Eres luz

“ERES LUZ”

Por: Ada Mireya Espinosa.

 

¡ Oh Yahvé tú eres mi luz! Tú Yahvé iluminas mis tinieblas  ( 2 Samuel 22 29 )

Has sido escogido para ser luz en medio de las naciones, en medio de la oscuridad que inunda a las naciones de la tierra. Por lo tanto es tiempo que enciendas tu lámpara, es tiempo que tu luz brille en medio de las universidades, los vecindarios, los lugares de trabajo y los lugares de diversión. Porque las oscuridad en medio de la tierra será cada vez mayor, pero tú has sido apartado para brillar, para alumbrar, para dirigir a muchos en la tierra. Que tu luz no se apague, procura que el fuego este encendido, que los demás puedan ser alumbrados por ti. Las personas cada vez mas vendrán buscando dirección, vendrán te preguntarán que debo hacer? Qué decisión debo tomar?. Y como en ti habrá luz, habrá respuesta, por lo tanto prepárate para dar respuesta a todo aquel que demande razón de ti.

La luz de Dios ilumina al hombre entre tanto la palabra de Dios hallé cabida en el corazón del hombre.

Muchos hombres hoy en día están escuchando sus propios pensamientos, pero se olvidan de Dios, procuran la justicia propia y se alejaron de la luz…. volvieron a las tinieblas o pueda que nunca salieron de ellas. 

El solo esfuerzo propio no nos llevará mas lejos de lo que hemos llegado hasta ahora y de qué forma (haga un inventario sincero).  Lo que tiene unción para transformar y está disponible para nosotros los hombres y mujeres, es la palabra de Dios.  Pero es necesario depositarla en el corazón, atesorarla, hacerla nuestra, no es fácil al principio, pero como una semilla  de mostaza la mas pequeña de sus parientes, luego se convierte no en un arbusto sino en un árbol frondoso, que su hoja no cae, que está siempre verde porque se alimenta del arroyo del agua de vida .La luz tiene el poder para transformarnos, iluminando nuestro camino pero está en nosotros el que rechacemos la luz o caminemos por ella.

Todos escuchamos algo, pero a quién estamos escuchando, todos seguimos a alguien (nosotros mismos), pero a dónde nos ha llevado

Sin Dios nada podemos hacer, pero con El desbarataremos ejércitos (malos pensamientos) y muros. 

Hermano,  si anhelamos una transformación en nuestras vidas acerquémonos confiadamente a Dios. Su luz es la única que puede transformar verdadera e internamente nuestros corazones y pensamientos. Acerquémonos pues  con toda esperanza y confianza y veremos el fruto sobre nuestras vidas.

Comments