Los ciclos del tiempo litúrgico



Por Anwar Tapias Lakatt


¿Te has preguntado por qué en las lecturas del domingo se utiliza una letra A, B o C para las lecturas? Se trata de los ciclos dentro del tiempo litúrgico.
La Iglesia ha establecido dentro de la organización para la celebración de la Liturgia en el tiempo ordinario, asignarle unas letras a cada año litúrgico con el fin de poder estructurar las lecturas que se proclaman en cada Eucaristía dominical.

La división se hizo con base en los Evangelios Sinópticos:
  • Evangelio según San Mateo: Ciclo A
  • Evangelio según San Marcos: Ciclo B
  • Evangelio según San Lucas: Ciclo C
De esta forma, durante cada año se tratan los textos de cada Evangelista. ¿Y el Evangelio de San Juan? Pues este Evangelio se va intercalando dentro de cada año, especialmente en el tiempo de Pascua y Cuaresma, y esto era una costumbre muy antigua.

Cada año litúrgico corresponde a una letra, por lo que luego de 3 años se vuelven a asignar las letras. Por lo tanto, cada 3 años tendremos el ciclo de cada Evangelista sinóptico. Para saber en qué año se corresponde cuál ciclo se tiene en cuenta dividir el año en curso entre 3, y si la división es exacta entonces corresponde al ciclo C. Por ejemplo: año 2013 / 3 = 671. Como la división es exacta el año 2013 es ciclo C. Pero si tomáramos 2014 / 3 = 671,333. Por tanto el año 2014 no puede corresponder al ciclo C.


Para las celebraciones eucarísticas entre semana, se maneja otro ciclo distinto, de acuerdo al leccionario ferial. Este ciclo se hace durante 2 años, par e impar. 
Comments