El tiempo ordinario


Por Anwar Tapias Lakatt

El calendario litúrgico de la Iglesia está dividido en varios tiempos, en donde unos se consideran tiempos fuertes por tratar momentos de la vida de Jesús que son especiales y muy importantes como Navidad o Pascua, que además tienen tiempos preparatorios como Adviento o Cuaresma respectivamente. El resto del tiempo litúrgico entonces, es el tiempo ordinario.


Si bien el tiempo ordinario no se refiere a tiempos fuertes, no deja de ser importante, porque es en este tiempo en donde debemos ir adentrándonos en la vida de Jesús y de sus enseñanzas, afianzando nuestra fe y vivir la voluntad de Dios en el día. El color característico de este tiempo es el verde.


Vivamos este tiempo, no con relajamiento porque veamos lejana la Cuaresma, sino con la alegría de quien cada día descubre el amor de Dios y se llena de su gracia.

Comments