Fiesta de María Auxiliadora


24 de mayo

Pío VII y María Auxiliadora

El siglo XIX inició con un Napoléón en el poder, que desde la misma Revolución Francesa fue ascendiendo hasta que se consolidó como Emperador. Era una época difícil para la Iglesia, pues la Revolución que rechazaba el antiguo Régimen, veía en la Iglesia una aliada de la monarquía, y por ello le fueron imponiendo leyes civiles al clero y quitándole autoridad a la Iglesia.

Era una época en donde el Galicanismo se imponía, ese en el que la Iglesia nacional sólo legitimaba lo que el Papa dijera si era aprobado primero por los Obispos o un concilio. Era esa época en que el famoso Cardenal Richelieu, mencionado en la obra de los Tres Mosqueteros, era más fiel a intereses franceses que a la Iglesia.

Napoleón casi que obligó a Pio VII a firmar un Concordato que sirviera a los intereses imperiales, a pesar que restableció el catolicismo en Francia. Pero Napoleón quería mas poder incluso sobre la Iglesia misma, pero cuando el Papa no lo apoyó en su guerra contra Inglaterra, Napoleón tuvo la osadía de hacer prisionero al Papa, un Papa al que la historia misma lo mostrará como débil.
Napoleón sufriría una fuerte derrota en los campos helados de Rusia, derrota que marcaría el inicio de su debacle, y que le hizo pensar que era un castigo divino por haber encarcelado al Papa.

El Papa Pio VII en medio de su encarcelamiento por 5 años no cesaba de suplicar a la Virgen María, su auxilio e favor de la Iglesia, oración incesante que obtuvo el favor del cielo.
Cuando Pio VII pudo volver a Roma, lo hizo un 24 de mayo de 1814, y en agradecimiento a la Virgen, por escuchar sus súplicas, instituyó la fiesta de María Auxiliadora. Fiesta que celebramos hoy.
Comments