Las Falacias


Por Anwar Tapias Lakatt

administrador@catolicosfirmesensufe.org

 

Para poder abordar la Apologética es necesario detectar las estrategias usadas por los protestantes y no cristianos, para atacar la fe católica; las falacias son uno de esos puntos importantes para conocer antes de entrar a abordar los temas en cuestión.

 

¿Qué es una falacia?

El término Falacia se usa cuando se pretende que un argumento tiene validez sin realmente poseerla, aunque tal argumento contiene algún elemento que nos puede llevar a engaño y, por ello, si no estamos suficientemente atentos, a pensar que es válido.[1]

Es muy común para la gran mayoría de católicos no formados, no detectar una falacia cuando se encuentra con un protestante o incluso un ateo, llevándolo a un debate estéril y hasta incluso una discusión terminada en improperios por parte del otro interlocutor. Es importante entonces saber por qué se dan las falacias, lo que podemos resumir en los siguientes puntos:

a)    Premisa falsa. Quiere decir que la afirmación que se busca probar o llegar a explicar es errónea desde su mismo enunciado. Ejemplo: Dios creó al hombre pecador.

b)    Premisa sin conexión con la conclusión que se quiere dar: Quiere decir que para llegar a una conclusión premeditada, se trata de armar una premisa que no tiene nada que ver. Ejemplo: Si se quisiera hacer ver que: a la Misa no se lleva la Biblia (verdad), podrían crear una premisa como: la Iglesia Católica no considera la Biblia la única Palabra de Dios. Ahí, la premisa no tiene nada que ver con la conclusión que se quiere probar.

c)    Se omite información en la premisa: Quiere decir que la premisa se muestra incompleta para apoyar la conclusión que se premedita. Ejemplo: San Pablo condena las obras, y por tanto contradice la doctrina católica. La premisa se dijo incompleta porque no se aclaró que las obras que condena San Pablo son las obras, pero de la Ley, con el fin de querer hacer creer que condena las obras de misericordia.

d)    La sustentación de la conclusión se apoya en una errada interpretación de los hechos: Quiere decir que la premisa se basa en la interpretación personal del exponente, y no en la veracidad del hecho. Ejemplo: la Iglesia odia los homosexuales porque no avala el matrimonio entre ellos. Aquí, la errada interpretación del rechazo al matrimonio homosexual, los lleva a pensar que se odia a la persona en sí.

e)    Se basa en ataques personales: Quiere decir que la fuerza de la premisa radica en el ataque a quien la expone. Ejemplo: Ese sacerdote no puede hablar del matrimonio porque él no sabe lo que es eso.

Hay otros factores que producen una falacia, como por ejemplo: falta precisión en el manejo del lenguaje, hay desorden en la exposición de ideas, la información de la fuente es deficiente, entre otras.

 

Tipos de falacias

Es importante y necesario que el alumno logre conocer los distintos tipos de falacia existentes, pues de este modo podrá detectar cuando un no católico los quiere usar para cuestionar su fe. Existen distintas clasificaciones, pero para efectos prácticos del curso y enfocarnos en lo que nos interesa, colocaremos los más comunes.

·         Petición de principio: Este tipo de falacia se observa sobre todo cuando el protestante trata de defender alguna creencia que tiene; consiste en utilizar un argumento para probar su conclusión, sin probar el argumento. Ejemplos:

-       ¿estimado evangélico, cómo sabes que la Biblia es inspirada por Dios?

-       Porque la Biblia dice que toda Escritura es inspirada por Dios (2 Tim 3, 16)

Trata de probar que la Escritura es inspirada (conclusión), apelando a la misma Escritura (argumento). Es decir, sin probar por qué es inspirada la Biblia, la considera como tal para usar un pasaje de ella como argumento.

 

·         Argumento ad ignorantian: Este tipo de falacia ocurre cuando se pretende que algo que ellos afirman sea cierto porque no ha sido demostrado que sea falso. Lo usan mucho con los argumentos de: la Biblia no dice que… Ejemplo:

-       Católico, ustedes no deben llamar madre a María, porque la Biblia dice que Jesús la llamó fue mujer, no madre.

Aquí están apelando a que ellos no llaman madre a María porque Jesús nunca la llamó así, lo cual sólo lo presuponen porque la Biblia no lo dice, más no porque sepan que en verdad nunca le dijo así.

 

·         Argumento ad hominen: Este tipo de falacia consiste en  ofender al católico que expone un argumento, para evitar responder al argumento en sí. Esto se vive mucho con sectas fundamentalistas, sobre todo adventistas o bautistas. Ejemplo: La Iglesia no puede hablar de defender la vida contra el aborto, cuando ellos obligan a la mujer a sufrir y morir sicológicamente a tener un bebé por violación.

·         He notado que muy pocas veces citan la Biblia para responder argumentos, Sino nuestra sola opinión. Sera por eso que la historia muestra un periodo de oscuridad, su sistema de iglesia prohibía la biblia, y había ceguera en el pueblo, ocurrían las matanzas mas horribles contra el que quisieras leerlas y entenderlas. 

En estos ejemplos, la refutación no va contra el argumento en sí, sino contra la persona que lo afirma o sobre quien se refiere. No se refuta con argumentos el que se quiera defender la vida, sino que se enfila contra las personas para intentar invalidar sus argumentos. Esto se ve mucho, y el católico debe siempre evitar que el adversario se salga por estas ramas.

 

·         Argumento ad baculum: Este tipo de falacia se utiliza cuando se busca amenazar al adversario para imponer su premisa. Ejemplo: los católicos no tienen la luz del Espíritu, por eso son ciegos a la Palabra de Dios, si la tuvieran no fueran católicos.

Es claro que la forma de abordar el tema es intimidando al católico con amenazas, y ocurre mucho cuando los argumentos le empiezan a fallar al protestante en la discusión de un texto bíblico donde se les muestra que hay disputa.

 

·         Falsa analogía: Este tipo de falacia se da cuando tratando de aplicar un concepto a otro, pretenden arrojar las mismas conclusiones del primero. Ejemplo: Dice la Escritura en el Antiguo Testamento que los muertos duermen y no escuchan, por tanto si le oran a los muertos estos no interceden.

El problema parte de hacer una analogía errada ya que los muertos en el AT iban al Sheol mientras esperaban la Resurrección de Cristo, pero después de vencer la muerte ya van al Cielo. De este modo, aplican que si en el AT los muertos duermen, después de Cristo también deberían dormir.

 

·         Ad Populum: Este tipo de falacia se usa para apelar a las masas para validar la argumentación. Ejemplo: La Iglesia Católica debería aprobar el uso de preservativos, pues al final muchos católicos los usan en contra de lo que diga Iglesia.

Este tipo de falacias busca mover las masas a favor, con el fin de convencer al adversario del apoyo de las masas, o busca inclinar a las masas a su favor por una argumentación.

 


 

Bibliografía de Referencia:

DIAZ, Alvaro. La argumentación escrita. Pág 94 en adelante. http://books.google.com.co/books?id=qhlSzC8C5WcC&pg=PA96&dq=falacias+argumentativas&hl=es&sa=X&ei=heYpT7qJHcjO2AXr5pDIAg&ved=0CD0Q6AEwAw#v=onepage&q=falacias%20argumentativas&f=false

http://www.monografias.com/trabajos5/fala/fala.shtml

http://html.rincondelvago.com/falacias_1.html

Comments