Las maravillas de Dios

“LAS MARAVILLAS DE DIOS”


Por: Ada Mireya Espinosa

 

“Yo por mi parte buscaría a Dios, a Él le expondría mi causa. Él realiza obras grandes e inescrutables,

maravillas que no se pueden enumerar” (Job 5: 8-9)

 

Ante las dificultades de la vida, viene la providencia de Dios, a sostener y a animar a las almas rompiendo las cadenas y liberando al hombre de la opresión y a seguir en el camino de Cristo donde maravillosamente Dios se hace presente en los hombres y mujeres renovando sus corazones e incomprensiblemente Dios les inspira a cantar un himno al amor en esta sociedad, para dar a conocer con su ejemplo su filosofía de amor y sus enseñanzas.

 Muchos podrían calificar con diferentes títulos una vida con tanto sufrimiento, pero ante la existencia de un Dios como el nuestro, el dolor que se podría vivir aquí en la tierra, Dios le descubre al ser humano un sentido muy profundo para ofrecerlo y padecer con paciencia las penas de esta vida, las amarguras y cualquier padecimiento por muy duro que parezca, .

Un sentido a la vida, un porque vivir ante las confusiones que agobian el interior del hombre y de la mujer, un porque sufrir abrazando la cruz de Cristo, comprendiendo y aceptando el paso lento de Dios, y a través de los desaciertos de la vida, ir comprendiendo los designios de Dios, sus caminos, su voluntad, concibiendo a un Dios paciente y amoroso,  asumiendo el compromiso de la vida por amor y con pasión por vivir el evangelio cada vez más, amando a Dios, desde la realidad de cada uno, . Difícil tarea en la vida... Dios hace maravillas, Dios transforma los corazones, hace una obra de arte en el hombre y la mujer, basta dejarse amar por Dios.

Necesario es dar conocer el amor de Dios, su misericordia su poder.

Ese sentido a la vida, aun en medio de los golpes, las caídas, las heridas..., pero en tal caso, los golpes moldean las piedras, las caídas son necesarias para que encuentres el poder de Dios, que sentido se le puede encontrar en la vida cuando existe el sufrimiento, acaso no es este el que purifica el alma, y cuando llegan las enfermedades, acaso no son estas las que salvan a muchas almas, y cuando se llega a perder un familiar al que se le amaba mucho, acaso no esta ya con Dios, y cuando las lagrimas no se detiene por tanto dolor, acaso no son estas las que cuentan los ángeles y las llevan como reliquias a Dios, y cuando se ve un humillado y calumniado por quienes consideraba los mejores amigos, acaso no son estos a los que Jesús llamaba “bienaventurados”, y cuando llega la tristeza y el dolor mas profundo, acaso no encuentras consuelo, y cuando llegan las tempestades, acaso Jesús nos les dice “enmudece”, y cuando sin piedad se burlan los demás y le juzgan, acaso no hace llegar a uno después la victoria sobre sus enemigos, y cuando se ve uno perdido y sin fe, pobre y sin animo, acaso Jesús te negaría sus brazos para sentirte amado, acudir a el, es la decisión mas inteligente, y cuando te fallan los demás, acaso no es Jesús el mejor amigo tuyo; y cuando fallas tu, acaso no existe el perdón de Dios....

Comments