La supuesta dicotomía creada por la parafernalia del “Halloween”


Por Raul Alonso raul@catolicosfirmesensufe.org

Antes del linchamiento quiero decir que esto lo escribo solo a título PERSONAL, y solo movido por lo que leo en estas redes sociales, y en nada quiere decir es la línea editorial de CFF, y menos trato de decir es Magisterio de la Iglesia.

Si bien lo primero que se viene a la mente al decir “ Halloween”  es una calabaza, un diablito, brujas y noches con películas de terror, también es cierto que en estos días mas y mas cristianos toman posiciones pro y contra la celebración de la fiesta de “ Halloween”  en donde quienes satanizan la celebración al grado de decir que si los niños van disfrazados se los estas ofreciendo a Satanás, o que las calabazas con vela adentro “representan las cabezas de los niños sacrificados en este satánico día”  hasta quien defiende la celebración al grado de una verdad de Fe, en donde se citan los orígenes cristianos de la festividad y de cómo “ All Hallows Eve” (Víspera de día de todos los Santos) llego a ser Halloween y tratan de “retomar” el sentido cristiano de la fiesta.

Que veo? DIVISION, en donde se piensa solo se puede o estar a favor o en contra. Unos a otros se anatemizan y se tachan de satánicos, falsos cristianos, relativistas, ignorantes, neocones, y muchos adjetivos mas. Hasta amigos católicos entrañables me han juzgado de relativista, o de ser laxo católico o ser “pro Satanás”

Yo quiero escribir este pequeño artículo pensando en MI situación personal, y exponer lo que YO creo.

Hoy por hoy, Halloween es una fiesta secular, yo le quito eso de “pagano” ya que para ser pagana debe conllevar un sentido religioso, y en la inmensa mayoría de los casos es:

UNA FIESTA DE DISFRACES

Es como desgraciadamente se ha convertido la celebración de Navidad, en donde se planea “la cena de navidad”, los regalos, el vino, etc. y se olvidan por completo que se trata de celebrar el nacimiento del hijo de Dios.

Considero que la propagación de la festividad del Halloween es un proceso de inculturizacion que solo busca expandir sus mercados para generar más ventas.

Habiendo dicho eso, me pongo a pensar, los que dicen estar en contra creerán que se peca por ir disfrazados a una fiesta de Halloween?


Si es así, les digo que NO necesariamente (Si amigos, es RELATIVO). Explico

Supongamos tu o tus hijos van disfrazados (de lo que quieras) y tu intención es solo divertirte, pasar el rato, hacer el ridículo, pues no pecas! Porque según el catecismo de la Iglesia

1857 Para que un pecado sea mortal se requieren tres condiciones: “Es pecado mortal lo que tiene como objeto una materia grave y que, además, es cometido con pleno conocimiento y deliberado consentimiento”


Ahora, si vas a disfrazarte pensando vas a burlarte de lo sagrado, por ejemplo vistiendo ropas blasfemas contra de Dios, usando signos satánicos en aras de blasfemar, o de monja o sacerdote. Ahí,  en ese caso pecas porque esa es tu intención y conciencia.

Si además vas pensando que te vas divertir porque van a celebrar un supuesto “ritual” de brujería, aun por mas inocente que sea, por supuesto que pecas. Aun cuando ese ritual no se base en ninguna “oración” o “ritual” satánico, por tu intención pecas.

Y peor aun, si participas en cualquier ritual satánico pecas también.

En todos estos casos SI abres una puerta al enemigo.

Y si te vas en disfraz sexi? Pues claro que pecas es INMORAL INDECENTE  y por ello pecas.

Hay algo de malo potencialmente en disfrazarse?

Como dije arriba, no intrínsecamente; Sin embargo, no voy a negar que el hecho de disfrazarse de demonio, bruja o cualquier otro ser maligno podría, y resalto, podría hacer creer a los niños que el enemigo no existe, que solo es un disfraz. Por eso es importante que evangelicemos a nuestros hijos correctamente. El enemigo es una persona un espíritu malvado que existe y que busca hacer caer a mas almas al infierno.

Breve Historia del Satanismo

Aleister Crowley (1875-1947) quien ideó gran parte del pensamiento mágico contemporáneo inherente a la brujería y al satanismo; creó el más complejo sistema de magia ceremonial existente, basado en el consumo de drogas y en el placer sexual promiscuo. Le gustaba definirse a sí mismo como «la gran bestia 666».


Crowley no creía en la existencia de una entidad maléfica, el mismo «Himno a Lucifer» es una reivindicación del valor de la muerte, del sufrimiento y del dolor, sin los cuales, la vida sería una «mancha impecable» pero «estéril» y «sin sentido». Él era sustancialmente un ateo que utilizaba la práctica ritual exclusivamente para exaltar la desobediencia del hombre y ayudar a las personas a liberarse de las supersticiones religiosas y de los condicionamientos morales. Según Crowley, no existe otro dios, excepto el hombre. Si bien, como los satánicos, celebraban las misas negras y usaban la sexualidad con fines mágicos, utilizaba las palabras «diablo» y «Satanás» para refrerirse al Sol en el macrocosmos y a la culpa en el microcosmos. Él mismo no se consideraba un satánico, en efecto, en su autobiografía escribió: «Con toda la pretensión de devoción a Lucifer, éstos (los satánicos) eran en el espíritu sinceros cristianos o a lo más, cristianos inferiores, ya que sus métodos eran pueriles…»


La infame “biblia satánica”  

Anton La Vey
En 1960 empezó a aprovechar esta pasión suya con fines de lucro para poder mantenerse, de esta manera comenzó a organizar conferencias pagadas que impartía en su casa con temas como espectros, vampiros, orates famosos, métodos de tortura, homicidios, canibalismo. Con quienes habitualmente asistían a las conferencias fundó el Círculo Mágico y a las simples reuniones agregó la práctica de rituales, hasta que el 30 de abril de 1966, La Vey fundó la Iglesia de Satanás y llamó tal año «el Año Uno de Satanás». Entre 1969 y 1972, La Vey publicó sus libros más famosos: «La biblia de Satanás», el «Libro completo de la magia» y «Los rituales satánicos».


Entonces no hay nada de malo?

Si yo digo “está bien que se disfrace quien quiera y vaya a esa fiesta de disfraces”, niego con eso que ese día se hagan “misas negras/satánicas”? NO para nada!!!, se que días previos se roban hostias consagradas de los sagrarios y en evidente intención de profanar el Cuerpo de Cristo en rituales satánicos que me duele siquiera pensar que ocurren.


Hay casos de sacrificios humanos en este día? Pues el enemigo es tan malvado y el hombre tan tonto, que no dudo así suceda en algunas ocasiones.

Si yo digo “está bien que se disfrace quien quiera y vaya a esa fiesta de disfraces”, niego con eso que necesitemos hacer actos de reparación? DE NINGUNA MANERA!! Yo hoy tengo mi cita con el Santísimo y rogare por esos malvados corazones y pediré perdón por no poder haberlo protegido de tal profanación.

Conclusión

En este caso amigos, no apoyo la dicotomía de o se está a favor o contra de la celebración, creo que depende de la intención con la que vamos.

Sin embargo, no voy a negar que ese día se haga el mal con mayor énfasis (con bases de tradición satánica o no)

Ir disfrazado a divertirte sanamente no te hace a ti o a tus hijos entregarlos a Satanás en ofrenda. Pero debes de resaltar que no deben de creer que el enemigo no existe.

Hagamos actos de reparación por todos los sacrilegios ocurridos en este día, ese es nuestro deber.

De manera personal no adorno mi casa para esta celebración, ni acostumbro disfrazarme de nada. Y es simplemente porque se me hace algo demasiado comercial, una “gringada”  y no le entro.


Como dije es MI opinión personal y nada más.

Bendiciones en Cristo y María Santísima Theotokos

Fuentes


https://bibliaytradicion.wordpress.com/2012/06/05/el-satanismo/

Comments