Preparación 33 días Toutus tuus Día 3

Hay que sacrificarse por el reino de Dios

ORACIÓN: INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

La Biblia: Jesús, tomando de nuevo la palabra, les dijo: ¡Hijos, qué difícil es entrar en el Reino de Dios! Es más fácil que un camello pase por el ojo de la aguja, que que un rico entre en el Reino de Dios. Pero ellos se asombraran aún más y se decían unos a otros: Jesús, mirándolos fijamente, dijo: Pedro se puso a decirle: (Marcos 10, 24-30)

San Luis María: Los que son de Cristo –la Sabiduría encarnada- han crucificado sus bajos instintos con sus pasiones y deseos, llevan ahora y siempre en su persona la muerte de Jesús, se hacen violencia continuamente, llevan la cruz todos los días, están, finalmente, muertos con Jesucristo. Son éstas, expresiones del Espíritu Santo, que muestran con luz más que meridiana cómo, para obtener la Sabiduría encarnada, Jesucristo, es necesario que te mortifiques y renuncies al mundo y a ti mismo. (Amor de la Sabiduría Eterna·#194). 

Resolución personal: Para continuar con el proceso de preparación, es el momento de decidir qué sacrificio voy a hacer durante este tiempo. Como la oración diaria y personal, el sacrificio diario y personal es un aspecto necesario de la preparación y se tiene que mantener firme este compromiso.

ORACIÓN: ¡OH JESÚS, QUE VIVES EN MARÍA!

ORACIÓN POR LA NOCHE: BAJO TU AMPARO
Comments