La culpa es de la Iglesia





Por Anwar Tapias Lakatt
15 de junio de 2016

- Mataron 49 homosexuales en un bar gay..... ahh es culpa de la Iglesia!!!

- Pero los mató un hombre musulmán...... no importa, es culpa de la Iglesia!!!

- Pero el Estado Islámico se atribuyó el atentado....... no importa, es culpa de la Iglesia!!!!

- Pero el asesino era homosexual..... no importa, es culpa de la Iglesia!!!!

- Pero la Iglesia no aprobó ese atentado, incluso un pastor protestante pidió que los hubieran matado a todos...... no importa, es culpa de la Iglesia!!!!


Esto ha sido el bombardeo al respecto de este tema. Por más que los hechos apuntan a que la Iglesia Católica no aprueba este tipo de actos criminales ni ha justificado ni promovido esto, para los grupos del Lobbby gays y muchos medios, la Iglesia es culpable del atentado. Claro, es más fácil culpar a la Iglesia, que buscar a los verdaderos culpables, ya que estos sí toman represalias y usan la violencia para imponerse.


Por eso es bueno recordar lo que la Iglesia enseña en el Catecismo respecto a los homosexuales:


2357 La homosexualidad designa las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia personas del mismo sexo. Reviste formas muy variadas a través de los siglos y las culturas. Su origen psíquico permanece en gran medida inexplicado. Apoyándose en la Sagrada Escritura que los presenta como depravaciones graves (cf Gn 19, 1-29; Rm 1, 24-27; 1 Co 6, 10; 1 Tm 1, 10), la Tradición ha declarado siempre que “los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados” (Congregación para la Doctrina de la Fe, Decl. Persona humana, 8). Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso.


2358 Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.


2359 Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.


¿Que podemos concluir?

- Que la Iglesia llama pecado a las RELACIONES O ACTOS que se realicen, no porque la persona tenga tendencia la está condenando. La Iglesia condena los actos homosexuales, porque son contrarios a la naturaleza, no son abiertos a la vida, y contrarios a la complementariedad afectiva entre hombre y mujer.

- Que estamos llamados a acogerlos como personas con respeto, compasión y delicadeza. No podemos discriminarlos por su condición, con la cual muchas veces luchan y tratan de mantenerse en Dios. Pero no es correcto etiquetar de "homofóbico" a todo el que les haga ver que no estamos de acuerdo en los actos y en la legalización de ciertos derechos que quieren imponer a la fuerza mediática.

- Y que ellos están llamados a la castidad y a acercarse gradualmente a la perfección cristiana. El homosexual que quiere agradar a Dios, debe mantenerse casto, estar en gracia de Dios, y poner todos los medios necesarios para que esa conducta pueda ser sanada, y su afectividad y plena identidad ya sea masculina o femenina regresen.


Sin embargo, para cierto sector... la Iglesia es la culpable de la matanza.


Ver también


Pastor protestante estuvo de acuerdo con la muerte de los homosexuales en discoteca de Orlando



Imán musulmán dice que matar homosexuales es acto de compasión


El Papa Francisco condenó el ataque en la discoteca en Orlando
Comments