¿Es bíblico orar a los santos y a María?




Por Jesús Urones

Una de las principales objeciones que el mundo protestante hace a los católicos es sobre la oración a los santos, para ellos esto es idolatría y adoración lo cual es exclusivamente para Dios, por esto ellos no pueden aceptar esta practica católica.

 

¿Que podemos decir como católicos al respecto? Este es el motivo por el cual me he decidido a escribir este artículo, para aclarar de una manera sencilla y a la vez profunda este tema tan problemático.

 

Para empezar debemos tener claro que significa la expresión "orar a los santos". No significa que ellos nos harán el milagrito, no significa que nuestra oración termina en ellos, significa que ellos son los encargados de presentar nuestras oraciones a Cristo, pues ellos son parte del cuerpo mistico de Cristo, 1Cor 12 y por tanto tiene esta función, es decir que la oración termina en Cristo, pasando por los santos, ellos son un vehículo o canal que nos llevan a Cristo no se encargan de desviar las oraciones o la oración no termina en ellos y nunca llega al Señor. Prueba de esto lo tenemos en testimonios de los Padres de la Iglesia:

 

“Que a través de sus oraciones y súplicas, Dios recibiera nuestra petición” (San Cirilo de Jerusalén, 350 AD).

 

“Vosotros santos interceded por nosotros que somos hombres tímidos y pecadores, llenos de pereza, para que la gracia de Cristo pueda venir sobre nosotros, e iluminad nuestros corazones para que podamos amarle” (San Efrén, 370 AD).

 

“Por la orden de tu Hijo unigénito nos comunicamos con la memoria de tus Santos ... por cuyas oraciones y súplicas tened misericordia de nosotros” (de la Liturgia de San Basilio, 373 AD).

 

“Sí, estoy seguro que la intercesión de (Cipriano) es de más utilidad ahora que su instrucción en días pasados, ya que está más cerca de Dios, ahora que se ha librado de sus ataduras corporales” (San Gregorio de Nacianceno, 380 AD).

 

“(Efrén), tú que están ante el altar divino (en el Cielo), recuérdate de nosotros, pidiendo por la remisión de nuestros pecados y la fruición del reino eterno” (San Gregorio de Nisa, 380 AD).

 

“Aquél que tiene la diadema, suplica al fabricador de tiendas (Pablo) y al pescador (Pedro) como patrones, aunque están muertos” (San Juan Crisóstomo, 392 AD).

 

“Si los Apóstoles y los Mártires mientras estén en cuerpo pueden orar por otros, en un tiempo cuando tenían que estar pendientes de ellos mismos, cuánto más lo harán después de coronas, victorias y triunfos” (San Jerónimo, 406 AD).

 

“Celebramos ... la memoria de los Mártires, tanto para estimular el que sean imitados, como para participar de sus méritos y ser auxiliados por sus oraciones” (San Agustín, 400 AD)[1]

 

En segundo lugar, a los santos les pedimos, rogamos, suplicamos su intercesión ayuda, que se acuerden de nosotros, no les oramos como dioses absolutos y todopoderosos, no les adoramos como dioses, la oración es mucho más que adorar y es aquí donde voy a enfocar el artículo, las distintas clases de oración que pueden existir y en las cuales los santos nos ayudan.

 

No hay una sola palabra en hebreo bíblico o griego que significa "oración" en general, sino toda una serie de diferentes palabras con significados relacionados, como alabanza, dar gracias, confesar, bendiga, arrepentirnos, pedir, súplica, ruego, petición , sacrificar, inclinarse, adoración, cantar salmos, etc. Si es cierto que existen ciertas palabras exclusivas para Dios como las relacionadas con adorar, sacrificio, acción de gracias, pero otras palabras que se usan para orar, se emplean indistintamente para referirse a Dios y a los hombres.

 

"El vocabulario bíblico de la oración es amplio y fluido. Además de algunos verbos, por así decir, técnicos —como 'atar y palal (de donde el sustantivo tefillah, oración) en el AT, y proseújomai y déomai en el NT— hay todo un abanico de verbos y de expresiones que pertenecen en primer lugar a las relaciones entre hombres y a la vida ordinaria: hablar, gritar, pedir, suplicar, invocar ayuda, alabar, agradecer, buscar. Ya esto muestra que la oración bíblica no está exclusivamente ligada a los ritos, sino que brota de la vida y abarca todo el arco de sus manifestaciones". [2]


En este artículo no es la intención analizar exhaustivamente todos los verbos usados para orar, analizaremos los que a mi juicio son los más importantes para entender la oración a los santos.



נָא (na)


"Lo que puede sorprender a los no católicos es descubrir que este sentido secundario de "orar" (pedir, rogar, suplicar, interceder, bendecir, alabar) se encuentra en la Biblia también. En otras palabras, cuando la Biblia habla de la oración no siempre se refiere al acto de adoración que le damos a Dios. Véase, por ejemplo, los siguientes pasajes de la RSV: 


Gen 32:29 Entonces Jacob le preguntó: "Dime, te ruego, de su nombre." Sin embargo, dijo, "¿Por qué preguntas por mi nombre?" Y no le bendijo. 

 

Gen 37:16 "Estoy buscando a mis hermanos", dijo, "me dicen, te lo ruego, donde están apacentando el rebaño." 

 

Jueces 6:18 no se aparten de aquí, te ruego, hasta que yo venga a ti, y saque mi presente, y la pusieron delante de ti. "Y él dijo:" Me quedaré hasta que vuelvas ". 

 

1 Samuel 22: 3 Y David se fueron de allí a Mizpa de Moab; y dijo al rey de Moab, " Te ruego que  mi padre y mi madre se quede con usted, hasta que sepa lo que Dios hará por mí." 

 

Job 8: 8 Porque pregunta, te ruego, de épocas pasadas, y considerar lo que los padres han encontrado"[3]


En todas estas citas se usa la palabra hebrea נָא (na) se puede traducir como rogar, rezar,implorar. En estas citas vemos se usa para rogar, implorar a los hombres, pero también es usada para Rezar a Dios:

 

"Y oró Eliseo, y dijo: Te ruego, oh Jehová, que abras sus ojos para que vea. Entonces Jehová abrió los ojos del criado, y miró; y he aquí que el monte Restaba lleno de gente de a caballo, y de carros de fuego alrededor de Eliseo". (2 Reyes 6:17)

 

Aquí Eliseo la usa para hablar con Dios, es orar a Jehová, y esa misma palabra es usada en los pasajes anteriores para implorar y rogar a los hombres, por tanto esta es la primera prueba bíblica de como si se puede orar a los santos.

 



פָּלַל(palal)

 

Esta es otra palabra hebrea que se usa para orar a Dios. Literalmente significa, interceder , mediar, rezar, intervenir. Veamos casos donde se usa para referirse a Dios :

 

Entonces Abraham oró(palal) a Dios; y Dios sanó a Abimelec y a su mujer, y a sus siervas, y tuvieron hijos. (Gen 20:17)

 

Aquí Abraham ora  a Dios para que Sane a Abimelec y a su familia, es una oración de suplica e intercesión.

 

 

Esta palabra también es usada para suplicar, orar a un hombre, un elegido de Dios, un ungido, llamado Ciro:

 

"Así dice Jehová: El trabajo de Egipto, las mercaderías de Etiopía, y los sabeos, hombres de elevada estatura, se pasarán a ti y serán tuyos; irán en pos de ti, pasarán con grillos; te harán reverencia y te suplicarán( palal) diciendo: Ciertamente en ti está Dios, y no hay otro fuera de Dios."

(Is 45:14)

 

Si observamos los versículos primeros, es lo que Dios le dice a Ciro, su ungido: Así dice Jehová a su ungido, a Ciro (Is 45:1)

 

Entonces podemos también pedir la intercesión, suplicar a un ungido de Dios, y ¿acaso los santos no son ungidos de Dios?

 


Vayamos ahora al NT y veamos si este mismo sentido de la palabra rezar puede ser encontrado en los evangelios, estudiemos las palabras griegas usadas para rogar, suplicar, interceder y bendecir, que en definitiva son distintos tipos de oración:



 

EROTAO(ἐρωτῶ)

 

Lc 14: 18-19 Y todos a una comenzaron a excusarse. El primero le dijo: "He comprado una hacienda, y necesito ir a verla;. Te ruego(ἐρωτῶ) que me he excusado '19 Y otro dijo:" He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a examinar ellos, os ruego que me excuses '.

 

Lc 5: 3 Y él entró en una de las naves, que era de Simón, y le rogabanque iba a empujar un poco de la tierra. Y él se sentó, y enseñaba a la gente fuera de la nave. 


Lc 16:27 Entonces dijo: Te ruego, pues, padre, que te ibas lo envían a la casa de mi padre:  

 

Hechos 23:18 Entonces él lo tomó y lo llevó al tribuno, y dijo: El preso Pablo me llamó a él, y me rogó que trajese este joven a ti, que tiene algo que decirte.[4]


En estos casos se usa la palabra griega erotao que significa: preguntar, pedir, suplicar, rogar. Este es el sentido de orar a los santos, pedirles, suplicarles, rogarles que nos ayuden.Como vemos nada tiene que ver con adorar. Esta misma palabra es usada para suplicar a Dios:

 

"Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá (erotao), y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida". (1 Juan 5:16)


20 Mas no ruego (erotao) solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos (Jn 17:20)

 

Lc 16:27 es particularmente interesante ya  que utiliza orar en el sentido secundario (no de adoración), se  esta orando(rogando) entre los santos que no están en  la tierra. En cambio, es entre el rico y Abraham, que ahora son espíritus. Creo que esto demuestra que orar puede ser una comunicación espiritual, así como una comunicación física, al fin y al cabo la oración es comunicarse con alguien para que te ayude en algo, para adorar al Creador, para darle gracias, para pedir intercesión etc. En este caso se ora a Abraham ya fallecido para que se aparezca nuevamente en la Tierra.[5]


 


δοξάζω (doxazo):

 

Esta palabra significa, alabar, dar gloria. Es usada en la Biblia tanto para dar gloria a los hombres como para dar gloria a Dios. Recordemos alabar a Dios, y darle gloria, es también una manera de orar:

 

Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro (doxazo) mi ministerio, (Rom 11:13)

 

De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra (doxazo), todos los miembros con él se gozan. (Rom 12:26)

 

Porque habéis sido comprados por precio; glorificad (doxazo), pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. (1Cor 6:20)

 

Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada (doxazo), así como lo fue entre vosotros, (2 Tes 3:1)

 

Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó(doxazo) (Rom 8:30)

 



εὐλογέω(eulogeó)

 

Significa bendecir, alabar, se usa para Dios:

 

El le tomó en sus brazos, y bendijo( eulogeo) a Dios, diciendo:

Ahora, Señor, despides a tu siervo en paz,Conforme a tu palabra;Porque han visto mis ojos tu salvación, la cual has preparado en presencia de todos los pueblos; luz para revelación a los gentiles,Y gloria de tu pueblo Israel. (Lc 2:28-32)

Simeón hace una oración de bendición a Dios.

 

Curiosamente, Santa Isabel hace una oración de bendición también pero a María:

 

Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo, y exclamó a gran voz, y dijo: Bendita (eulogeo) tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre. ¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? (Lc 1:41-43)

 

"Bendita tu entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre".

Eso es una bendición a un ser humano.En ambos textos se usa la palabra griega εὐλογέω que se traduce como alabar, felicitar, bendecir, hablar bien de alguien.Se usa tanto para bendecir a Dios Lucas 2:28 como a los hombres Lucas 1:42.Por tanto en esto nos podemos basar para bendecir y alabar a María, por ser la bendita entre las mujeres, y haber dado al mundo un fruto bendito, llamado Jesús, nuestro Señor y Salvador.

 



Ad majoreim dei gloria

 

Comments