Controvertidos‎ > ‎

Horóscopos, amuletos, mala vibra y otras hierbas.

 


Supersticiones

Definición tomada de la Real Academia Española

Superstición.

(Del lat. superstitĭo, -ōnis).

1. f. Creencia extraña a la fe religiosa y contraria a la razón.

2. f. Fe desmedida o valoración excesiva respecto de algo. Superstición de la ciencia.

 

Galatas 4,8.Pero en otro tiempo, cuando no conocíais a Dios, servíais a los que en realidad no son dioses. 9. Mas, ahora que habéis conocido a Dios, o mejor, que él os ha conocido, ¿cómo retornáis a esos elementos sin fuerza ni valor, a los cuales queréis volver a servir de nuevo? 10. Andáis observando los días, los meses, las estaciones, los años. 11. Me hacéis temer no haya sido en vano todo mi afán por vosotros.

Por Raúl Alonso

En este artículo quiero seguir la línea que mostré en el artículo sobre la Nueva Era, y la razón es que veo con mucha tristeza que algunos católicos creen (por ignorancia propia o por soberbia) que se pude se católico y ser supersticioso.

En esto de las supersticiones las encontramos TODO el tiempo, desde que encendemos nuestro televisor para escuchar el programa de noticias de la mañana y que invariablemente tienen una sección “para ver que nos deparan los astros”, y arranca el tipo o tipa disfrazados y muy serios que leen para cada signo zodiacal que es lo que en ese día les sucederá!

También escuchamos como hay mucha gente que acude a la adivinación de su destino en

la lectura de cartas del tarot, manos, café y hasta humo del cigarro.

Y bueno, cuantas veces vemos en las casas o negocios  una herradura de caballo, patas de conejo, una planta de sábila con un moño rojo, etc. etc.

 

Algunos hasta dirán:

Oye Raúl Pero que delicado! Si eso es muy común! Es lo de moda! Es tan solo un divertimiento!

Bueno, veamos el catecismo

2115 Dios puede revelar el porvenir a sus profetas o a otros santos. Sin embargo, la actitud cristiana justa consiste en entregarse con confianza en las manos de la providencia en lo que se refiere al futuro y en abandonar toda curiosidad malsana al respecto. Sin embargo, la imprevisión puede constituir una falta de responsabilidad.

2116 Todas las formas de adivinación deben rechazarse: el recurso a Satán o a los demonios, la evocación de los muertos, y otras prácticas que equivocadamente se supone “desvelan” el porvenir (cf Dt 18, 10; Jr 29, 8). La consulta de horóscopos, la astrología, la quiromancia, la interpretación de presagios y de suertes, los fenómenos de visión, el recurso a “mediums” encierran una voluntad de poder sobre el tiempo, la historia y, finalmente, los hombres, a la vez que un deseo de granjearse la protección de poderes ocultos. Están en contradicción con el honor y el respeto, mezclados de temor amoroso, que debemos solamente a Dios.

Aun cuando algunos católicos todavía hacen uso de los ejemplos de supersticiones arriba mencionados, considero es igualmente peligroso (si no es que mas) los católicos que usan nuestra Fe de manera supersticiosa. ¿Conocen a alguien así? Antes de ahondar en este último punto, vayamos por partes:

El catecismo nos dice en el numeral 2110 y 2111

2110 El primer mandamiento prohíbe honrar a dioses distintos del Único Señor que se ha revelado a su pueblo. Proscribe la superstición y la irreligión. La superstición representa en cierta manera una perversión, por exceso, de la religión. La irreligión es un vicio opuesto por defecto a la virtud de la religión.

La superstición

2111 La superstición es la desviación del sentimiento religioso y de las prácticas que impone. Puede afectar también al culto que damos al verdadero Dios, por ejemplo, cuando se atribuye una importancia, de algún modo, mágica a ciertas prácticas, por otra parte, legítimas o necesarias. Atribuir su eficacia a la sola materialidad de las oraciones o de los signos sacramentales, prescindiendo de las disposiciones interiores que exigen, es caer en la superstición (cf Mt 23, 16-22).

Bien, entonces analizando el texto subrayado del numeral 2110 nos dice que también podemos caer en un exceso de la religión al modificarla a nuestro antojo y no según nos la impone la Santa Iglesia.

¿A qué se refiere?

¿A que no debo de entregarme al 100% a Dios? No, no es así. Se refiere como bien se dice a una perversión  lo cual nos dice claramente que se trata de una deformación de algo bueno a algo malo.

Cuando tú católico propagas una de esas cadenas por email que dice:

“Hoy debes de dejar que  Jesús en tu casa

Solo manda este email a 15 de tus contactos dentro de los próximos 15 minutos

Y en 24 horas tendrás una excelente noticia de una bendición para ti y tu familia

Pero no cortes esta cadena, ya que Juanita Pérez del Salvador lo hizo y murió trágicamente.

Deja entrar a Jesús en tu casa

Ten fe y obtendrás una bendición grandiosa.”

Estas siendo supersticioso, y por tanto pecando.

¿Por qué una “bendición” puede ser algo malo?

Pues porque tu fe la pones en el hecho de mandar ese correo, a un numero de gentes y porque crees que algo malo pasara si no lo haces, violando el libre albedrio que nos dio Dios.

Un TIPICO abuso es con el pobre de San Judas Tadeo a veces sabemos de personas que mandan cadenas con San Judas Tadeo, asegurando que les cumplirá CUALQUIER petición que le hagan, o incluso en los templos donde se encuentra su imagen, en PLENA celebración EUCARISTICA vemos a personas hincadas orando una novena, cuando su atención debiera estar puesta sin pérdida de atención a Jesús Eucaristía.

Otro abuso es con los SACRAMENTALES, como por ejemplo el agua bendita, que a veces se usa como un amuleto, “para darle suerte a un negocio” “para quitarse las malas vibras” etc.

Primero una definición de lo que es un SACRAMENTAL

Los sacramentales son "signos sagrados con los que, imitando de alguna manera a los sacramentos, se expresan efectos, sobre todo espirituales, obtenidos por la intercesión de la Iglesia. Por ellos, los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida" -Catecismo #1667; Cf. Ley Canónica (Canon 1166).

Los sacramentales santifican una gran variedad de momentos en la vida de las familias, personas y comunidades. Se pueden celebrar cada vez que hay necesidad de la oración de la Iglesia y la bendición de Dios. 

Entre los sacramentales hay una gran variedad de oraciones. Los sacramentales aparecen en el catecismo bajo "Otras Celebraciones Litúrgicas": incluyen funerales, exorcismos, bendiciones de personas, consagración y bendición de objetos.  También la religiosidad popular: "veneración de reliquias, visita a santuarios, peregrinaciones, procesiones, el vía crucis, las danzas religiosas, el rosario, las medallas, etc." (Catecismo 1674) Otros sacramentales son la señal de la cruz, el escapulario y las velas.

Leer el catecismo numerales #1671 al 1674

Por ejemplo el agua bendita nos recuerda el sacramento del BAUTISMO, por ser agua, agua y Espíritu de donde nacimos a la Vida cristiana, donde nacimos de lo alto.

¿Cómo evitar ser supersticioso con algún sacramental?

La clave es entender que es la DISPOSICION INTERIOR

Disposición interior

La disposición interior es darle a Dios nuestro corazón, nuestras intenciones, y relegarnos a sus brazos, es un estado donde humildemente nos damos a Él. Nosotros debemos de iniciar con la disposición interior y después con los signos externos.  Un ejemplo de disposición interior es cuando vamos a confesar un pecado, el sacerdote no puede ver nuestro corazón, y si no estamos realmente arrepentidos y con la intención de no volver a pecar, el nos podrá dar la absolución, pero Dios no podrá perdonarnos. Un ejemplo más de Juan Pablo II:

El orante se acerca al Señor ofreciéndole el sacrificio más precioso y aceptable: el «corazón contrito» y el «espíritu humilde » (v. 39; Cf. Salmo 50, 19). Es precisamente el centro de la existencia, el yo renovado por la prueba es ofrecido a Dios para que lo acoja como signo de conversión y de consagración al bien.

Con esta disposición interior, desaparece el miedo, se supera la confusión y la vergüenza (Cf. Daniel 3, 40), y el espíritu se abre a la confianza en un futuro mejor, cuando se cumplirán las promesas hechas a los padres.

 “Pero si es solo magia blanca, o solo quiero salvar a mi hermanito que tiene cáncer”

2117 Todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo —aunque sea para procurar la salud—, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios. Llevar amuletos es también reprensible. El espiritismo implica con frecuencia prácticas adivinatorias o mágicas. Por eso la Iglesia advierte a los fieles que se guarden de él. El recurso a las medicinas llamadas tradicionales no legítima ni la invocación de las potencias malignas, ni la explotación de la credulidad del prójimo.

No hay “magia blanca” solo magia, lo siento Harry Potter.  Y como ahí dice aun cuando solo se PRETENDA (o sea que no se logre) eso constituye un pecado.

No pongas tu confianza en nadie más que en Dios, aun cuando existan algunos embusteros y que se aprovechen de la ignorancia de la gente y ofrezcan servicio de adivinación y realmente no acudan a potestades malignas, tan solo por el hecho de intentar se está pecado contra el primer mandamiento. Por toda tu confianza en El.

Gálatas 5, 19.Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, 20.idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones,

Bendiciones en Cristo y María Santísima Theotokos

Fuentes:

Corazones.org

Catecismo de la Santa Iglesia Catolica

 

 

 

 

 

 

 

Comments