Cuarto Misterio Glorioso




"Todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mí maravilla el Poderoso" 
( Lc 2, 48-49)


Meditación de Santa Faustina:

Durante la meditación la presencia de Dios me inundóy conocí la alegría de la Santísima Virgen en el momento de su Asunción. La Madre me instruyó sobre la voluntad de Dios y cómo aplicar en la vida. Me dijo: la verdadera grandeza del alma consiste en amar a Dios, olvidarse por completo de sí mismo y tenerse por nada, porque el Señor es grande, pero se complace sólo en los humildes, mientras rechaza a los orgullosos. ( D. 1244-1711)
Comments