El Ecumenismo

Lo primero que hay que decir es que la palabra ecumenismo se refiere, únicamente, a la relación entre la Iglesia Católica y las demás Iglesias Cristianas (no hay que olvidar que la Iglesia Católica es una de las Iglesias Cristianas, católico solo quiere decir universal porque aceptamos a todos)

Desde que se empezó a hablar en la Iglesia Católica de ser ecuménicos ha surgido una cierta polémica debido, en parte, a que la gente ha entendido mal lo que es el ecumenismo.

Lo primero que conviene decir es que las Iglesias que se han separado de nosotros lo han hecho por algún tipo de discusión sobre temas teológicos, así que cuando la Iglesia se reune con ellos para intentar acercar posiciones no comete ningún error.

Por esta razón ecumenismo no es renunciar a lo que somos, ni cambiar nuestros dogmas, sino acercarnos a nuestros hermanos para dialogar. Incluso en ocasiones estas reuniones pueden deberse a algún problema común y entonces no se habla tanto de lo que nos separa, sino de lo que nos une para combatirlo.

Es más una de las razones por las que se han aceptado algunas ceremonias hechas en otras Iglesias (cuando alguien se convierte) se debe a que han aceptado las mismas Verdades que nosotros.

Una de las cosas que suelen hacer los herejes y que confunde a algunas personas es decir que la primitiva Iglesia no era ecuménica ni hacia dialogo interreligioso (cosa que comentaré en un tema posterior), y que en la Biblia no viene, y se equivocan :

En Ezequil viene (Oráculo del Señor): 

  • Como el pastor se ocupa de su rebaño cuando está en medio de sus ovejas dispersas, así me ocuparé de mis ovejas y las libraré de todos los lugares donde se habían dispersado, en un día de nubes y tinieblas.(Ezequiel 34,12)
  • Buscaré a la oveja perdida, haré volver a la descarriada, vendaré a la herida y curaré a la enferma, pero exterminará a la que está gorda y robusta. Yo las apacentaré con justicia. (Ezequil 34,16)
  • Cristo habla con la Samaritana (los samaritanos eran judios, solo que separados) y con pecadores.
  • No es lo mismo la relación de la Iglesia en época de paz que de guerra, de la misma manera no es lo mismo cuando tenian delante a un hereje agresivo que a uno dialogante.


Y por útlimo un consejo para todos, nada justifica que insultemos o despreciemos a nuestros hermanos ni a los que no son de nuestra religión (yo mismo he sido testigo de ello), porque el mismo Cristo dice “amaos unos a otros como yo os he amado, en eso reconocerán que sois mis discipulos” (Juan 13,34-35)


También os recuerdo que está escrito “Todo lo que hagais a uno de estos a mi me lo haceis” (Mateo 25, 31-46).

 

Para más información:

http://www.vatican.va/edocs/ESL0043/_INDEX.HTM
Comments