¿Quien es la ramera del Apocalipsis?


Preparadado por Ada Mireya Espinoza
Colaboración de Anwar Tapias

Recordemos que el mismo Apocalipsis lo explica: "Y la mujer que has visto es la Gran Ciudad, la que tiene la soberanía sobre los reyes de la tierra.", Apocalipsis 17:18. 

La cuestión es, ¿Qué ciudad es esa? Y para llevar el ataque contra Roma, los protestantes utilizan la referencia de Apocalipsis 17:9: Aquí es donde se requiere inteligencia, tener sabiduría. Las siete cabezas son siete colinas sobre las que se asienta la mujer. «Son también siete reyes:. Por lo tanto, sobre ese principio discutiremos:


Se ve a Roma como la Ciudad de las Siete Colinas:
Primero haremos notar que el Apocalipsis dice que la Gran Ramera es una GRAN CIUDAD, no una INSTITUCIÓN, de modo que desde ahí, no puede ser la Iglesia Católica. ¿Será, por lo menos, la Ciudad del Vaticano?
¡Decepción para los anticatólicos!

El Vaticano no es una "Gran Ciudad" (ocupa tan solo 0.44 kms. cuadrados), y de ningún modo está asentado sobre siete colinas, ya que se ubica al Oeste del río Tíber, mientras que las siete colinas de Roma están asentadas al Este del Tíber:

¿Es posible que la Gran Ramera sea Jerusalén?
La presunción inicial de que sus "conclusiones son irrefutables", no parece estar bien justificada. Jerusalén también en otro tiempo era "la ciudad de las siete colinas":
E n la cultura oriental a la que pertenece San Juan, Jerusalén era conocida como “la ciudad de las siete colinas”
Estas colinas son: 1- "Escopus", 2-"Nob", 3-“el Monte de la Corrupción” o “el Monte de la Ofensa” o “el Monte de la Destrucción” (2 Reyes 23,13), 4- El original “monte Sión”, 5-la colina Suroeste también llamada "Monte Sión", 6- el "Monte Ofel", y 7- “La Roca” donde se construyó la fortaleza “Antonia”. El número siete significa perfección.

¿Jerusalén no se identifica con la Gran Ramera?
¿Ah, no?

Otros pasajes del Apocalipsis también se refieren a Jerusalén como la Gran Ciudad en forma condenatoria: 
Y sus cadáveres, en la plaza de la Gran Ciudad, que simbólicamente se llama Sodoma o Egipto, allí donde también su Señor fue crucificado. -Apocalipsis 11,8 

La ciudad donde "también su Señor fue crucificado" no puede ser sino Jerusalén. También en Jerusalén la persecución de la Iglesia ocurría bajo la autoridad de Roma. Allí la ramera cometió las mas grandes abominaciones: la crucifixión del Redentor, la destrucción del Templo. 
Además, la riqueza coincide más con la Roma pagana o la Jerusalén apóstata, ambas centros económicos claves. 
Pero la Roma pagana y la Jerusalén apóstata coinciden con la descripción de la ciudad embriagada con la sangre de los santos y los mártires de Jesús. Y ya que fueron notorios perseguidores de Cristianos, el público original habría automáticamente pensado en una de estas dos como la ciudad que persigue Cristianos, no una Roma Cristiana nunca soñada que estaba a siglos en el futuro.
Incluso podría ser un dominio político, dado que Jerusalén era el centro del poder político en Canaán y, bajo la autoridad de los romanos, gobernaba una considerable cantidad de territorios y pueblos menos poderosos. En tal caso "los reyes de la tierra [tierra: planeta Tierra]" serían "los reyes de la tierra [tierra: territorios cercanos a Israel]" (la expresión griega puede traducirse de ambas formas, como la castellana). Tales gobernantes locales de la tierra de Canaán naturalmente estarían resentidos con Jerusalén y desearían cooperar con los Romanos en su destrucción, exactamente lo que la historia dice que hicieron. Pueblos locales no judíos fueron usados por los romanos en la captura de Jerusalén. 


Conclusiones de esta parte
La palabra griega en este pasaje es horos. De las sesenta y cinco ocurrencias de esta palabra en el Nuevo Testamento, solo tres son vistas como “colina” en la versión del Rey Jaime. Las restantes sesenta y dos son traducidas como “montaña” o “monte”. Las Biblias modernas tienen similares proporciones. Si el pasaje expresa que la Ramera se sienta en “siete montañas”, podría referirse a cualquier cosa. Las montañas son símbolos bíblicos comunes, a menudo simbolizan reinos enteros (Cf. Sal 68:15; Dan 2:35; Amos 4:1, 6:1; Abdías 1, 8-21). Las sietes montañas de la Ramera pueden ser siete reinos sobre los que reinó, o siete reinos que tenían algo en común con ella.
El número siete también puede ser simbólico, frecuentemente representa completo en la Biblia. Si esto es así, las siete montañas puede significar que la Ramera reinó sobre todos los reinos de la tierra.

Haciendo la distinción entre Roma y el Vaticano –la ciudad donde la Iglesia Católica tiene su sede actualmente- el argumento se vuelve menos verosímil aún. La Ciudad del Vaticano no esta construida sobre siete colinas, sino sólo sobre una colina, a saber, la colina del Vaticano, que ni siquiera es una de “las siete” sobre los que la antigua Roma fue construida. Estas colinas están al este del río Tíber; la colina del Vaticano esta al oeste. 
Las "aguas" sobre las que está sentada la Gran Ramera:

El Apocalipsis en ningún momento dice que la Gran Ramera es "la iglesia apóstata". Eso es un prejuicio que nos quieren meter de contrabando los anticatólicos. Lo que dice es que la Gran Ramera es "la gran ciudad que tiene soberanía sobre los reyes de la Tierra" (Apocalipsis 17:18). Roma coincide con esa descripción. En Roma se centraban los poderes imperiales, el emperador, el Senado, la Guardia Pretoriana y los cónsules. También los dictadores como Julio César y Sila, no se consideraron satisfechos hasta no entrar a la Ciudad Eterna con sus legiones -durante las Guerras Civiles-. 
Roma, por lo tanto, tenía soberanía sobre muchos reyes de la Tierra, hasta su caída. 
Sin embargo, la Iglesia Católica nunca ha estado en esa situación. En la Edad Media no gobernó a los reyes de la Tierra, de hecho tuvo muchos problemas con ellos, el emperador de Bizancio, por ejemplo, no se sometió a Ella, sino que aceptó el Cisma de Oriente. El emperador Enrique IV provocó la Querella de las Investiduras, los príncipes alemanes de la Reforma no vacilaron en unirse a Lutero para así romper definitivamente con la Iglesia. Enrique VIII, lejos de tener su soberanía "bajo el poder de Roma", se erigió en "Jefe de la Iglesia de Inglaterra". 
Dictadores como Napoleón, no tuvieron empacho en hacer prisioneros a Papas y amenazarlos con la fuerza de las armas. Desde las revoluciones populares, el comunismo persiguió ferozmente a la Iglesia, en México, el nacionalismo y la masonería persiguieron a la Iglesia en la Guerra Cristera. En las dos Guerras Mundiales, la Iglesia Católica intentó lograr la paz, pero no lo consiguió. Mucha "soberanía" no tendría.

Los colores de la Ramera: Púrpura y Escarlata
En este caso, los anticatólicos dejan el simbolismo, y se introducen en una interpretación LITERAL. Su razonamiento es el siguiente: Si en la Iglesia Católica se utilizan los colores púrpura y escarlata, esto apoya la tesis de que se trata de la Gran Ramera. Sirve recalcar lo que el Apocalipsis dice al respecto: «¡Ay, ay, la Gran Ciudad, vestida de lino, púrpura y escarlata, resplandeciente de oro, piedras preciosas y perlas» (Apocalipsis 18:16)

Los colores de El Vaticano (El texto atacante es de Dave Hunt):
Hunt ignora el obvio significado simbólico de los colores –púrpura para la realeza y rojo por la sangre de los mártires Cristianos. Notamos que aquí Hunt, repentinamente, se vuelve literal en su interpretación. Entendió bien que la mujer simboliza una ciudad y que la fornicación simboliza otra cosa que literalmente sexo, pero ahora quiere asignar los colores literalmente a alguna vestimenta de determinada clerecía Católica.

Púrpura y rojo no son los colores dominantes de la vestimenta del clero Católico. El blanco lo es. Todos los sacerdotes llevan blanco (incluyendo Obispos y Cardenales cuando están celebrando Misa), inclusive el Papa también lo hace.

Colores blanco y negro en la Liturgia Católica



El púrpura y escarlata de la Ramera son contrastados con el blanco de la nueva Jerusalén, la Esposa de Cristo (Ap 19,8). Esto es un problema para Hunt por tres razones:
a) ya hemos asentado que el color dominante de la vestimenta del clero Católico es el blanco, que se identificaría con la nueva Jerusalén si el color es tomado literalmente;
b) el vestido de la Esposa esta dado como una interpretación simbólica (“las justas acciones de los santos” 19,8), implicando que el vestido de la Ramera también debe estar dado en un significado simbólico; y
c) la identificación de la Esposa como la Nueva Jerusalén (Ap 3;12, 21:2-10) sugiere que la Ramera puede ser la antigua Jerusalén apóstata –un contraste usado en otra parte de la Escritura (Gal 4, 25-26).

Hunt ignora el significado litúrgico del púrpura y el rojo en la simbología Católica. El púrpura significa arrepentimiento, y el rojo honra la sangre de Cristo y los mártires Cristianos.
Es apropiado para el clero Católico usar púrpura y escarlata, si no por otra razón sino porque han sido los colores litúrgicos de la religión verdadera desde los tiempos del antiguo Israel.

- el VIOLETA o PÚRPURA: simbolizan peneitencia y el duelo. Se llevan durante la Semana Santa, los domingos de Cuaresma y en los cuatro domingos de Adviento. El violeta era el color preferido para las túnicas de los antiguos reyes. La palabra “púrpura” proviene del griego “porphyra”, una especie de marisco del que se obtiene un tinte de este color. La palabra “violeta” proviene del latín “viola”, el nombre de una planta púrpura azulada.


- el ROJO: simboliza el fuego, la sangre y la realeza. Este color se puede ver durante las celebraciones de la Pasión, incluido el Viernes Santo, y en los días en que se conmemoran las muertes de los mártires, los apóstoles y los evangelistas. Siendo el color del fuego, es la elección natural para Pentecostés, al simbolizar el ígneo descenso del Espíritu Santo. La palabra “rojo” proviene del latín, concretamente de la palabra “russus”.



Hunt omite el recordar a sus lectores que Dios ordenó que el hilo y la lana escarlata serían usados en las ceremonias litúrgicas (Lev 14:4; 6, 49-52; Num 19:6), y que Dios ordenó que las vestiduras de los sacerdotes fueran hechas con hilo púrpura y escarlata (Ex 28: 4-8, 15, 33, 39;39;1-8,24,29). 
Una de las figuras mas delirantemente utilizada por la Apostasía es la “Gran Ramera de Babilonia” a quien identifican con la Iglesia Católica, insultando así a Jesús esposo de esta. Pero partamos de la base de que el Apocalipsis es un Libro encarnado en la Biblia y que como todo Libro Profético habla del presente que se vive en el momento que el Señor da la Palabra de Profecía.

La Gran Babilonia” en lenguaje bíblico simboliza el poder pagano y los perseguidores del pueblo de Dios.
Si leemos Apocalipsis 17 1-6 podemos sacar algunas conclusiones sobre este personaje:
a) Esta ligada con la Bestia, esta bestia es un imperio potente y pagano 
b) La mujer esta ligada con la realeza, ya que ve vestida de púrpura
c) La mujer es rica pues esta enjoyada
d) ha fornicado 
e) persigue a los cristianos y a los santos

Esta descripción nos deja solo dos posibilidades en cuanto a la identificación de la Ramera, la Roma Imperial o……………JERUSALEM

1) se sienta sobre siete colinas, Roma se sienta sobre siete colinas pero también Jerusalén, estas son:
Goath, Gareb, Acra, Besetah, Sion, Ophel y Moria
2) Roma no se alia con ningún poder, ella era el poder mas grande del momento, Jerusalén SI se alió con Roma para matar al Mesías y perseguir a los Cristianos como narran los Hechos y la historia de los tres primeros siglos.
3) Apocalipsis 17, 16-17 dice que la “bestia odiara a la Prostituta y la dejara solitaria y desnuda”.Si la bestia es Roma ahora esto toma sentido pues Roma (y sus vasallos orientales) después de aliarse con Jerusalén la destruyo y abandono en el año 70
4) “Tiene soberanía sobre los Reyes de la Tierra”, apunta a Roma pero no olvidemos que Jerusalén era el poder político en la zona y bajo los Romanos gobernaba grandes extensiones de pueblos vecinos. La expresión “tierra” también se utiliza en Griego para “países vecinos”
5) Los profetas llaman repetidamente “Prostituta” a Jerusalén y a Israel, JAMAS a Roma
6) Los Sumos Sacerdotes de Israel se vestían de púrpura, se enjoyaban y daban un culto profanado en vasos de oro


Porque la Iglesia Católica y Roma no puede ser la “Ramera de Babilonia”?

a) Dice Apocalipsis 11,8 que “sus cadáveres en la plaza de la Gran Ciudad que simbólicamente se llama Sodoma o Egipto, ALLI DONDE TAMBIEN SU SENOR FUE CRUCIFICADO” El Señor fue que crucificado en JERUSALEM no en Roma.
b) “Persigue a los Santos y mártires de Jesús” en esa época la Iglesia no perseguía, era perseguida por ser seguidora de Jesús y Santa.
c) Juan nos dice en tiempo verbal presente en Apocalipsis 17, 10-11 que la mujer se sienta sobre siete reyes “de los cuales cinco han caído (pasado) uno esta (presente) y uno no ha venido todavía (futuro”
La Iglesia católica no puede ser esta Ramera que se sienta sobre un rey QUE ESTA, en época de Juan. El Vaticano no existía y no habían reyes ni Papas en el, sin embargo Jerusalén (sus reyes y sacerdotes) se sentaban sobre el poder político de Roma Imperial y de sus Cesares (la Bestia)
d) En el Capitulo 18, 11 Juan ve la destrucción de la Prostituta y nos da datos que indican no puede ser la Católica. Juan la muestra como un poder de comercio internacional, el centro de Comercio Internacional es hoy Japón, EEUU..Jamás el Vaticano 
e) El punto mas importante esta en Apocalipsis 18, 20-24 “Alégrate cielo por su ruina. Alégrense Santos Apóstoles y PROFETAS, por que al condenarla Dios les hizo justicia a ustedes”, esto muestra que la Ramera persiguió a Apóstoles y Profetas. Los Apóstoles solo existieron en el Siglo I y los Profetas en el Antiguo Testamento cuando no existía el Vaticano, sin embargo JERUSALEM SI persiguió y mato a Profetas, Apóstoles y Santos 

Resumen:

Jerusalén y no Roma es quien ha matado Profetas y Apóstoles
Jerusalén y no Roma es la Gran ciudad donde Jesús fue crucificado
Jerusalén también se sienta sobre siete colinas
Jerusalén es llamada repetidamente por los profetas prostituta en la Biblia
Los Sacerdotes de Jerusalén se vestían de púrpura y oro 
Jerusalén bebió la copa de la ira de Dios

Preparadado por Ada Mireya Espinoza
Colaboración de Anwar Tapias

Comments