De pentecostal a católico



Quiero primeramente darle las gracias a Dios, nuestro Señor,  por su infinito amor y misericordia y pedirle que a partir de este momento estas líneas que escribiré sean bajo su guía e inspiración para que este testimonio sea de gran utilidad para las personas que pasan por un proceso similar al que yo pasé y que por medio de él muchos puedan llegar al conocimiento pleno de la verdad, todo sea para su gloria y honra.

Mi nombre es Samuel David Bravo, un joven de 23 años que nació en una familia Cristiana Evangélica de Denominación Pentecostal, siendo criado en el ambiente del pentecostalismo crecí educado bajo principios éticos cristianos, solía estar mucho en la iglesia pues desde pequeño tenia el don de liderar y además tocar varios instrumentos, el Pastor de la iglesia era (aún lo es) mi hermano mayor por lo tanto no había actividad alguna en la que yo estuviera ausente, las escuelitas dominicales, los coritos, el Aleluya y el Gloria a Dios se hicieron parte de mi vida, de mi niñez. Así transcurrió mi infancia y llegué a la adolescencia estando siempre al frente del grupo de mi edad, ya a esa edad empezaron las primeras clases de discipulado y doctrina, temas fundamentales como el Bautismo, Santa Cena, el Rapto, la Salvación, Dones del Espíritu etc. fueron impartidos a mí desde ese momento, ya empezaban las mini-predicaciones, siendo uno de los mejores, claro, era el hermano del Pastor de la congregación. Llegando a la edad de 15 años estuve un tiempo apartado, quizá pasaba por una etapa fuerte en la temprana juventud y prefería estar con mis amigos jugando y siempre mis Padres orando por mí regreso. A la edad de 18 años volví a congregarme de nuevo y regresé con muchas fuerzas y con la firme intención de recuperar el tiempo perdido y comprometido con Dios a no volver a fallarle, seguía estando al frente de aquellos ya jóvenes con los que crecí, muchos de ellos familiares quienes me veían como el ejemplo a seguir, si me volvía a equivocar todos me señalarían, pues,  ¿No es él quien debe dar el ejemplo? ¿No es él el hermano del Pastor? Mi compromiso con Dios se hacia entonces más fuerte, entonces decidí prepararme pasando por escuelas de Lideres, escuelas de Doctrina hasta el punto de estudiar algunas materias de Teología en el instituto del concilio al que pertenece la denominación (Iglesias de Dios de Venezuela), así ya no me confundirían las demás “religiones” con sus herejías tomando en consideración que tenia dentro de mi familia (Tíos, primos, etc) practicantes de otras doctrinas, unos católicos que pensaba eran las más equivocados, otros Adventistas, otros Testigos de Jehová y hasta algunos pocos practicantes del Judaísmo Mesiánico.

Aprendí a estudiar mucho las escrituras, de hecho, me gustaba hacerlo, profundizar en lo que la Iglesia enseñaba ya me había convertido en Maestro de Escuela Dominical y de Doctrina para jóvenes y para Adultos, la mayoría de los Domingos era yo quien debía enseñar a pesar de mi juventud era un pilar fundamental para la congregación, hasta aquí todo estaba súper bien, el ambiente era maravilloso.

En una oportunidad compartía en conversaciones en Foros de Debates por la internet, puesto que me gustaba la enseñanza y defender lo que por mucho tiempo creí era lo correcto, defendía las doctrinas en las que había sido fundamentado, pasaba por foros Adventistas, foros Cristianos donde participaban todo tipo de personas que decían ser “Cristianos”  y creían como yo tener la verdad pero que si embargo todos teníamos diferencias doctrinales muchas de ellas, enseñanzas que tocaban puntos soteriológicos en los cuales estábamos en desacuerdo, que si estábamos predestinados, que si el Libre Albedrío, cuál era el día del Señor, que si el a-milenarismo, pre-milenarismo, post-milenarismo, que si la iglesia pasará o no por la  gran tribulación y un sinfín de temas en los que basándonos en la misma biblia no nos poníamos de acuerdo, cada uno decía tener la razón y yo empecé a preguntarme ¿Dónde está la unidad? ¿Por qué tantas diferencias?

Estando en algunos foros de la red social Facebook encontré un tema que me llamó mucho la atención, su título decía “Los Católicos también somos Cristianos”  entré en el tema y pensé  “estos católicos se creen cristianos y nada más lejos de la realidad, seguidores de hombres, idólatras, paganos” empecé a opinar en el tema cuando un Católico me respondió, recuerdo el punto que se estaba tratando en ese momento era el fundamento bíblico de la Sola Scriptura (Solo la Biblia) y el católico preguntaba muy frecuentemente ¿Cuál es el fundamento bíblico de la Sola Scriptura? Los protestantes en generan creen que lo único que contiene la Palabra de Dios es la Biblia, por ende, la biblia debía ser nuestra única regla de fe y conducta, pero ¿Dónde decía eso en la Biblia? Si todo está en la Biblia ese principio también debe estarlo. Pues queridos hermano y amigos, al investigar no pude encontrar en la Biblia el fundamento de la Sola Scriptura allí empezaron a retumbar en mis oídos las palabras de aquel Católico, “La sola Scriptura no es bíblica ni es Histórica” no pude probar con la Biblia ese fundamento y dije: “No puede ser, algo está fallando” lo cual me obligó a seguir estudiando no solo eso sino otros temas como, la formación del canon bíblico, en qué concilios se formó, cuál era la iglesia que decidió qué libros debía contener la biblia, etc.

Mayor sorpresa la mía cuando me doy cuenta que fue la iglesia Católica la que decidió qué libros debía contener la biblia, o sea, aquella Iglesia que en su momento consideré apóstata, idolatra, pagana fue la que me dio la biblia. Desde ese momento mi perspectiva cambió y me empecé a hacer mil preguntas, no quería aceptarlo, no podía fallarle a mi familia, mis padres, mi Pastor. Pero ya Dios había empezado en mí un obrar maravilloso, ya para mí la sola biblia no era suficiente, pero, ¿No era suficiente para qué? Para mantener la unidad querida por Cristo, me recordaba  la oración de Juan 17  “que todos sean UNO”  esa unidad querida por Cristo no se encontraba en el protestantismo. Fui sincero con el Señor y le pedí que me mostrara su verdadera Iglesia, seguí escudriñando y también debatiendo ahora desde foros católicos, ¿María madre de Dios? Fue uno de los temas que debatí en un famoso Foro Católico (Catholic.net) que influyó mucho en mi proceso ¿Cómo es que María es Madre de Dios?  Dios no puede tener madre!! decía yo en aquel foro. Luego, entendí que en virtud de Cristo y su encarnación aquella humilde mujer que Dios Padre predestinó para ser Madre de su Hijo se convirtió en Madre de Dios, la María Theotokos. Uno de los moderadores de ese foro me lo hizo entender con unas simples palabras; “María es madre en el tiempo de quien desde la eternidad es Dios”. Que si hay fundamento bíblico para eso, lo hay.

Así mismo no me quedaba más que aceptar dicha verdad. Es de hacer notar aquí que si no todos, la mayoría de los evangélicos están en contra de este dogma.

Otro tema que me ayudo mucho fue el de la Eucaristía, entendí que no era solo símbolo, sino real.

Si resumo todo hasta este momento ya había aceptado:

1)   La Sola Biblia no es suficiente para mantener la unidad doctrinal que quiso Cristo.

2)   La Biblia había sido producto de una Tradición Oral muy anterior a la Biblia y que era la manera de predicar el evangelio en los primeros siglos de la era Cristiana.

3)   La fuente de la revelación de la Palabra de Dios  no estaba solo en la Biblia sino en la Tradición Oral que complementa la Biblia o Tradición Escrita.

4)   La Iglesia que canonizo los libros que conforman lo que llamamos Biblia era la Iglesia Católica, además no eran 66 libros que contenía.

5)   María es madre de Dios.

6)   La Eucaristía.

 

¿Sera que después de todo ya era católico? ¿Qué pasaba con otros temas como el purgatorio, el primado de Pedro, la Infalibilidad Papal, los otros dogmas Marianos, la justificación etc.?

Pues como en los temas anteriores me dediqué a investigar per con una diferencia, ya contaba con personas que estaban dispuestas a ayudarme, amigos a los cuales agradezco su ayuda, unos de manera indirecta otro de manera más directa, pero cada uno con un granito de Arena ayudo en mi proceso.

¿Qué dice mi familia al respecto?

Siendo como lo dije anteriormente de Padres Pentecostales y un hermano Pastor muchas fueron las reacciones dentro de mi círculo familiar, en una ocasión un Domingo me decidí ir a misa, mi mamá me preguntó ¿a dónde vas?  A misa le dije, eso causo un disgusto en ella pero muy respetuosamente lo aceptó, luego una de mis tías se me acercó a darme un “consejo” me dijo “Escuché que fuiste a la Iglesia Católica, ten cuidado, Satanás puede hacerte caer, no te conviertas en un Apóstata”  Esa palabras llegaron a mí corazón y por un momento pensé en dejarlo todo hasta allí, luego se corrían los rumores de “Samuel se está volviendo católico, oremos por él, eso puede ser un espíritu de error” esas palabras también retumbaron en mi alma y yo decía, ¿será que hay algo malo en todo esto?  No puede ser, todo lo que yo he aprendido está muy bien sustentado en las escrituras y en la historia, esto no es mentira del Diablo, esto es verdad de Dios, un gran amigo me citó un pasaje de las Escrituras que me animó a  volver a seguir la carrera que había emprendido, luego de haber pensado dejar todo por miedo al qué dirán entre otras cosas leí el pasaje recomendado por mi hermano (San Juan 12:42-43) y pues, amo mucho al Señor y tomé la firme decisión de continuar, solo le pedía al Señor que fuera delante de mí guiándome en mi proceso, y no falló, Dios estuvo presente en cada momento, hasta hoy mi familia a tenido que aceptar mi decisión y respetarla, oro por ellos para que así como yo ellos puedan llegar a la Iglesia de Cristo, la Iglesia Católica. 

Nada fácil amigos y hermanos, pero con mucha oración y estudio la verdad me hizo libre de los errores, libre de la ignorancia, ahora siento que vivo la plenitud de la verdad revelada, en la iglesia fundada por Cristo y hoy estoy dispuesto a proclamar esta verdad y dar razón de mi esperanza.

No puedo terminar sin antes agradecer de manera especial al ministerio Católicos firmes en su Fe, a su director y buen amigo Anwar Tapias Lakatt quien fue uno de los instrumentos que Dios utilizó para ayudarme en mi caminar hacia su Iglesia, gran siervo de Dios. A su equipo de trabajo:

Mireily Rodríguez

Ada Mireya Espinosa Hernández

Raúl Alonso

Jesús Manuel Urones

 

Muchas Gracias y bendiciones a todos.!!


Samuel David Bravo

  
Comments