De bautista a católico


Por: Omar Torres

Escribo este testimonio con la unica intención, de ayudar y animar a otros en su caminar con Cristo.

Mi nombre es Omar De Jesus Torres de 31 años de edad, Mexicano por nacimiento, y llevo 22 años en Estados Unidos.
Recuerdo que cuando yo tenia 13 años de edad, mi madre empezó a frecuentar una pequeña iglesia bautista, debido a problemas matrimoniales con mi padre. Despuús de un año mi madre se bautizó y se convirtió en miembra fiel de aquella congregación.

Yo empecé a asistir ya a los 14 años. Me gustaban los cantitos, las alabanzas, la predicación y la forma de ser de los hermanos en aquella denominación.
A los 15 años yo "Acepto a Cristo en mi corazón" como "único y suficiente Señor y Salvador", como se me habia enseñado. Era un joven con muchos sueños e ilusiones. Me enamoré del Señor y su Palabra. Pasaba noches enteras devorando las Escrituras.

En la escuela, compartía con los demás, lo que estaba aprendiendo. Cuando tenía 16 años, el Seminario Teológico Bautista del Sur en México hizo una extension acá en Georgia, Estados Unidos y mi pastor me invitó a asistir, ofreciéndone a llevarme y pagar todos los gastos. Asistíamos cada fin de semana, nueve meses, y asistí tres años. Aprendí mucho. Me sentía preparado teológicamente para ayudar mas mi denominación, y "traer mas personas a los pies de Jesucristo".

Ya tenía 19 años y debido a mi preparación teológica y fidelidad, el pastor me nombra maestro de la Escuela Dominical, además de permitirme predicar los miércoles por la noche cada semana.
Cuando tenia 21 años, conocí una chica que me gustó, me encantó. Nos conocimos, nos enamoramos y nos hicimos novios. El único problema, es que ella, era católica. Pensé no tener ningún problema en convertirla a mi denominación. La atacaba con la Biblia, y aunque ella no sabía casi nada de Biblia, tenía una fe firme y un amor por Maria Santísima y una profunda devoción a la Sagrada Eucaristía.

Recuerdo una ocasión, ella me invitó a Misa, no se por qué acepté y fui. El celebrante de la Misa era un sacerdote anciano Irlandes. Celebraba la Eucaristía con tanto amor y devoción, quedé verdaderamente impresionado por tanta reverencia. Al final, el sacerdote me regaló un libro de Scott Hahn, un ex ministro Presbisteriano, convertido al Catolicismo. Lo llevé a casa y lo devoré. Quedé confundido.

Empecé a ver la división en el Protestantismo. Yo pertenecí a los Bautistas del Sur, y solo en Estados Unidos hay mas de 8 tipos de bautistas diferentes, ademas de los pentecostales, Iglesias de Dios, iglesia del Nazareno, etc. Empecé a estudiar la fe Católica con una mente abierta y un corazón sediento de la verdad. Descubrí que Jesucristo habia fundado una Iglesia y una nada más, la Iglesia Católica. Y que a esa Iglesia el Señor la dotó con todos los medios de gracia para nuestra salvación y santificación. Me enamoré de la Sma. Virgen María, y de Jesús Eucaristía. Descubré que el único interprete legítimo y confiable es el Magisterio de la Iglesia Católica, la cual también recopiló, organizó y nos entregó la Biblia en su totalidad.
Descubri la Sucesión Apostólica, la riqueza de esa Iglesia única e universal en su fe, culto y doctrina.

No me quedó otra opción mas que entrar en plena comunión con la Santa Iglesia Católica. Perdí amigos de muchos años, aunque el Señor me ha regalado más. Mi familia no entendía ni apoyaba mi decisión pero me respetaba. Empecé un grupo de Biblia en mi parroquia, y en la actualidad preparo a los lectores y ministros de Eucaristia, ademas de dar clases de Bautismo y predicar en los grupos de oración carismáticos cuando se me invita.

Al final, mi relacion con aquella muchacha terminé. Aunque siempre estaré agradecido con el Cielo por todo lo que pasó. Es mi sincero deseo, que este testimonio pueda ayudar a alguien a entender que la iglesia de Cristo es Una, Santa, Catolica y Apostolica.

Su hermano en Cristo Jesus, Omar.

Comments