La Eucaristía y los divorciados vueltos a casar - fundamento bíblico




Por Jesús Urones


Para poder probar esta doctrina o enseñanza con la Escritura, primero habrá que demostrar que la Biblia condena el divorcio, luego demostrar que el tener sexo fuera del matrimonio es pecado y por último que no se puede recibir la Eucaristía en pecado.


a) EL DIVORCIO ES CONDENADO:

Yo aborrezco el divorcio —dice el Señor, Dios de Israel—, y al que cubre de violencia sus vestiduras», dice el Señor Todopoderoso.
Así que cuídense en su espíritu, y no sean traicioneros. (Mal 2,16)

La palabra hebrea usada para "divorcio" es תִבְגֹּֽדוּ׃ se traduce como traición o divorcio. Es el único lugar de las Escrituras donde se usa esta palabra. "Yo aborrezco/odio el divorcio" dice el Señor.
Estas son palabras fuertes de nuestro Señor. El divorcio y el nuevo matrimonio, viola el pacto matrimonial sagrada entre un esposo y una esposa que ha sido ordenado por Dios.

Es muy claro el profeta Malaquías en este texto; no esta dentro de los planes de Dios que un matrimonio se divorcie y por tanto este acto es aborrecido por Dios.


"Ahora bien, os digo que quien repudie a su mujer - no por fornicación - y se case con otra, comete adulterio" (Mat 19:9)

La doctrina católica sobre este pasaje y en la cuestión del matrimonio y el divorcio, en general, se pueden resumir de la siguiente manera: un matrimonio sacramental válido es indisoluble; es decir, que no se puede deshacer, siempre y cuando ambos cónyuges están vivos de acuerdo con Mateo 19,6, los esposos "ya no son dos sino una sola carne son. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre ".

La palabra griega para la fornicación en Mateo 19:09 es porneia, que se define en los léxicos griegos estándar y otras ayudas al estudio de la Biblia como "relaciones sexuales ilegales." Los católicos afirmamos que Jesús está aquí contrastando un verdadero matrimonio, con un estado de concubinato o alguna otra unión ilícita. Si no hay un verdadero matrimonio actual, luego de una separación puede tener lugar, pero no es realmente un "divorcio" porque no había matrimonio allí para empezar.

Muchas personas usan este versículo, junto con Mateo 5:32, para justificar el divorcio basado en la ocurrencia de adulterio, pero la palabra griega ordinaria por adulterio (moicheia) no se utiliza. Esto apoya la postura católica que Jesús se refiere a otra cosa, porque si el adulterio era la intención clara (el paso de ser sobre el matrimonio en el primer lugar), seguramente moicheia habría sido utilizado, como lo es en muchos otros lugares del Nuevo Testamento. También vemos las dos palabras griegas que se distinguen unas de otras en el mismo versículo (Mateo 5,19, Marcos 7,21; Gal 5,19).


El matrimonio es una alianza de toda la vida, el divorcio es contrario al propósito original de Dios (Mateo 19:06 ss), y las segundas nupcias después del divorcio son adulterio (Mt 5,32.19,9; Mc 10,11-12; Lc 16, 18).


A los casados, en cambio, les ordeno –y esto no es mandamiento mío, sino del Señor– que la esposa no se separe de su marido. Si se separa, que no vuelva a casarse, o que se reconcilie con su esposo. Y que tampoco el marido abandone a su mujer. (1Cor 7,10-11)

San Pablo nos da la enseñanza de Cristo, el que se casó con una mujer no puede divorciarse y volverse a casar. Esto viola el plan divino de Dios para el esposo y la esposa.


¿Acaso ignoráis, hermanos (pues hablo con los que conocen la ley), que la ley se enseñorea del hombre entre tanto que éste vive? Porque la mujer casada está sujeta por la ley al marido mientras éste vive; pero si el marido muere, ella queda libre de la ley del marido. Así que, si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera; pero si su marido muriere, es libre de esa ley, de tal manera que si se uniere a otro marido, no será adúltera. (1 Cor 7,1-3)

Nuevamente San Pablo reitera la enseñanza de Jesús de que el matrimonio sacramental seguida de un divorcio y las segundas nupcias es adulterio. El que comete adulterio se destruye a sí mismo. (Prov 6,23). Muchas denominaciones protestantes han rechazado esta enseñanza de Jesús y de su Iglesia.


La mujer casada está ligada por la ley mientras su marido vive; pero si su marido muriere, libre es para casarse con quien quiera, con tal que sea en el Señor. Pero a mi juicio, más dichosa será si se quedare así; y pienso que también yo tengo el Espíritu de Dios. (1Cor 7, 39-40)

La mujer esta ligada al marido mientras vive, cuando este muere queda libre para casarse con quien quiera. De estas palabras se concluye que el divorcio, y casarse con otra persona mientras tu esposo/a este vivo es ir contra Dios y contra las Escrituras. San Pablo no lo aprueba. El mismo recomienda quedarse sin casarse si tu esposo/a muere, este es un consejo que San Pablo da, con el cual estoy completamente de acuerdo.



b) TENER RELACIONES FUERA DEL MATRIMONIO:

La Biblia condena el adulterio y la fornicación, o sea, el tener relaciones fuera del matrimonio o antes del matrimonio:

Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. (Gal 5,19-21)


Los fornicadores no heredarán el reino de Dios.

Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; 5:4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. (Ef 5,3)


pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor; no en pasión de concupiscencia, como los gentiles que no conocen a Dios (1 Tes 4,3-5)

Apartarse de la fornicación y cada uno tener su propia esposa. El contexto es claro, esta hablando de ser infieles y tener relaciones fuera del matrimonio. Lo mismo que pasa en el divorcio.


Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca. ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? (1 Cor 6,18-19)

¿Como un divorciado vuelto a casar puede huir de la fornicación?



c) RECIBIR LA EUCARISTÍA EN PECADO:

San Pablo cuando escribe a los Corintios aborda este tema, y deja muy claro las nefastas consecuencias de recibir la Eucaristía en pecado:

De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo. Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a otros. (1 Cor 11,27-33)


De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor (verso 27)

Es interesante este versículo 27 pues se usa la palabra griega: ἔνοχος que se puede traducir como "con culpa" o culpable.Esta palabra es usada en (Mt 5, 21-22, Stgo 2,10, Mc 3,29)


Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa (verso 28)

δοκιμαζέτω δὲ ἄνθρωπος ἑαυτὸν καὶ οὕτως ἐκ τοῦ ἄρτου ἐσθίετω καὶ ἐκ τοῦ ποτηρίου πινέτω·

La palabra "δοκιμαζέτω" se traduce como "examinar, distinguir"

El diccionario Strong expresa: show something is acceptable (mostrar si algo es aceptable). Es decir nos examinamos si somos aceptables o no para comer de ese pan y beber de esa copa.¿Por qué es tan necesario hacernos un cuidadoso examen para recibir la Eucaristía?


Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí.(verso 29)
Discernir es: διακρίνων diakrinōn

Esta palabra esta relacionada con "juicio y juez"(krima). Se puede traducir como "juzgar". San Pablo está diciendo que el que come y bebe sin juzgar el cuerpo del Señor, se hace juicio a si mismo. O sea, que el comer el cuerpo de Cristo implica que antes se debe hacer un discernimiento, un juicio se se tiene o no que comer, porque tiene consecuencias contra la persona lo que come.

Este es un lenguaje muy fuerte que usa San Pablo para demostrar las consecuencias de comulgar en pecado. San Pablo afirma que la indigna recepción de la Eucaristía trae condenación a sus beneficiarios.


Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen (verso 30)
¿Por qué San Pablo continua con "Por lo cual" ? Sencillamente porque este versículo tiene que ver con el 29 y el 28, los cuales nos hablan del cuerpo de Cristo y su sangre. Es decir que estos que están enfermos fue porque comieron el cuerpo de Cristo indignamente, y no examinaron ni discernieron en su momento lo que iban a hacer. Lo cual denota la importancia de recibir este Sacramento correctamente.


Si una persona que ha adulterado, porque se ha separado de su esposo, recibe la Eucaristía estará violando este mandato de las Escrituras y las enseñanzas de San Pablo. E incluso podrá tener consecuencias severas para él. Por eso el tema de los divorciados vueltos a casar que quieran comulgar esta dentro del versículos 30 y 31.



Finalmente sacamos 3 conclusiones bíblicas importantes:

a) Dios aborrece el divorcio, y conforme a las Escrituras este no es válido.(Mal 2,16; Mt 19,9).
b) La persona que se divorcia y se vuelve a casar comete pecado de fornicación, el cual es castigado con la condena eterna (no heredar el Reino de Dios).
c) Si pese a todo ello recibes la comunión Eucarística, estás violando (1 Cor 11,27-31). Y esta recepción de la Eucaristía por parte del divorciado, tendrá repercusiones serías en su vida eterna.


Ver también





Puede descargar este artículo en PDF 

Comments