de sus catequesis explica y argumenta sobre el uso de la palabra "doncella" http://www.elarcadenoe.org/patristica/cirilo/cirilo_14.htm:
Después preguntamos de quién vendrá y cómo vendrá. Esto nos lo enseña Isaías: «He aquí que una virgen(42) está encinta y va a dar a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel» (Is 7, 14). Los judíos, que desde antiguo suelen rechazar la verdad, argumentan contra esto y dicen que no está escrito virgen, sino muchacha. Pero, aunque yo conceda esto, encuentro que la verdad se encuentra preguntándose: si una virgen es violada y grita pidiendo auxilio, ¿lo hace después o antes de ser violada? Por consiguiente, si en algún lugar dice la Escritura: «La joven prometida acaso gritó sin que hubiera nadie que la socorriera» (Dt 22, 27), ¿acaso no se dice esto de una muchacha que es virgen?(43). Y para que conozcas con más claridad que las vírgenes en la Sagrada Escritura también son llamadas «muchachas», escucha el libro de los Reyes acerca de Abisag, la sunamita, que dice: «La joven era extraordinariamente bella» (I Re 1, 4). Y se sabe que ésta es la virgen que fue elegido y llevada hasta David (1, 3).


¿Qué versión cita Mateo?
Hay que tener en cuenta que la versión del AT usada en la época de Jesús fue la Septuaginta. ¿Cómo tradujo Is 7, 14? 
La palabra "almah" fue traducida por "partenos" que significa "virgen".

Traducción griega del pasaje de Is 7, 14 en la Septuaginta:
"dia touto dwsei kuriov autov umin shmeion idou h parqenov en gastri ecei kai tecetai uion kai kaleseiv to onoma autou Emmanouhl"

Partenos puede traducirse como:
a virgin
a marriageable maiden
a woman who has never had sexual intercourse with a man
one's marriageable daughter

Por eso, Mateo al escribir Mt 1, 23, cita Is 7, 14 de la Versión de los LXX:
ἰδοὺ ἡ παρθένος ἐν γαστρὶ ἔξει καὶ τέξεται υἱὸν, καὶ καλέσουσιν τὸ ὅνομα αὐτοῦ Ἐμμανουηλ, ὅ ἐστιν μεθερμηνευόμενον μεθ’ ἡμῶν ὁ θεός.

¿Por qué la Septuaginta tradujo almah por partenos?
Esta pregunta es la que encierra el dilema del asunto, pues ya vimos que Isaías no usó mal la palabra "almah" para referirse al cumplimiento de la profecía en época de Acaz. Es interesante saber que la Septuaginta, es una versión del Antiguo Testamento terminada alrededor del año 200 A.C, por lo que el acontecimiento narrado por Isaías, ya había sido cumplido en el siglo VIII, y no da a lugar a pensar en acomodaciones a favor de la doctrina cristiana. Al respecto, San Ireneo de Lyon escribe :
Dios, pues, se ha hecho hombre, el Señor nos ha salvado (Is 63,9) y nos ha dado él mismo el signo de la Virgen.Luego no es verdadera la interpretación de algunos que se atreven a traducir así la Escritura: «He aquí que una joven concebirá en su seno y dará a luz un hijo» (Is 7,14)279, según han traducido Teodosio de Efeso y Aquila del Ponto, ambos prosélitos judíos; a éstos siguen los ebionitas, quienes afirman que fue engendrado de José, disolviendo la Economía en cuanto está de su parte y frustrando el testimonio que Dios nos ofreció por los profetas.
Esta profecía tuvo lugar antes de la transmigración a Babilonia, es decir, antes de que los medos y persas gobernaran. Y los mismos judíos lo tradujeron al griego mucho tiempo antes de la venida de nuestro Señor, a fin de que los judíos no hagan recaer sobre nosotros alguna sospecha de que así lo hemos traducido para acomodarlo a nuestro modo de pensar. Ellos, si hubieran imaginado que también nosotros habríamos hecho uso de esos textos de la Escritura, no habrían dudado de quemarlos, pues revelan que todas las demás naciones participan de la vida, y muestran cómo la gracia de Dios ha desheredado a los que se glorían de ser la casa de Jacob [947] y el pueblo de Israel.
(Libro III, 21.1 AH)

Aun podemos decir más si analizamos como se escribió Gen 24, 16 y cómo fue traducida a griego. En el texto hebreo de Gen 24, 16 se usa tanto la palabra "almah" como "betulah":
La joven(almah) era muy hermosa, virgen(betulah), ningún hombre la había conocido; bajó ella a la fuente, llenó su cántaro y subió
Pero la Septuaginta tradujo así:

Partenos, en ambos casos, para "betulah" y "almah". Quisiera pues, que los detractores expliquen esto, ya que sólo cuestionan Is 7, 14 pero no hacen referencia a este pasaje.
Ireneo nuevamente, refiriéndose a la Septuaginta expresa:
Fue, pues, muy grande la fidelidad con la cual la gracia de Dios hizo que fuesen traducidas las Escrituras, a partir de las cuales Dios preparó y modeló de antemano nuestra fe en su Hijo, y fueron conservadas incorruptas en Egipto(Libro III, 21.3 AH)

Espero haber aclarado el tema




Comments