Oraciones de sanación y Liturgia



Arzobispo de Goiania pide fidelidad a la liturgia y prohíbe las “oraciones de sanación” durante la Misa.

Fuente: Website de la Conferencia Episcopal de Brasil. Visto en Salvem a Liturgia!

 

El arzobispo de Goiania (GO), Monseñor Washington Cruz firmó el decreto, a comienzos de abril último, donde no se permiten introducir las llamadas “oraciones de sanación” durante la celebración de la Misa. El arzobispo recalca, en el decreto, que las oraciones de sanación litúrgicas se celebran según el rito prescrito y con las vestimentas sagradas indicadas en el Ordo Benedictionis Infirmorum del Ritual Romano.

 

El Decreto dice cuanto sigue:

Considerando

  • La Instrucción Ardens Felicitatis, de la Congregación para la Doctrina de la Fe (14 de setiembre de 2000) en el cual se afirma que “la Iglesia en la liturgia pide al Señor la curación de los enfermos”;
  • El documento nº. 53 de la Conferencia Episcopal de Brasil (27 de noviembre de 1994) en el cual se establece que “en las celebraciones, sígase la legislación litúrgica[…] No se introduzcan elementos extraños a la Tradición litúrgica de la Iglesia o que no estén de acuerdo con lo que establece el Magisterio o aquello que es exigido en la propia índole de la celebración” (nº 40);
  • “Al Obispo diocesano, en la Iglesia a él confiada y dentro de los límites de su competencia, le corresponde dar normas obligatorias para todos sobre materia litúrgica.” (CIC. 838, § 4),

 Decreta

 -        Que las oraciones de sanación litúrgicas se celeben según el rito prescrito y con las vestimentas sagradas indicadas en el Ordo benedictionis infirmorum del Ritual Romano.

-        Que el uso de medios de comunicación social durante las oraciones de sanación, tanto litúrgicas como no litúrgicas, sea sometido a la vigilancia del Obispo, conforme al canon 823.

-        Que no se introduzcan oraciones de sanación, litúrgicas o no, en la celebración de la Santísima Eucaristía, de los sacramentos y de la Liturgia de las Horas.

Conscientes de que “La intervención del Obispo diocesano es necesaria cuando se verifiquen abusos en las celebraciones de curación, litúrgicas o no litúrgicas, en caso de evidente escándalo para comunidad de fieles y cuando se produzcan graves desobediencias a las normas litúrgicas e disciplinares.” (art. 10 Instrucción Ardens Felicitatis) se establece que el presente decreto sea publicado y notificado en todo el territorio de la Arquidiócesis.


Dado en Goiania, en la sede de la Curia Metropolitana, a los 5 días del mes de abril de 2012.

 

+ Mons. Washington Cruz

Arzobispo Metropolitano de Goiania.


Comments