Tiempo Litúrgico

Propietarios del sitio

  • Anwar Tapias

Curso Bíblico introductorio

MODULO I: INTRODUCCIÓN A LA BIBLIA

TEMA 1. INTRODUCCIÓN A LA BIBLIA


La Biblia más que un libro es un conjunto de libros que se desarrolló durante varios siglos y corresponde a la historia de un pueblo oriental. Muchos otros pueblos de la antigüedad como mesopotámicos, egipcios, babilonios, tienen su propia literatura y forma de narrar su historia; la diferencia consiste en que la Biblia narra la historia de la salvación de la humanidad a través del pueblo escogido por el verdadero y único Dios: el pueblo judío

Es muy importante considerar que para estudiar la Biblia es importante entonces, estudiar la historia del pueblo judío y de los pueblos que se mencionan en la Biblia para poder tener un mejor contexto de lo escrito.

La palabra “Biblia” que significa “los libros” puede tener referencia a la ciudad fenicia Biblos en donde se comercializaba el papiro. También puede mencionarse que a las Escrituras se les llama Ta agia en el 2° libro de Macabeos[1] (8, 23). Por usarse la lengua griega en la Iglesia primitiva, la expresión Ta Biblia se convirtió en una denominación generalizad entre los cristianos[2].


CONTENIDO DE LA BIBLIA

En la Biblia se desarrolla la Historia de la Salvación de Dios al hombre. En toda ella hay una línea conectora que une todo: Jesucristo. Es el personaje principal de la Biblia y el cual trae la Revelación definitiva de Dios.

La Biblia está dividida en dos partes: Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. Esta división ocurre por la venida al mundo de Jesucristo, por lo cual el AT es la preparación y el NT es el cumplimiento de su venida.

Podemos aproximar el tiempo narrado en la Biblia a unos 2000 años[3] . Todo desarrollado dentro del pueblo judío[4] que es el pueblo escogido por Dios para revelar su plan de amor al hombre.

Toda la Revelación de Dios quedó contenida en la Escritura en 73 libros divididos así:


LIBROS

ANTIGUO TESTAMENTO

NUEVO TESTAMENTO

PENTATEUCO

5

 

LIBROS HISTORICOS

16

5

LIBROS PROFETICOS

18

 

LIBROS SAPIENCIALES

7

 

CARTAS

 

21

APOCALIPSIS

 

1


El Antiguo Testamento quedó con 46 libros y el Nuevo Testamento quedó con 27, para un total de 73 libros. Estos libros fueron definidos por la Iglesia Católica, debido a la autoridad recibida de Cristo en diferentes Concilios y Sínodos tales como:

Concilio de Laodicea. Año 363 D.C

Sínodo de Roma. Año 383 D.C

Concilio de Hipona. Año 393 D.C

Concilio de Cartago. Año 397 D.C

Definiéndolos dogmáticamente en el Concilio de Trento en 1547.

Pero no todos los creyentes reconocen la misma cantidad de libros. Por ejemplo:

Los Samaritanos sólo reconocen 5 libros

Los judíos sólo reconocen 39 libros

Los protestantes sólo reconocen 66 libros[5]

Mientras existen grupos como los Mormones que utilizan otros libros importantes para ellos como el Libro del Mormón.

Cabe decir que en estos 73 libros hay una diversidad de materiales literarios. Es como si recogiéramos la historia de Colombia en un solo libro; habrían diferentes autores, diferentes estilos, diferentes fechas pero una misma historia.

 

INSPIRACIÓN EN LA BIBLIA

La Biblia es el libro sagrado de los Cristianos porque es verdadera Palabra de Dios. “Toda Escritura es Inspirada por Dios” (2 Tim 3, 16). Es Dios mismo el autor principal que nos transmite su Revelación de amor; pero no podemos pensar que la Biblia la escribiera Dios mismo, ni que como sucedió con el Corán, que fue dictado a Mahoma por Alá.

En la Biblia se recopilan los escritos de distintos hombres en distintas épocas teniendo en cuenta:

Sus capacidades naturales

Sus capacidades literarias

Sus capacidades espirituales

Época de redacción del texto


Pero ¿Estos hombres sabían que eran inspirados por Dios?

No. Estos hombres escribieron narrando los acontecimientos que vivieron según el lenguaje de su época y anunciando acontecimientos que eran trascendentales, pero en este acto, Dios mismo los impulsaba a consignar una verdad divina. “El les revela o sugiere librándoles de error, moviendo por la inspiración  su voluntad, pero respetando su cultura, ambiente, temperamento, estado psicológico en que se encuentran”[6]. Miremos por ejemplo a Lucas cuando empieza a escribir su evangelio (Lc 1, 1-2) o al autor del segundo libro de Macabeos (2 Mac 15, 38). Notemos que ellos no se sienten que estén inspirados para escribir lo que escriben.

De todos modos encontramos en la Biblia libros con un contenido más profundo que otros, sin embargo todos son inspirados. Esto quiere decir que la inspiración no es uniforme en todos los autores.

También podemos encontrar libros no inspirados como las cartas de Ignacio de Antioquia en el año 105 D.C mucho más edificantes que por ejemplo la carta de Filemón o la de Judas, aun siendo inspiradas; y esto no les resta su papel dentro del plan de la Revelación.

La Iglesia establece que es el Espíritu Santo quien infunde la inspiración en los autores sagrados. Teniendo en cuenta que en el proceso de formación de un libro participan varias personas: el autor primario, el transcriptor y hasta el redactor final, en todas estas partes participa el Espíritu Santo iluminando.


TEMA II

AUTORES EN LA BIBLIA

Los autores en la Biblia son muy diversos así como diversas son las fechas de redacción de estos libros.

Antiguo Testamento

En el Antiguo Testamento no es tan fácil descifrar los autores por la antigüedad de los relatos. Sin embargo se tienen ideas generalizadas.

El Pentateuco o Toráh que es la columna vertebral del Antiguo Testamento tiene 5 libros: Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio. Durante muchos siglos se pensó que el autor de estos libros era Moisés. Sin embargo la ciencia siempre estuvo cuestionando aparentes contradicciones en la Biblia o diferencias de estilo de redacción por lo que empezaron a cuestionar incluso la inspiración misma en la Biblia. En el siglo XIX, con el avance de estudios y hallazgos arqueológicos, se logró desarrollar una teoría que trataba de encontrar la respuesta a estos interrogantes sin tener que negar la inspiración de la Escritura.

Ya en 1753 el médico francés J. Astruc había formulado una teoría de 2 fuentes en el Pentateuco. Posteriormente en el siglo XIX, Julio Wellhaussen expuso la teoría Documentaría en la cual hablaba de cuatro fuentes en la redacción final del Pentateuco hecha en el siglo V A.C y en la que se contenía muy poco de Moisés.

La Comisión Bíblica se mostró un poco escéptica en 1906 con esta teoría pero “reconociendo la sustancial autenticidad e integridad mosaica, afirmaba la posibilidad de aditamentos posteriores, introducidos por un autor inspirado y, por supuesto, el posible uso de materiales diversos”[7]

Hoy en día la teoría Documentaria es la mas utilizada en la Iglesia Católica, mientras en las iglesias protestantes tradicionales siguen considerando a Moisés como único redactor de todo el Pentateuco.


Cuatro Tradiciones:

Yahvista. Se llama así porque llaman a Dios con el nombre de Yahvé. Se puede ubicar su composición hacia el siglo X A.C, justo durante el reinado de Salomón. Su objetivo es mostrar a la monarquía davídica como parte del Plan de Dios. Se dirigía al pueblo del sur. A esta tradición se le atribuye el relato de (Gen 2, 4-25), (Gen 4, 25-26), (Gen 11,1-9)

Elohista. Se llama así porque llama a Dios con el nombre de Elohim. Se puede ubicar su composición en el siglo VIII A.C, justo antes de la caida del Israel por los asirios. Su objetivo es mostrar que la verdadera alianza no es con la casa de David sino la alianza en el Sinaí. Se dirigía al Reino del Norte. A esta tradición se le atribuye el relato de (Ex 24,3.6-8), (Deu 27, 1-26), (Gen 1,1-2.4a)

Deuteronomista. Nos habla de una nueva alianza, de un cambio interior. Esta tradición se desarrolla entre los siglos VIII – VII – VI. Busca reinterpretar tanto la alianza davídica como la mosaica y abrir una nueva esperanza mas hacia lo social. A esta tradición corresponden los libros de Josué, Jueces, Samuel y Reyes.

Sacerdotal. Recibe ese nombre por ser desarrollada por los sacerdotes después del destierro. Su idea era volver a reorganizar al pueblo en torno a los elementos religiosos:

*El Templo

*La Ley

*Los sacrificios


Con esto buscaban reflexionar sobre el verdadero culto a Dios. A esta tradición pertenecen las genealogías y el libro del Levítico.

Los libros históricos. Ya mencionamos que los libros históricos corresponden a la Tradición Deuteronomista.

Los libros proféticos. Los libros proféticos tienen una particularidad ya que sus autores son los mismos profetas. Sea entendiendo que ellos mismos escribieron (Proto Isaías) o bien sea que sus palabras fueron puesta por escrito por alguien posterior (Jeremías y Ezequiel).

Los otros libros. Encontramos otros libros en los cuales el nombre de libro corresponde no al autor sino al protagonista del libro. Ej: Tobías, Esther, Ruth, Job, Judith.

También encontramos libros como Proverbios que se atribuye al rey Salomón (Prov 1,1) o Eclesiástico, que en su prólogo menciona al autor: Jesús Ben Sirac.


Nuevo Testamento.

En el Nuevo Testamento sí es fácil identificar a cada autor de los libros debido a la importancia y relevancia que tenía el autor para considerar su inspiración.

Evangelios. Así se sabe que cada Evangelio corresponde a un autor específico y su correlación con los hechos narrados. Mateo y Juan fueron apóstoles de Jesús; y Lucas y Marcos fueron discípulos de Pablo y Pedro respectivamente. El primer Evangelio escrito fue Marcos hacia el año 60-65 D.C; El de Mateo hacia el 70-80 D.C; el de Lucas hacia el 80 D.C y el de Juan hacia el 90 D.C

Libro Histórico. Los Hechos de los Apóstoles son obra de Lucas (Hch 1,1)

Las cartas. En esta sección hay varios autores que podemos clasificar así:

Paulinas: Son las cartas escritas por Pablo. Hay cuatro bloques principales:

Grandes Cartas: Rom, Cor, Gal.

Cartas de la Cautividad: Flp, Col, Ef, Flm

Cartas Pastorales: Tim, Tit

Escatológicas: Tes.


Otros apóstoles. Encontramos a Pedro, Santiago, Judas, Juan. De Pedro, la segunda carta corresponde a un discípulo suyo; y las cartas de Juan corresponden a una escuela joánica.

Apocalipsis. Este libro según su capítulo primero fue escrito por el apóstol Juan mientras estaba desterrado en Patmos. Hacia el año 90-100 D.C


GENEROS LITERARIOS

Estudiar las formas literarias en que escribieron los autores sagrados nos ayudará a entender mejor lo que nos quisieron transmitir. La Iglesia ha recalcado mucho esto en diferentes ocasiones. El Papa Pío XII en su encíclica Divino Afflante en 1943 nos escribe:

“Así pues, para satisfacer debidamente a las exigencias actuales de los estudios bíblicos, el exegeta católico ha de usar también prudentemente de este recurso para exponer la Sagrada Escritura y mostrar y comprobar su absoluta inerrancia: investigue hasta qué punto la forma o el género literario empleado por el autor sagrado pueda conducir a una verdadera y genuina interpretación”[8]

Existen muchos géneros o formas literarias que podemos encontrar en la Biblia pero vamos a mencionar las más importantes:

Historia. La historia para los judíos no es como para nosotros hoy día, en donde es más importante la precisión de hechos, cantidades y fechas. Para los escritores sagrados es más importante la relevancia de los hechos, el por qué sucedieron y su proyección para el futuro. Es como aprender de lo que les sucede.

Podemos distinguir varias historias escritas: la patriarcal, que relata la vida de los patriarcas; la deuteronomista, que relata el asentamiento en Canaan hasta el destierro de ambos pueblos; la historia cronística, que relata después del destierro.

También podemos encontrar novelas históricas: relatos que utilizan elementos históricos verdaderos pero con personajes didácticos: Judith, Tobías

Ley. La ley como género literario tiene sus raíces mucho mas allá de Israel teniendo sus primeros esbozos en códigos anteriores como los textos de Nuzi, el Codigo de Hammurabi, Textos de Ugarit, Textos de Mari[9].

Principalmente la ley en la Biblia son colecciones de normas de una comunidad enfocada al culto a Dios. Se pueden distinguir varios bloques: Los diez mandamientos (Ex 20, 2-17); El decálogo cúltico (Ex 34,14-26); el código deuteronómico (Dt 12-26). La ley como género literario se presenta en dos formas:

* Apodíctico. Hace referencia al mandato como tal. (Ex 20)

* Casuístico. Se presenta en forma de caso con las palabras: si .... entonces ... Ej.: (Ex 21, 18), (Ex 21,2), (Ex 22)


Profecía. El género profético es muy peculiar en el Antiguo Testamento. Podemos distinguir dos tipos de profetismo: el oral y, el oral y escrito. En el oral simple distinguimos Abraham, Moisés, Samuel, Elías y Eliseo. En el escrito están los que pertenecen a los libros proféticos: Isaías, Ezequiel, Zacarias, Ageo, entre otros. Estos libros recogen las palabras de los profetas, las cuales las manda a decir el mismo Dios. Ellos son entonces los transmisores de las palabras de Yahvé. Son muy comunes las expresiones: Oráculo de Yahvé, Esto dice el Señor.

Lírica. Este genero lírico corresponde al estilo poético oriental antiguo. En este género encontramos tres libros específicos: Los Salmos, El Cantar de los cantares y Lamentaciones. En estos libros encontramos: acciones de gracias (Sal 138), himnos de Bendición (Sal 81), Lamentaciones (Lam 3), Elogio al amor (Cant 2)

Sapiencial. Este genero ya es propio de libros como Proverbios, Sirácides, Sabiduría. Se encarga de máximas o reflexiones que llevan al ser humano a mejorar su condición humana en diferentes aspectos de la vida. “Versa sobre las realidades diversas de la vida, comportamientos humanos, actitudes, situaciones, relaciones”[10].

Proverbios nos trae sentencias; Eclesiastés reflexiona sobre diversos valores, entre otros.

Apocalíptico. Este lenguaje está expresado en simbolismos y siempre tiende a mostrar el inminente fin de las cosas. Este tipo de literatura aparece condensada en el Antiguo Testamento en Daniel y algunos pasajes como (Is 24-27), (Ez 38-39), (Zac 9-14). En el Nuevo Testamento tiene su mayor expresión en el Apocalipsis y en pasajes como (Mt 24).

Existen otros géneros como parábolas (Mc 4,34), Epistolar (Usado en las cartas, tiende a la exhortación), el mito ( como en los relatos del Génesis)

 

TEMA III

LENGUAS EN LA BIBLIA

Otro aspecto importante en los conceptos introductorios de la Biblia se refiere a las lenguas en que fueron escritos los libros de la Escritura. Debido a que cada lengua es el reflejo de una vivencia de la historia de Israel es importante conocer el desarrollo que tuvo la escritura en todo el Oriente Medio antiguo.

Los primeros registros que se tienen de escritura en el Oriente Medio corresponden a los pueblos que habitaron la Mesopotamia. Llamaremos a estos pueblos los semitas orientales. En este orden encontramos a los sumerios(pueblo semita que habitó la región septentrional de Mesopotamia). Este pueblo que tuvo su auge entre el 2800 y 2360 A.C dejó registros escritos en lo que se conoce como escritura cuneiforme. Tiene el nombre de cuneiforme, porque viene del latín”cuneus”=cuña, ya que los caracteres son semejantes a cuñas, y se quedaban impresos en las tablitas de arcilla, a través de un estilete  u otro instrumento punzante[11].

Los acadios fueron otro pueblo que habitó en la parte media de Mesopotamia; estos abrazaron la cultura sumeria y también utilizaron la escritura cuneiforme, hacia el 2250 A.C.

Consideraremos los semitas occidentales a los pueblos que habitaron al oeste del río Eufrates. Los hallazgos más antiguos de las lenguas semitas occidentales las hallamos en la ciudad de Ebla, pero los textos más antiguos de la lengua pre-hebrea se han encontrado en la ciudad cananea de Ugarit[12]. En Ugarit utilizaron un sistema cuneiforme alfabético que fueron una preparación para el sistema alfabético fenicio.

Los fenicios fueron los gestores del alfabeto por lo que de ellos tomaron el hebreo y el arameo su estructura.

El hebreo se empieza a gestar en la época patriarcal hacia el siglo XX A.C pero se pone por escrito cuando sale de Egipto y entra a Canaan hacia el 1250 A.C.

Así que casi todo el Antiguo Testamento se escribe en lengua hebrea.

La lengua hebrea tiene una característica: “las raíces verbales son muy importantes. Por eso, las consonantes son las principales, las vocales sólo expresan variación en torno al mismo significado fundamental.” En hebreo, las mismas consonantes nos ayudan a formar palabras con significados que tienen una base común.[13]

La lengua aramea es otra lengua utilizada en la Biblia. La lengua aramea también procede como el hebreo del alfabeto fenicio. A partir del siglo VII a.de.C , el arameo es utilizado en todo el imperio Asirio[14]. razón por la cual se constituyó en la lengua oficial del Imperio. Cuando Babilonia se expande por todo el Oriente Medio abraza esta lengua logrando ser la lengua dominante en todas sus colonias. Como es sabido, el pueblo judío fue deportado a Babilonia en el año 587 a.de.C. Debido a esto, los judíos empezaron a utilizar el arameo como lengua popular. “Pero después de que los judíos volvieran del exilio en Babilonia comenzaron a usar la escritura cuadrada de la lengua aramea, que era la lengua oficial del Imperio Persa”[15]

“Los libros mas antiguos se escribieron en hebreo con caracteres fenicios; mas tarde se empezó a utilizar la escritura cuadrada, propia de los arameos. En estos caracteres se encuentra escrita la Biblia Hebrea.”[16]. En el Nuevo Testamento hay expresiones que quedaron en arameo como: effetá, lama sabactani, talita kum.

Con la llegada del imperio helenístico en mando de Alejandro Magno en el año 332 a.de.C, la expansión griega se hace por toda Asia. Con esto el griego empieza a incursionar como lengua popular. Así encontramos que en la época de Jesús se habla arameo, se escribe en escritura cuadrada y se utiliza el griego como lengua oficial del Imperio. De todos modos se logra escribir algo del Antiguo Testamento en griego: el libro de sabiduría y el 2° libro de Macabeos.

En lo que se refiere al Nuevo Testamento tenemos el registro en griego de todos los libros pero se sabe que el Evangelio de Mateo fue escrito originalmente en arameo.

Encontramos un choque de dos culturas; por un lado el griego representa una cultura muy analítica, que se maravilla ante el cosmos y el espacio, buscando aquí el sentido del hombre. El hebreo en cambio, representa una cultura que se detiene observando el tiempo y la manera como Dios ha ido actuando y como su voluntad enmarca el destino del hombre.


MANUSCRITOS Y VERSIONES

La Escritura ha sido punto de referencia espiritual para el pueblo judío en Palestina, Grecia, Egipto; y Roma, Antioquia, entre otros. Cada pueblo ha querido tener la Palabra de Dios en su propio idioma.

En la época del Rey Ptolomeo se decidió traducir al griego los libros del Antiguo Testamento. Esta versión tradujo los 39 libros del canon palestinense y agregó los 7 deuterocanónicos. Se llamó la Septuaginta, porque se supone que fueron 72 sabios quienes la tradujeron. Esta versión fue la utilizada en la época de Jesús. El Nuevo Testamento cita 300 referencias del A.T tomadas de la Septuaginta.


Sabiendo de la clase anterior la fecha de redacción de libros del Nuevo Testamento podemos darnos cuenta que el tiempo de escribir a mano una copa de los Evangelios a partir del original tomaría mucho tiempo.


La fecha que se tiene del registro griego más antiguo del Nuevo Testamento data del año 130 conocido como texto de Rylands, el cual es un fragmento del cap 18 del Evangelio de Juan.


Los manuscritos más antiguos que contienen todo el Nuevo Testamento y el Antiguo Testamento son tres generalmente conocidos:


Códice[17] Sinaítico: Este códice contiene todo el canon. Fue descubierto en el convento de Santa Catalina en 1844.Data del siglo IV.


Códice Vaticano: Este códice fue descubierto en las colinas vaticanas en Roma.


Códice Alejandrino: Se dice que perteneció a la Biblioteca de Alejandría. Se encuentra actualmente en el Museo Británico.


Con la llegada del Imperio romano en el año 63 a.de.C. se fue poco a poco haciendo necesaria tener la palabra de Dios en latín, que era la lengua oficial del imperio.


El Papa Dámaso encargó a San Jerónimo a traducir las Escrituras al latín. Jerónimo inicialmente consideraba que se debían traducir los libros escritos en hebreo, razón por la cual rechazaba traducir los deuterocanónicos, aun cuando los utilizara en sus predicaciones al mismo nivel que los protocanónicos.


San Jerónimo al final tradujo los 73 libros en una versión llamada “Vulgata” que fue fijada como la versión oficial de la Iglesia Católica para traducir la Biblia a los demás idiomas.


TEMA IV.

ARQUEOLOGÍA BIBLICA: CIENCIA E HISTORIA


Muchos hoy día tratan de que la Biblia les revele cosas para lo cual no se escribió, como por ejemplo: la creación del mundo. Y es posible hoy día que muchos cristianos se sientan en una encrucijada por confundir el concepto de inerrancia bíblica, que no tiene error, con el hecho de interpretar el texto literalmente.

Por un lado, la ciencia nos ha mostrado con verdad que el Universo tiene una edad de quince mil millones de años. Ningún científico hoy día arroja una edad distinta. La ciencia nos ha mostrado la aparición del hombre muy reciente en comparación a los primeros microorganismos que surgieron en el agua. Esto choca de entrada con el relato del Génesis que muestra una creación en siete días, y a Dios formando a Adán de la tierra. ¿Quién dice la verdad?

La solución al problema está en lo que buscan resolver los dos planteamientos. Mientras la ciencia sí busca explicar el cómo se hizo el mundo, el Génesis no. Más bien busca replantearle a Israel sobre su realidad y el origen de sus problemas; mostrando que provienen de la mano de Dios, para lo cual utiliza mitos e historias muy comunes en su época.

Así que, tenemos que entender que la Biblia es VERDAD, en cuanto a que allí está escrita la Revelación de Dios, aun cuando utilice figuras literarias para expresar la verdad. Lo importante no es la forma sino el fondo, la verdad del mensaje y no el ropaje literario.

Conciliando estas ideas podemos empezar a mostrar como la arqueología y la ciencia nos confirman que lo que la Biblia narra en ciertos pasajes si encaja en el texto que narra.

Excavaciones en diferentes regiones mencionadas en la Biblia nos abren nueva luz sobre la forma de vida, costumbres, sitios, nombres, de culturas más antiguas que la israelita[18].

Tenemos varios casos:

Código de Ur-nammu: 2050 A.C

Código de Lipit-Ishtar: 1925 A.C

Código de la ciudad de Eshnunna: S. XIX A.C

Código de Hammurabi: 1700 A.C

Leyes asirias antiguas en un texto del S.XII

También tablillas con contratos, actos jurídicos sumerios, babilónicos, asirios. SXIX – XVI

Textos de Nuzi: S.XV A.C.

Textos de Mari: S.XVIII. A.C.

Textos de Alalaj: S. XVII – XV

Textos egipcios: S.XX – XVIII. A.C.

Textos de Capadocia. S. XIX. A.C


Si tenemos en cuenta los nombres de ciertos personajes y ciudades bíblicos, ya existían mucho antes del relato bíblico. Por ejemplo:

Abram: Es contracción de Abiram que aparece en textos de Mari, Ras Shamra, y en cuneiforme aparece ABRM.

Ya’qob: Se encuentra en acádico Yahqubel y Yaqubel.

Jaran: Se encuentra en textos de Mari.

Najor: En forma Na-ha-ru es mencionado en textos sumerios de Ur.

Pitom y Ramses: Estas ciudades egipcias fueron descubiertas en el delta del Nilo, y son narradas en (Ex 1,8-11)


Costumbres de esa época:

Abraham y Sara dicen ser hermanos (Gen 12,10-13)

En Nuzi, una hermana adoptiva tenía estatus equivalente  de esposa. Una mujer dada en matrimonio a su hermano natural o adoptivo, se convertía legalmente en hermana.

Eliécer como hijo adoptivo de Abraham (Gen 15, 1-3)

En Nuzi, la adopción confería derecho a la herencia.

La infertilidad permitía entregar a la esclava. (Gen 30, 3-8); (Gen 48,5)

Sara por ser estéril entrega a Agar para que le dé un hijo a Abraham. Raquel por ser estéril entrega a Bilá para que le dé un hijo a Jacob. El Código de Hammurabi prevé que una esposa estéril dé a su sierva a su esposo para tener hijos.

Los dioses (gen 31, 19)

Raquel robó los dioses de su padre Labán

Según las leyes de Nuzi, los dioses lares debían pasar al heredero principal y su posesión era el título de la herencia.


LA TIERRA DE CANAAN

Para poder estudiar con mayor facilidad el relato bíblico es pieza importante conocer la región geográfica en donde se desarrollan estos acontecimientos.

Podemos estudiar esta región por partes:

Desde Abrahán hasta Josué. Esta región siempre estuvo habitada por cananitas. Sabiendo que Canaan es un descendiente de Cam(quien es el hijo maldecido por Noe) se representarán sus hijos como los habitantes de esta tierra: Sidón, Jebuseo, heteo, gergueseo, araceo, jeveo (Gen 10, 15-18). Esta región que es descrita como la que mana leche miel tiene una flora muy diversa. Tiene zonas muy ricas para cultivo, otras muy desérticas, montes, ríos, etc.

Cuando Josué entra en la tierra ya hay ciudades establecidas allí como por ejemplo: Jericó, Hay, Jerusalén, Hebrón, Jasor, Laquish. Estos pueblos pelearán contra Josué y todos serán vencidos. Cada tribu tomará una porción de tierra específica, la cual deberán ir conquistando gradualmente[19]

Al este del Jordán quedarán tres tribus: Manases Oriental, Gad y Rubén. Al Oeste quedarán las otras nueve tribus y la parte occidental de Manases.

Desde Josué hasta Roboam. Con la muerte de Josué surgen los Jueces que deberán afianzar la conquista sobre todo Canaan. Y su lucha será entonces contra los filisteos, a los cuales derrota David. David tiene como capital del Imperio a Hebrón, donde reina por siete años. Conquista Jerusalén convirtiéndola en su capital. Por la desobediencia de Salomón, Yahvé divide el reino en dos partes: diez tribus conformaron el Reino del Norte(Israel) teniendo como líder a Jeroboam; y dos tribus: Judá y Benjamín, formaron el Reino del Sur.


Desde Roboam hasta la conquista de Roma.

La capital del Reino del Norte es Samaría y la capital del Reino del Sur es Judá. El culto lo concentra Judá en Jerusalén. Se desarrolla la enemistad entre estos dos pueblos.

Con la conquista de Roma, dividen el Reino según los gobernadores. Ya  Israel se divide en tres regiones: Galilea, Samaría, Judea. Aun cuando con la muerte de Herodes el Grande, sus hijos se dividen el reino tres partes: Arquéalo, Antipas, Filipo(hijos de Herodes).

En la época de Jesús.

Son muchos los sitios que recorrió Jesús por todo Israel, incluso en regiones como Tiro y Sidón. Vamos a dividirlos por regiones: Galilea, Samaría, Judea, Fenicia.

TABLA DE SITIOS Y CORRESPONDENCIA POR TESTAMENTO

LUGAR

REGION

EPOCA

CITA

Jerusalén

Judea

A y N T

Mt 20, 17

Betania

Judea

N T

Jn 12, 1

Belén

Judea

A y N T

Mt 2, 1

Emaus

Judea

N T

Lc 24, 13

Hebrón

Judea

A y N T

2 Sam 5, 3

Laquish

Judea

A T

Jos 10, 3

Masada

Judea

A T

Lugar Templo

Bersabé

Judea

A T

Gen 22, 19

Monte Olivos

Judea

N T

Mc 14, 32

Jamnia

Judea

N T

Concilio judío

Jericó

Samaría y después Judea

AT y N T

Jos 7, 1

Betel

Samaría

A y N T

Gen 28, 19

Hay

Samaría

A T

Jos 8, 1

Silo

Samaría

A T

Jos 18, 1

Siquem

Samaría

A T

Gen 12, 6

Monte Moriá

Samaría

A y N T

Jn 4, 5.

Bet Aravá

Samaría

N T

Mc 1, 10

Monte Tentación

Samaría

N T

Lc 4, 2

Monte Tabor

Galilea

N T

Mt 17, 1

Jasor

Galilea

A T

Jos 11, 1

Nazareth

Galilea

N T

Lc 1, 26

Mar de Galilea

Galilea

N T

Lc 5, 2

Corazím

Galilea

N T

Mt 11, 21

Betsaida

Galilea

N T

Jn 1, 44

Caná

Galilea

N T

Jn 2, 1

Gerasa

Galilea

N T

Mc 5, 1

Cafarnaun

Galilea

N T

Mt 8, 5

Tiro y Sidón

Fenicia 

A y N T

Is 23, 1

Asur

Asiria

A T

Is 10, 5

Nínive

Babilonia

A T

Jon 1, 2

Egipto

Egipto

A T

Ex 1, 5

 

Existen otros lugares como: Cesarea de Filipo (Mt 16, 1); Jope (Hch 10, 8). Y muchos lugares visitados por Pablo como Antioquía, Efeso, Roma, Tesalónica, los cuales serán explicados en el módulo de Nuevo Testamento.

 

TEMA V. LA REVELACIÓN PROGRESIVA


Dios es eterno e inmutable, ajeno al tiempo y al espacio humano. Sin embargo Él mismo ha decidido irnos revelando poco a poco todo sobre su persona y su plan de salvación para el hombre.


Es cierto que el ser humano desde sus comienzos ha estado en busca de Dios, pero esa búsqueda los ha llevado a una visión imperfecta de Dios. Las culturas antiguas atribuían lo desconocido a la luna o el sol; pero era una actitud que estaba reconociendo algo superior a ellos.


Dios había creado todo el Universo y al ser humano, y era posible por medio de esto reconocer la existencia de Dios (Rom 1, 20-23)[20]


Las culturas antiguas: egipcia, cananea, siria, babilonia eran politeístas; muchos dioses conformaban sus templos sagrados. Israel en cambio fue monoteísta y cada vez fue perfeccionando su conocimiento de Dios.


La Revelación de Dios en si mismo


Dios inicia su revelación valiéndose de “vías”. “Estas vías para acercarse a Dios tienen como punto de partida la creación: el mundo material y la persona humana”.(CIC 31). La misma Biblia nos lo muestra en (Rom 1, 18-20). Esto se confirma por la misma búsqueda  del hombre como ser espiritual tratando de responder a las cosas que no entienden.


Dios empieza a mostrarse cuando llama a Abrahan para que lo siga:


Abraham: Dios lo llama, tal vez valiéndose de los mismos dioses que seguía Abram. Pudo el Señor valerse de esa creencia para empezar un proceso de llamado personal y de transformación en la concepción religiosa del patriarca. Se muestran tres conceptos muy comunes en las retribuciones divinas al accionar del hombre: bendición, protección y promesa. En este punto vemos a Yahvé actuando como los orientales veían las acciones de los otros dioses. Incluso el pasaje del sacrificio de Isaac muestra como los hombres ofrecían a sus hijos, pero Yahvé muestra su poder para no necesitar de una vida humana para bendecir al hombre.


            Gen 12, 3: bendición

            Gen 15, 18: promesa

            Gen 14, 20: protección


Moisés: En Moisés empieza Yahvé a revelar a un Dios de pacto, pero a la vez un Dios que empieza a exigir fidelidad a su pueblo. El Señor entrega una ley para cumplimiento como muestra fidedigna del merecimiento de las bendiciones de Dios:


            “Si escuchan mi voz y observan mi pacto serán para mí, entre todos los   pueblos la porción escogida. Y serán para mí un reino sacerdotal y una nación santa” (Ex 19, 5-6)


Con Moisés, Yahvé empieza a revelar que El es el único Dios[21],       enfrentando el concepto de otros pueblos de tener varios dioses.


Con los profetas se empieza a mostrar cualidades únicas de Dios.


Isaías: Dios es santo: (Is 6, 3)

Oseas: Dios es esposo fiel (Os 2, 19)

Amos: Dios es justo (Am 5, 24)

Jeremías: Dios es interior (Jer 24, 6)


En Jesús viene la perfección de Dios.


Jesucristo como hijo de Dios viene a culminar y perfeccionar la imagen de Dios. No se puede pensar que venga a contradecir a los profetas. Muchos han querido anteponer la justicia con la misericordia; sin embargo en el Antiguo Testamento encontramos las muestras de misericordia de Dios


Gen 18, 20-33. Abrahan intercede por Sodoma y el Señor le muestra que con unos pocos que se conviertan El tendrá misericordia de todo el pueblo. Igual revela Jesús cuando reconoce la conversión final del corazón en los publicanos y prostitutas frente a la actitud de las autoridades[22]


Ez 18, 21-31. Ezequiel proclama el anuncio del Señor invitando a la conversión del pecador. Es la misma actitud de Jesús cuando dice:  “Hay gozo entre los ángeles de Dios por un solo pecador que cambie de corazón y de vida”[23].


Zac 7, 9-10. En Zacarias, Yahvé revela lo que quiere del hombre: sinceridad, bondad y compasión. Es el hombre quien se desvía. Jesús revela lo mismo del hombre en la comparación del buen samaritano[24] en donde lo que prima es la compasión o misericordia.


Os  6, 6. En este texto, el Señor nos enseña lo anhela que tengamos: misericordia y no sacrificios. Jesús reafirmará lo mismo[25]


Podemos observar que el designio del Padre está muy bien expresado en la Antigua Alianza. Su amor infinito ya estaba latente, aun cuando fue el hombre quien llenó a Dios de ritos y lo empezó a alejar. Jesús viene a mostrarnos que Dios es nuestro “papito querido”. Un Dios personal, intimo, que nos habla al corazón; un Dios que está totalmente reflejado en Cristo Jesús.


La Revelación de su plan de Salvación.


De igual modo, el Señor ha ido poco a poco revelando su plan de salvación. Este plan ha sido trazado desde su eternidad.


“En Cristo Dios nos eligió antes de que creara al mundo para estar en su presencia santos y sin mancha” (Ef 1, 4)


“Ahora nos ha dado a conocer, mediante dones de sabiduría e inteligencia, este proyecto misterioso suyo” Ef 1, 8)


Vemos que el plan de Dios está trazado desde antes de habernos creado. Pero ¿qué iba salvar Dios? Al hombre


El hombre cayó en desobediencia y por tal motivo el pecado entró en la humanidad. Dios sentenció al hombre y a la mujer, y maldijo a la serpiente. Al mismo tiempo anunció su plan[26]


Este anunció de Dios que aplicaba a todo el linaje humano tuvo un pueblo escogido para llevar la bendición a los demás (Deu 7, 6-8)


Este pueblo tuvo unos padres: Abrahán, Isaac y Jacob. Y la promesa de salvación vendría del descendiente de un patriarca:


“El cetro no será arrebatado de Judá ni el bastón de mando de entre sus piernas hasta que venga aquel  a quien le pertenece y a quien obedece los pueblos”[27]


 Esa promesa de salvación se fue enriqueciendo y ya Israel la tomaba para sí.


Textos alusivos a la revelación del plan de Dios


Is 66, 18-24. Anuncia como los paganos entrarán en el Reino. Prefigurando (Gal 3, 26-29)

Is 11, 1: Anuncia el nacimiento del Mesías

Jer 23, 5: Anuncia como descendiente de David al Mesías

 

Ya el Evangelio viene a completar o perfeccionar las prefiguraciones del Antiguo Testamento.


Jesús anuncia: “El Reino de Dios está ahora cerca”(Mt 10, 7)


Se anuncia como la Puerta, el Camino, Luz, todo esto confirma la forma en que Dios nos salva a través de Cristo.

 

Finalmente Jesús deja su Iglesia con una misión: (Mt 28, 1-20) y con una promesa Mt 16, 18)¸y una presencia divina para velar por el cumplimiento del plan (Jn 15, 26); (Lc 24, 49); el anuncio de su regreso (Mt 25, 31-33)¸y la vida eterna para todos (Jn 10, 28)

 


TEMA VI. LA INTERPRETACIÓN BIBLICA

 

“Sépanlo bien: nadie puede interpretar a su gusto una profecía de la Escritura, ya que ninguna profecía proviene de una decisión humana, sino que los hombres de Dios hablaron movidos por el Espíritu Santo” (2 Pe 1, 20)


Si hay un tema de cuidado cuando nos adentramos en el estudio de la Palabra de Dios es el de la interpretación. No es lo mismo interpretar un artículo de la Constitución Política o interpretar una opinión personal de alguien; que interpretar LA PALABRA DE DIOS. Se requiere de mucho cuidado porque no podemos hacer decir al Señor cosas que El no ha expresado.


El mismo hecho que la Escritura se fuera formando en forma progresiva, durante diversas épocas y por diferentes autores nos tiene que llevar a una visión crítica a la hora de interpretar lo que allí está consignado.


Jesucristo nunca mando a escribir nada. Todo el Evangelio que tenían los Apóstoles en su corazón fue escuchado de viva voz del Maestro. Ellos mismos eran el Evangelio hecho carne, por decirlo figuradamente: ellos eran el Nuevo Testamento.


Con el tiempo, cuando se empezaron a escribir los libros del Nuevo Testamento, los mismos Apóstoles sí sabían como interpretar lo que estaba escrito, ya que ellos mismos tenían el mensaje en su corazón. Por este motivo, la interpretación de la Palabra no podía quedar exclusivamente en los Apóstoles; si morían moría la vivencia del Evangelio. Ellos transmitieron las enseñanzas a sus sucesores: los obispos. Así que la manera de interpretar las Escrituras quedaría en mano de estos varones de Dios.


Hoy en día la Iglesia no interpreta la Escritura a la luz de ella misma pues la misma Biblia nunca ha expresado su autosuficiencia[28]


El mismo caminar de la Iglesia ha mostrado las pautas que se deben seguir para poder interpretar las Escrituras. Son herramientas que tenemos hoy en día para el correcto entendimiento de la Biblia


EXEGESIS

Se basa en entender lo que el autor quiso decir realmente en su momento. Para poder penetrar en este sentido los exegetas deben valerse de:


Fecha de narración del pasaje: Indica la cronología que narra el texto. Por ej:


El nacimiento de Cristo ocurre durante el reinado de Augusto

Isaías profetiza el nacimiento de Cristo durante el reinado de Ajaz en Judá


Fecha de redacción del pasaje: Corresponde a la época en que se escribió el texto. Por ej:

La creación del mundo en seis días corresponde al siglo V a.c

El Apocalipsis durante las primeras persecuciones romanas.


Historia del autor: Corresponde a quien escribió el libro. Su lugar de nacimiento, su clase social, su visión. Por ej:

Mateo le escribe a los judíos para mostrar a Jesús como Mesías

El autor de la carta a los hebreos debía ser un sacerdote de Leví

Isaías era de clase adinerada


Formas literarias de la época: Es entender las formas típicas de narración de la época de redacción. Por ej:

El relato del Diluvio es tomado de los poemas babilónicos y sumerios de un diluvio anterior.


Lengua de escritura: Conviene estudiar el idioma original del texto, ya que hay palabras que en español pierden parte del sentido original. Por ej: En la anunciación el ángel le dice a María: llena de gracia. Esta palabra en su original encierra un sentido mucho mas profundo que simple gracia.

Con la Exégesis no corremos el riesgo de hacer decir al texto lo que no quiso decir.



HERMENEUTICA


Otra herramienta que poseemos es la Hermenéutica. Es su oficio:

Establecer el sentido de la Sagrada Escritura en toda la Biblia

Hallar en cada pasaje de la Biblia el sentido exacto del mismo

Proponer el sentido de la Biblia en forma adecuada a la verdad.

En la hermenéutica debemos tener a Cristo como mensaje central de la Biblia. Desde el génesis al Apocalipsis, Jesús y el plan de salvación es la línea que atraviesa cada libro de la Biblia.



SENTIDOS EN LA BIBLIA


Siempre se han distinguido en la Biblia dos sentidos a la hora de interpretar un texto: el literal y el espiritual


El sentido literal enmarca lo que realmente significa el texto a la luz del contexto que lo rodea. Es el sentido sobre el cual se basan los demás.


El sentido espiritual se refiere a los textos como signos del plan de Dios. Hay tres sentidos:


Alegórico. Nos hace ver los acontecimientos por su significación en Cristo.

Moral. Los hechos narrados nos conducen a un buen actuar

Anagógico. Podemos ver las realidades hacia nuestro fin y de nuestra patria celestial.


De todos modos, es la Iglesia la única fuente autorizada para interpretar las Escrituras. Y en la Iglesia es el Magisterio de la Iglesia el encargado de salvaguardar el mensaje contenido en la Escritura. Este Magisterio está fundado en la Escritura en diferentes pasajes:


1 Tim 3, 15

1 Tim 6, 14

2 Tim 1, 14

2 Tim 2, 2

 

TEMA VII. CONCILIO VATICANO: DEI VERBUM

 

Este tema es concerniente a la posición actual de la Iglesia frente a la Revelación Divina. Nos ilustra de manera magistral como los Padres Conciliares exhortan al pueblo de Dios a recibir gustoso la Palabra de Dios, y como la vida de cada cristiano debe tener fundamento en la Escritura, ya que como dijo San Jerónimo: “Desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo”

 

Nota: Es necesario tener el material de la Constitución dogmática para poder estudiar el tema



TEMA VIII. DISPOSICIONES ANTE LA BIBLIA (Extraído del libro LEECIONES BÍBLICAS)

 

La Biblia no es un libro que sólo interese a los cristianos. De por sí ha sido objeto de estudio de científicos, historiadores, ateos y curiosos. Es el libro más antiguo del mundo y el libro que ha sido traducido al mayor número de lenguas en el mundo.


Podemos acercarnos de un modo humano o de un modo espiritual:

 

  • Atitudes humanas
  • · Por su valor cultural. Sabemos que la Biblia encierra la cultura de muchos pueblos antiguos. Podemos conocer el modo de vida del pueblo judío, sus costumbres, sus leyes1 sus ritos. Por ejemplo: celebraban tres tipos de fiestas (Num 28 -29)
  • Por su valor científico. Muchos se acercan a la Biblia para responderse interrogantes de valor científico, sucesos que en la Biblia se muestran como poder de Dios en momentos difíciles de ocurrir. Por ej: La apertura del Mar Rojo, la aparición del maná en el desierto.
  • Por su valor histórico. La Biblia no aislada del mundo antiguo. Por eso es es un libro que desarrolle una historia una fuente importante para conocer la historia de pueblos antiguos como el judío. Acontecimientos sobre Egipto, Babilonia, Grecia o Asiría son narrados en la Biblia. Por ej: (Mac 1; Jer 46, Dan 7)
  •   Por su valor literario. Esto ya se estudió en el tema de los géneros literarios. La Escritura es una mezcla de los diferentes estilos literarios de la época. Por ej: El Canto de Moisés o la Toma de Jericó son relatos épicos con muchos elementos ficticios pero eran los usados en esa época.
  • Por curiosidad o con mala intención. Muchos se acercan para buscar Alguna contradicción y justificar su falta de fe. Esto sólo los hacen los que ignoran el sentido de la Escritura
  •   Actitud espiritual. Esta es la verdadera actitud de un cristiano. Nos acercamos a la Biblia por el mensaje espiritual que encierra, por el ser mismo Dios hablándonos. Debemos ver la Biblia como un libro de salvación

 

AL ACERCARNOS A LA PALABRA

Cuando tengamos enfrente la Santa Biblia debemos tener el mismo respeto que tendríamos ante el Sagrario Esta no es la presencia real de Cristo, pero es su misma PALABRA, hablándonos al corazón de un modo permanente.

Esta Palabra del Señor es una semilla esparcida en la tierra fértil de nuestra vida.

No es un libro como los de auto superación que te sirven para superar complejos o fortalecer virtudes, no es un libro de sabiduría china con simples máximas; es el libro en el que está escrito el mensaje de SALVACIÓN, y esto lo hace único.

 

Podemos distinguir:

Un mensaje personal. Es Dios mismo hablándole a mi vida es un mensaje a mí como creación directa de El; todo su amor vertido en mí para darme a conocer su plan conmigo. (Is 49,Ib -3). La vida del ser humano ha sido estudiada por la filosofía, la antropología pero sólo en Cristo encuentra su verdadera plenitud. Como dice Juan en una de sus cartas: "Este es el testimonio: que Dios nos ha dado la vida eterna, y dicha vida está en su Hijo.  El que tiene al Hijo, tiene la vida, el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vide" (1 Jn 5,11-12)

Un mensaje comunitario. Teniendo en cuenta el mensaje personal que Dios le da a cada uno, también hay un mensaje comunitario. Es el plan de Dios para la humanidad1 Este plan fue prefigurado con el pueblo de Israel y cumplido con la Iglesia como el verdadero pueblo de Dios.(Is 66, 18-24), (1 Pe 3-6). Dios nos ha hecho partícipes de su plan divino al revelarnos la forma en que procederá en nuestra vida y eternidad a través de Cristo:

"Ustedes están en Cristo Jesús, y todos son hijas de Dios gracias a la fe Todos se han revestido de Cristo, pues todos fueron entregados a Cristo por el Bautismo. Ya no hay diferencia entre judío y griego, entre esclavo y hombre libre; no se hace diferencia entre hombre o mujer, pues todos son uno solo en Cristo Jesús" (Gal 3, 26-28)

 

Cuando nos dispongamos a leer la Palabra debemos:

1. Orar antes de leer. La oración debe ir acompañada de la lectura. Lo que buscamos es una comunión con Dios. No la leemos con las actitudes humanas, sino esperando que el

Señor nos hable al corazón. Y el personaje central debe ser el Espíritu Santo pues fue el quien la inspiró y por tanto nos dará las luces para entender lo que Dios dice a mi interior.

Muchos dicen no entender cuando leen un pasaje, pero lo que sucede en estos casos es que por no orar y no pedir la unción del Espíritu Santo se hacen ciegos y sordos a lo que Dios quiere decir.

2. Meditar el texto. Es necesario leer varías veces un pasaje y aplicar las reglas de la exégesis y la hermenéutica para poder interpretarlo correctamente Analizar cada personaje, lugar o fecha mencionada en el texto

3. Reflexionar en mi vida a la luz del texto. Qué relación encuentro entre lo que narra el texto y mi vida propia. Qué problema vivo actualmente que encaje con el texto, o que respuesta estoy esperando de Dios que pueda tener cabida en este mensaje.

4. Llevar la reflexión a la realidad. Esto es lo más importante. Además de meditarla y reflexionaría debemos ponerla en práctica. Vivirla e imitar a Cristo a la luz de su Palabra.

 

¿EN QUE ORDEN DEBEMOS LEER LA BIBLIA?

No existe un orden estricto e universal para leer la Escritura pero si hay modelos que se han expuesto con el fin de tener una mejor comprensión de todo el mensaje.

1. EVANGELIOS. Por ser Cristo el centro de la Biblia debemos empezar por los Evangelios para conocer de su vida, de su mensaje y de su misión. De todos ellos se debe empezar por el de Marcos, dejando de último al de Juan

2.  HECHOS DE LOS APÓSTOLES. Luego se procede con los Hechos ya que narra la vida de la Iglesia primitiva en el siglo 1. A partir del capítulo 13 que empieza el ministerio de Pablo  se deben leer las CARTAS PAULINAS. Alternando las grandes cartas con las de la cautividad. Dejar de último las pastorales y escatológicas.

3.  CARTAS APOSTÓLICAS. Luego procedemos con las cartas atribuidas los apóstoles. Son universales, hablando de temas diversos que atañe a todos los cristianos. Leer también la carta a los Hebreos.

4. APOCALIPSIS. Este libro se lee de último pero con una base de historia, para comprender la situación que vivía el imperio Romano en el siglo I. De igual modo se debe tener una base sobre el lenguaje apocalíptico.

5.  GENESIS 12 en adelante,  EXODO,  LEVÍTICO,  NUMEROS Y DEUTERONOMIO. Estudiar el Pentateuco a partir de Abraham hasta el momento en que Josué los va a introducir en la tierra prometida.

6.  JOSUE, JUECES, SAMUEL. REYES. Estos libros nos muestran la historia de Israel y Judá desde la entrada a Canaan hasta después de Salomón y la caída de Samaria por Asiria.

7.  2 REYES, CRÓNICAS, ISAIAS, OSEAS, AMOS, MIQUEAS. A partir de 2 Reyes aparece Isaías, por tal motivo se debe alternar con Oseas y Amos, ya que son los profetas del siglo VIII a.C

8. DEUTERO ISAÍAS, JEREMÍAS, TRITO ISAÍAS, NAHUM, HABACUQ, SOFONIAS.  Estos libros narran los acontecimientos del siglo VII y todas las advertencias de Dios a su pueblo

9. EZEQUIEL, DANIEL, AGEO, ZACARÍAS, MALAQUÍAS  ESDRAS, NEHEMÍAS BARUC, LAMENTACIONES. Estos libros narran la vida después del destierro y la reconstrucción del culto.

10.   GENESIS 1-11. Visión del hombre a la luz del destierro.

11.  JONAS, JOB, JUDITH, RUTH, TOBIAS, DANIEL. Estas historias son de edificación.

13.   MACABEOS. La historia de la rebelión final contra los invasores griegos.

14. PROVERBIOS, SALMOS, SABIDURÍA, SIRACIDES, ECLESIASTÉS, CANTAR DE LOS CANTARES.

 

Lo más importante mientras leemos estos libros es la vivencia espiritual que vayamos teniendo.

De este modo concluimos el Modulo Introductorio de nuestro curso Bíblico. Esperamos que haya sido muy productivo para ti.



Comments