Preparación 33 días Totus Tuus Día 17

 Soy débil

ORACIÓN: INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

La Biblia: Descubro, pues, esta ley aún queriendo hacer el bien, es el mal el que se me presenta. Pues me complazco en la ley de Dios según el hombre interior, advierto otra ley en mis miembros que luchan contra la ley de mi razón y me esclaviza a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡Pobre de mí! ¿Quién me librará de este cuerpo que me lleva a la muerte! Gracias sean dadas a Dios por Jesucristo nuestro Señor! (Romanos ,: 21-25) 

San Luis María: Es muy difícil, dada nuestra pequeñez y fragilidad, conservar las gracias y tesoros de Dios, porque: Llevamos este tesoro, más valioso que el cielo y la tierra, en vasijas de arcilla (2Cor 4, 7), en un cuerpo corruptible, en un alma débil e inconstante que por cualquier cosa se turba y abate. Los demonios, ladrones muy astutos, quieren sorprendernos de improviso para robarnos y desvalijarnos. Espían día y noche el momento favorable para ello. Nos rodean incesantemente para devorarnos (ver 1Pe 5, 8) y arrebatarnos en un momento –por un solo pecado- todas las gracias y méritos logrados en muchos años… Y ¿Cuál es la causa? No fue falta de gracia, que Dios a nadie niega, sino ¡falta de humildad! Se consideraron capaces de conservar sus tesoros. Se fiaron de sí mismos y se apoyaron en sus propias fuerzas. (Verdadera Devoción # 87-88)

Pregunta: Recuerda en tu pasado ¿cuántas ocasiones de gracia y momentos de bendición has perdido en tu vida? ¿Cuántas veces te ha robado de lo bueno el pecado o la inconstancia?

ORACIÓN: ¡OH JESÚS, QUE VIVES EN MARÍA!

ORACIÓN DE LA NOCHE: ACORDAOS

Comments