¿Debemos orar por salud?



Por Anwar Tapias
administrador@catolicosfirmesensufe.org


Pedir sanidad de nuestras enfermedades es de lo más católico de este mundo. Pero es importante darle su sentido. Les comparto un extracto de un documento de la Iglesia titulado:

La curación para pentecostales y católicos
INFORME DE MONS. JUAN USMA GÓMEZ
CONSEJO PONTIFICIO
PARA LA PROMOCIÓN DE LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS


"Para un católico pedir la curación es legítimo. En efecto, la Iglesia en varios momentos y con ritos diversos reza plegarias litúrgicas con esta intención. Son bien conocidos los santos taumaturgos y los diversos lugares de oración donde se dan innumerables testimonios de curaciones milagrosas. Por consiguiente, pedir la gracia de la curación no es ajeno a la praxis católica. Sin embargo, esto no debe llevar al cristiano a olvidar que no hay mayor mal que el pecado y que nada tiene peores consecuencias para los pecadores mismos, para la Iglesia y para el mundo entero (cf. ib., n. 1488). LA RECUPERACIÓN DE LA SALUD ES IMPORTANTE SI AYUDA A LA SALVACIÓN ESPIRITUAL (cf. Mt 9, 5-8). La curación es una gracia, pero la enfermedad no es necesariamente ausencia de ella: la unión del enfermo a la pasión de Cristo es fundamental para su bien y para el bien de la Iglesia (cf. Col 1, 24)."

Por tanto, de esta forma podemos entender el orden en que actuó Cristo sobre el paralítico:

¿Qué es más fácil, decir al paralítico: "Tus pecados te son perdonados", o "Levántate, toma tu camilla y camina"? 
Para que ustedes sepan que el Hijo del hombre tiene sobre la tierra el poder de perdonar los pecados 
—dijo al paralítico— yo te lo mando, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa". (Mc 2, 9-11)


Cristo primero lo sanó del alma y luego del cuerpo. Pidamos sanidad de nuestras enfermedades, pero tengamos conciencia que primero debemos clamar por estar en gracia de Dios.
Comments