Reflexión #1 de Cuaresma

No hay texto alternativo automático disponible.

Le preguntaron también los hermanos:
“¿Entre todas las virtudes cuál exige mayor esfuerzo?”.
Les dijo: “Perdónenme, creo que no hay trabajo igual al de orar a Dios. Cada vez que el hombre quiere orar, los enemigos se esfuerzan por impedírselo, porque saben que sólo los detiene la oración a Dios. En toda obra buena que emprenda el hombre, llegará al descanso si persevera en ella, pero en la oración se necesita combatir hasta el último suspiro”

(Apotegmas de los Padres del desierto, Aggatón 9)
Comments