Guía para la Misa en Cuaresma



Por Anwar Tapias Lakatt


"La Cuaresma es el tiempo que precede y dispone a la celebración de la Pascua. Tiempo de escucha de la Palabra de Dios y de conversión, de preparación y de memoria del Bautismo, de reconciliación con Dios y con los hermanos, de recurso más frecuente a las "armas de la penitencia cristiana": la oración, el ayuno y la limosna (cfr. Mt 6,1-6.16-18)". (DIRECTORIO SOBRE LA PIEDAD POPULAR Y LA LITURGIA)

La Cuaresma por tanto merece ser vivida en la Liturgia de forma acorde a su significado, a ese camino de preparación y conversión. Para ello, la Liturgia presenta la celebración eucarística con unas características propias que nos disponen a vivir este tiempo, y que tal vez quien no conozca, se puede sentir perdido o desubicado. Por eso presento a continuación, los cambios más importantes que se viven en este tiempo:

1. El color litúrgico

En los tiempos penitenciales, como Cuaresma y Adviento, el color litúrgico es el morado:
"En cuanto al color de las vestiduras, obsérvese el uso tradicional, es decir:
d) El color morado se usa en los Tiempos de Adviento y de Cuaresma. Puede usarse también en los Oficios y Misas de difuntos. (Instrucción General del Misal Romano, IV, 346)

Imagen relacionada


2. El altar

Por ser tiempo penitencial, la sobriedad debe caracterizar el altar, el cual no debe ser adornado con flores:
"Durante el tiempo de Cuaresma se prohíbe adornar el altar con flores. Se exceptúan, sin embargo, el Domingo Laetare (IV de Cuaresma), las solemnidades y las fiestas"(Instrucción General del Misal Romano, IV, 305)

Imagen relacionada


3. Se omite el Gloria
El Gloria como canto de glorificación no se proclama en este tiempo penitencial:
"Se canta o se dice en voz alta los domingos fuera de los tiempos de Adviento y de Cuaresma, en las solemnidades y en las fiestas, y en algunas celebraciones peculiares más solemnes" (Instrucción General del Misal Romano, III, 53)


4. Se omite el Aleluya
Igualmente se omite el Aleluya en tiempo de Cuaresma:

"a) El Aleluya se canta en todo tiempo, excepto durante la Cuaresma. Los versículos se toman del leccionario o del Gradual.

b) En tiempo de Cuaresma, en vez del Aleluya, se canta el versículo antes del Evangelio que aparece en el leccionario. También puede cantarse otro salmo u otra selección (tracto), según se encuentra en el Gradual.(Instrucción General del Misal Romano, III, 62)


5. La Música

Los cantos en Cuaresma deben invitar al recogimiento y a la penitencia:

"Los cantos de las celebraciones, y especialmente de la Misa, así como los de los ejercicios piadosos, han de ser conformes al espíritu de este tiempo y corresponder lo más posible a los textos litúrgicos" (La preparación y celebración de las fiestas pascuales, 19)

"El sonido del órgano y de los demás instrumentos durante el tiempo de Cuaresma se permite sólo para sostener el canto. Se exceptúan el domingo Laetare (IV de Cuaresma), las solemnidades y las fiestas" (Instrucción General del Misal Romano, IV, 313)

Veamos algunos cantos adecuados:

6. Las imágenes Sagradas

Se puede mantener la costumbre de tener las imágenes tapadas las dos semanas previas a la Pascua, como señal del tiempo próximo a vivir y para que le demos realce y atención a las palabras, más que a lo visual.

"La costumbre de cubrir las cruces y las imágenes de las iglesias, a partir del domingo V de Cuaresma, puede conservarse, a juicio de la Conferencia de los Obispos. Las cruces permanecen cubiertas hasta después de la celebración de la Pasión del Señor, el Viernes santo, y las imágenes hasta el comienzo de la Vigilia Pascual" (La preparación y celebración de las fiestas pascuales, 26)


Todo esto lo que busca es disponer al fiel a vivir más intensamente este tiempo penitencial, tiempo valioso de meditar, de reflexionar nuestro caminar junto al Señor camino al Calvario. 

Adicionalmente, a lo anterior mencionado, el tiempo de Cuaresma debe permitir:

  • Dar catequesis que hagan a los fieles más conscientes de la necesidad de conversión del alma:
"El tiempo de Cuaresma conserva su carácter penitencial" (15). "Incúlquese a los fieles por medio de la catequesis la naturaleza propia de la penitencia, que junto con las consecuencias sociales del pecado, detesta el mismo pecado en cuanto es ofensa a Dios"  (La preparación y cebración de las fiestas pascuales, 14)

  • Los sacerdotes deben ofrecer horarios amplios para celebrar la Confesión:
Los pastores estarán más disponibles para el ejercicio del ministerio de la reconciliación, y darán facilidades para celebrar el sacramento de la Penitencia ampliando los horarios para las confesiones individuales. (La preparación y cebración de las fiestas pascuales, 15)

  • Practicar ejercicios de piedad como el Via Crucis:
Ayuda a contemplar y acompañar el camino del Señor hasta la Cruz:
"Entre los ejercicios de piedad con los que los fieles veneran la Pasión del Señor, hay pocos que sean tan estimados como el Vía Crucis. A través de este ejercicio de piedad los fieles recorren, participando con su afecto, el último tramo del camino recorrido por Jesús durante su vida terrena: del Monte de los Olivos, donde en el "huerto llamado Getsemani" (Mc 14,32) el Señor fue "presa de la angustia" (Lc 22,44), hasta el Monte Calvario, donde fue crucificado entre dos malhechores (cfr. Lc 23,33), al jardín donde fue sepultado en un sepulcro nuevo, excavado en la roca (cfr. Jn 19,40-42)." DIRECTORIO SOBRE LA PIEDAD POPULAR Y LA LITURGIA, 131)



















Comments