Reflexiones sobre un debate sobre "llena de gracia"




Anwar Tapias Lakatt

Aunque tengo tiempo alejado de los debates de Apologética, lo cual seguirá así, tuve la oportunidad de ver un debate entre un pastor y el hermano Rodrigo Calvo, apologista colombiano, sobre si María era llena de gracia, puede ver el debate Ver aquí, y quisiera hacer unas reflexiones de cara a poder comprender mejor los argumentos y las repuestas que podemos dar al respecto. Evitaré opinar sobre los señalamientos que el pastor hace basado en su propia experiencia como católico, lo cual obviamente no es determinante para el tema, y nos deja ver más bien el tipo de católico que era.


PRIMERA INTERVENCIÓN

KEJARITOMENE

El primer punto del debate es el análisis de la palabra “kejaritomene”. El pastor hace mención de un argumento católico, incluso menciona a Fernando Casanova como uno de los exponentes, diciendo que falsamente los católicos enseñamos que: “el tiempo perfecto indica que una acción se ejecutó en el pasado, y que tiene relevancia en el presente y hacia el futuro”. Según el pastor, este argumento católico no tiene sustento, ya que, por ejemplo, un libro de gramática como el de Daniel Wallace, limita el tiempo perfecto al contexto, incluso menciona otros eruditos al respecto.

Sobre esto, hay que expresar:

Sí es cierto que cada ocurrencia del perfecto está determinada por el contexto, algo que pude leerle a David Allan Black, profesor de griego del Nuevo Testamento, en su obra “Aprenda a leer el griego del Nuevo Testamento” cuando expresa:

Se debe recordar que la opción entre el perfecto y algún otro tiempo no está necesariamente determinada por hechos objetivos, sino por el punto de vista del que describe la acción (§§15-16).

Como siempre, la importancia de cada ocurrencia del perfecto debe ser determinada por el contexto.[1]

Pero así mismo, el mismo autor líneas anteriores ha mostrado que, aun cuando la acción en el tiempo perfecto ha sido completada en el pasado, habla más del presente que del pasado. Es por eso que, el argumento católico extiende la llenura de gracia de María al presente. Veamos lo que nos dice el autor:

“El perfecto griego de la voz activa hace referencia al estado resultante de una acción ya completada en el pasado. Por ello, el perfecto se refiere más al presente que al pasado, aunque el perfecto represente una acción que ha sido ya completada”.[2]

Es interesante, porque va más por el lado del argumento católico que de la opinión del pastor. Es más, Allan Black coloca ejemplos en tiempo perfecto donde una acción ya completada en el pasado tiene repercusión o continuidad en el presente, al momento de ser narrado el acontecimiento. Voy a colocarlos tal cual como los menciona el escritor en su libro:

·         Juan 1:41: “Hemos encontrado al Mesías [y el encuentro sigue siendo vívido].”

·         Juan 7:22: “Moisés os ha dado la circuncisión [como un rito que aún sigue].”

·         Juan 19:22: “Lo que he escrito he escrito [y no puede ser cambiado].”

·         2 Cor 12:9: “Él me ha dicho, ‘Mi gracia te basta’ [y la respuesta todavía es válida].”

·         2 Tim 4:7: “He guardado la fe [de que pueda terminar].”

·         Hebreos 1:4: “Él ha heredado [y todavía posee] un nombre más excelente que ellos.”

En el mismo argumento de la palabra “kejaritomene”, el pastor hace mención que, al ser un participio pasivo, la mejor traducción sería agraciada o favorecida, porque que María ya recibió la gracia, por tanto, la traducción: “llena de gracia” sería contraria al pensar de Dios y de Lucas. Sobre esto, como el pastor obvió que el tiempo perfecto habla más del presente producto de la acción ya completada, por eso no comprende que se pueda considerar “llena de gracia” como una forma válida, porque la consecuencia de la acción completada sigue estando en el presente todavía, de ahí que no tiene por qué asumir que sea erróneo traducir llena de gracia en el pasaje, aunque esto lo ampliaremos más adelante en la intervención del pastor. Pero como tenemos que ir al contexto, es ahí cuando mas valor cobra, que esa dádiva de gracia, esa llenura que ya ha recibido, debe ser mantenida en el presente, pues al momento de la Anunciación, Jesús no ha nacido.

 

Continúa el pastor en su primera intervención aduciendo a que el catolicismo desvía la acción central que es el Nacimiento de Jesús, para enfocarse en María. Pero es que debe entender que son palabras del ángel a María, y que, si bien le anuncia el nacimiento de Jesús, le está explicando el papel que ella desempeña en ese acontecimiento, y es que precisamente por ser elegida para madre del Salvador, ha sido llenada de la gracia de Dios. Por eso no es que nos desviemos, es que todo está siendo anunciado en el mismo instante.

Señalar que el catolicismo degrada a Jesús en la interpretación del pasaje es absurdo, pues nosotros reconocemos que María es llena de gracia precisamente por los méritos de Cristo Salvador. Cabe bien colocar la definición del Dogma de la Inmaculada Concepción para refutar la opinión del pastor:

“La santísima Virgen María fue preservada inmune de toda mancha de culpa original, en el primer instante de su concepción, por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, salvador del género humano”.[3]

El catolicismo no está degradando a Jesús, porque está reconociendo que lo recibido por María se da precisamente en atención a los méritos de Jesucristo, salvador de la humanidad, así que el pastor miente al decir que se degrada a Jesús, y peor que lo hagamos al nivel de los dioses homéricos.

 

TRADUCCIONES INTERLINEALES

El segundo punto abordado por el pastor es sobre las traducciones interlineales, indicando que en varios casos, los eruditos nunca traducen como llena de gracia. Es evidente que esta traducción viene de la Vulgata Latina, en la que San Jerónimo tradujo[4]:

Et ingressus angelus ad eam dixit : Ave gratia plena : Dominus tecum : benedicta tu in mulieribus

Y consideramos que gratia plena indica la plenitud de gracia con que María fue llenada, pero vamos a suponer que es erróneo hacerlo, vamos a suponer que el participio “mene” al ser un adjetivo no permite eso. Yo invito a que leamos el siguiente texto en la versión Reina Valera:

“Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas (Lc 16, 20)

Fíjese en que el texto traduce “lleno de llagas”. Pero veamos qué es lo que dice el texto griego original en lo que la Reina Valera traduce por “lleno de llagas” (εἱλκωμένος= heilkōmenos). Efectivamente, estamos aquí ante un adjetivo formado del participio pasivo, sólo que por ser masculino termina en “menos” y no en “mene”. Bueno, queda la pregunta, ¿por qué la Reina Valera tradujo esto por “lleno de llagas”? ¿De dónde sacaron el “lleno”, si eso mismo aducen para no traducir “llena de gracia” en el texto de Lucas?

Es común de apologistas protestantes hacer énfasis en que “lleno” se traduce como pleros y que precisamente la ausencia de “pleros” en el texto de Lc 1, 28 impide que a María se le llame “llena de gracia”. Pero por eso, en Lc 16, 20 tampoco aparece pleros pero sí lo traducen como lleno de llagas.

Sin embargo, no hay problema en reconocer que hay traducciones católicas que utilizan expresiones como:

He went in and said to her, 'Rejoice, you who enjoy God's favour! The Lord is with you (Lc 1, 28 Biblia de Jerusalén en inglés)

Traducción: Él entró y le dijo: '¡Alégrate, tú que disfrutas del favor de Dios! El señor está contigo.

 

And coming to her, he said, "Hail, favored one! The Lord is with you." (Lc 1, 28 New American Biblia – Vatican)

Traducción: Y acercándose a ella, le dijo: "¡Salve, favorecida! El Señor está contigo".


LA APARICIÓN DEL ÁNGEL

El siguiente punto de su primer aporte es la pregunta de por qué Dios no se le reveló directamente a María como hizo con Abraham o Moisés, sino que mandó un ángel, ya que por ser llena de gracia debió venir el Padre directamente. Aquí se detecta la falacia llamada ad ignoratiam, pero vamos a usar esa misma lógica para ver el absurdo, pues entramos al terreno de las preguntas hipotéticas:

¿Por qué cuando Jesús estaba ante Pilatos no rogó al Padre para que viniera él mismo, en vez de que vinieran legiones de ángeles? (Mt 26, 53) ¿Acaso Jesús no confiaba en que el Padre viniera, que tuvo que pedir más bien ángeles? Este es el tipo de preguntas erradas en las que no podemos entrar, terreno de especulación puramente, y eso es lo que hace el pastor. Se inventa una pregunta de la cual no tiene respuesta para afirmar algo errado.

 

Luego sale diciendo que cómo es posible que María se conturbara del saludo, porque eso es señal según el pastor que María no sabía que estaba llena de gracia, pero, ¿por qué debía saberlo? Quisiera conocer de algún personaje de la Biblia que supiera de su misión antes que el Señor le anunciara el llamado. Se equivoca el pastor al pensar que, si María es llena de gracia desde la concepción, lo debía saber.

En ese mismo punto, se enfoca en el verso 30, voy a colocarlo desde la RV 1960:

 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios (Lc 1, 30)

El argumento del pastor es que, si en el verso 28 en verdad quisiera significar que María es llena de gracia, en el verso 30, el ángel le debió decir: no temas María, porque has sido llena de gracia, para mantener la concordancia con el verso 30. Sin embargo, esto no tiene que ser necesariamente así, ya que el verso 28 está actuando como participio pasivo con función de adjetivo “agraciada”, y el verso 30 está en aoristo pero es el verbo “hallar”[5]. Es decir, el verso 30 es el que realmente nos está dejando claridad que la gracia en María fue recibida de Dios. Por decirlo así, el aoristo en el verso 30 está confirmando que fue Dios quien la hizo agraciada en el verso 28. No entendemos por qué el pastor ve contradicción, lo que sí vemos es que unas veces se acomoda al español y otras al griego. Tenemos que volver a recordar que la acción completada en el pasado sigue teniendo continuidad en el presente, solo que en la frase del ángel podemos hacer converger la acción de hacerla agraciada del verso 28 con ser Dios quien la hizo agraciada en el verso 30.

Pero según la lógica del pastor, Dios le hizo un favor a María al haberla escogido para dar a luz al Salvador, sin embargo, ¿no debió prepararla para dicha misión? ¿Cómo el Señor preparó a todos para sus misiones, pero a María solo le avisa que la eligió así no más para dar a luz al Salvador? ¿La gracia con que fue favorecida era solo ser elegida? Aquí entonces vemos que la doctrina católica acentúa más lo que María recibió de Dios, una gracia plena para cumplir con su misión; en cambio según le escuchamos al pastor, María ya estaba preparada (¿por quién?) y solo la bondad fue el elegirla a ella. Curiosamente entonces, ¿quién le quita más acción al Padre?

 

Luego viene la intervención de Rodrigo Calvo, con puntos interesantes a favor de María llena de gracia.


SEGUNDA INTERVENCIÓN


Continúa el pastor llegando ahora a responderle a Rodrigo, y aquí volveré a dar unos comentarios. Lo primero que hace el pastor es refutar que la Iglesia Católica tenga 2000 años, lo cual no responderé para solo centrarme en el tema, ya que mencionó el tema de imágenes, cruz, vestimentas, etc.


USO DE KEJARITOMENE EN LA ORACIÓN  

El primer punto de la segunda intervención apunta a refutar lo dicho por Rodrigo, que kejaritomene actúa como pronombre. Vamos a detallar algo:

Kejaritomene está tomando el lugar del sujeto en el saludo del ángel, no que kejaritomene sea un pronombre en griego o sea un sustantivo propio, por eso no hay que apelar a ninguna morfología para ello. Reitero, kejaritomene toma lugar de sujeto en la oración, no que sea un sujeto, o pronombre como lo menciona Rodrigo. Veamos el texto en la Reina Valera:

Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: !!Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. (Lc 1, 28)

El punto es que el ángel no la saludó por su nombre, sino que en vez de eso, la llamó “kejaritomene”. Es decir, esa palabra toma lugar de sujeto, y lo hace expresando la cualidad con que identifica a María. ¿Es posible esto en griego? Claro que sí, porque precisamente un participio puede tener papel de verbo o de adjetivo, y eso el pastor ya lo había aceptado. En este pasaje e Lc 1, 28, kejaritomene toma lugar de adjetivo reemplazando al sujeto.

Voy a citar nuevamente a David Allan Black, quien expresa lo siguiente:

Como adjetivo, el participio puede utilizarse también substantivamente, es decir como un sustantivo en una oración (2 arriba)[6].

Esto parece que el pastor lo desconoce al no comprender lo dicho por Rodrigo, y David Allan Black no lo puede colocar por debajo de los otros que él menciona, o que demuestre donde esos autores niegan que un participio en griego como adjetivo pueda tomar lugar de sustantivo en la oración.

Por esto debemos comprender que no tiene sentido que el ángel la salude con una realidad pasada que ya no tiene sentido o relevancia ahora.

 

EL ANGEL NO LLAMA A MARÍA POR SU NOMBRE

El pastor continúa: ¿cómo le iba a decir María si ya sabía que se llamaba María? Este tipo de argumento se refuta con un contraejemplo, ojo, ha dicho que por qué le iba a decir el nombre si ya se lo sabía:

"Cierto día, estaba Elí acostado en su habitación - sus ojos iban debilitándose y ya no podía ver - no estaba aún apagada la lámpara de Dios, y Samuel estaba acostado en el Santuario de Yahveh, donde se encontraba el arca de Dios. Llamó Yahveh: «¡Samuel, Samuel!» El respondió: «¡Aquí estoy!»" (1 Sam, 2-4)

Vamos a usar la misma lógica del pastor: ¿Por qué Dios lo llamó por su nombre si ya se lo sabía?

O cuando se encontró con Moisés:

“"Cuando vio Yahveh que Moisés se acercaba para mirar, le llamó de en medio de la zarza, diciendo: «¡Moisés, Moisés!» El respondió: «Heme aquí.»" (Ex 3, 4)

Ya el griego demuestra que el participio puede actuar como sustituto del sustantivo, por lo que no se puede obviar que el ángel no la llamara María sino “kejaritomene”.



SALVE COMO SALUDO 

El siguiente punto tiene que ver con la expresión Salve, que Rodrigo ha indicado que era un saludo real, pero el pastor saca la cita de Mat 28, 9 donde se menciona:

He aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: !!Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron. (Mt 28, 9)

Y obviamente, le pregunta a Rodrigo si esas mujeres eran llenas de gracia por el hecho que Jesús les dijo “Salve”. Lla expresión es diferente en griego en una y otra cita, por razón del número:

Mt 28, 9: Χαίρετε (chairete) es un uso plural

Lc 1, 28: Χαῖρε (chaire) es un uso singular

 

Lo que expresa Rodrigo es una deducción del uso de la palabra, porque si se busca qué otras veces se usa el chaire como saludo, se podrá notar que son siempre en sentido de título hacia Jesús, y eso con un lexicón es fácil de ver[7]. Para este caso, los lugares donde se usa son:

·         Y en seguida se acercó a Jesús y dijo: !!Salve, Maestro! Y le besó Mt 26, 49). (Χαῖρε, ῥαββεί)

·        “Y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, le escarnecían, diciendo: !!Salve, Rey de los judíos!” (Mt 27, 29) (Χαῖρε, Βασιλεῦ τῶν Ἰουδαίων)

·         “Comenzaron luego a saludarle: !!Salve, Rey de los judíos!” (Mc 15, 18) (Χαῖρε, βασιλεῦ τῶν Ἰουδαίων)

·        “Y le decían: !!Salve, Rey de los judíos! y le daban de bofetadas” (Jn 19, 3) (Χαῖρε, ὁ βασιλεὺς τῶν Ἰουδαίων)

En el uso singular, el saludo solo se usa 4 veces para Jesús y 1 para María.  Ahora, si analizamos las veces en que se usa para Jesús, es un contexto de reconocimiento, así sea en sentido de burla como se puede evidencia en los textos de la crucifixión. De ahí, que algunos apologistas católicos consideren que el saludo a María sea en un sentido de respeto máximo, pero hay que ser sinceros en aceptar que el jairé, es un saludo muy normal y corriente en esas épocas. De todos modos, Rodrigo explicará más adelante que en el texto de Mt 28, 9; Jesús está resucitado cuando le dice Salve a estas mujeres, dándoles el lugar la Ley no les daba.


BENDITA ENTRE TODAS LAS MUJERES 

El siguiente punto es la mención que hace Rodrigo de que María es la bendita entre todas las mujeres. Aquí el pastor le saca la cita de Jue 5, 24 para mostrar que hay otra mujer que también fue llamada “bendita entre las mujeres”, y nuevamente le pregunta si eso implica que Jael sea llena de gracia por el hecho que se le diga que es bendita entre las mujeres. Es necesario salvar las grandísimas diferencias entre una y otra.

Jael fue una mujer no israelita llamada bendita entre las mujeres porque mató a un enemigo de Israel llamado Sísara. María es llamada bendita entre las mujeres por ser la Madre del Hijo de Dios. ¿Les parece que están al mismo nivel? Además, que el pastor no leyó completo el texto de Jueces, vamos a colocarlo:

Bendita sea entre las mujeres Jael, Mujer de Heber ceneo; Sobre las mujeres bendita sea en la tienda (Jue 5, 24).

Al respecto, algunos comentarios bíblicos que nos dejan claridad el límite de la bendición que recibe Jael:

  • Bendita será ella más que las mujeres en la tienda; sobre todas las mujeres que habitan en tiendas: ésta es una descripción adecuada de una mujer, cuyo carácter es habitar en su tienda, habitar en casa y ocuparse de los asuntos de su familia; y puede tener respeto por la acción viril que realizó en su tienda, igual, si no superior, a lo que se hizo en el campo[8]. (John Gill's Exposition of the Whole Bible)

  • En marcado contraste con Meroz, los israelitas nativos que se negaron a ayudar a Israel, fue Jael el ceneo, quien brindó esa ayuda. De hecho, será bendecida sobre todas las mujeres que viven en tiendas, es decir, las mujeres seminómadas. O puede significar que en una tienda de mujeres será exaltada por lo que hizo[9]. (Peter Pett's Commentary on the Bible)

  • Bendita más que las mujeres - Celebrada y dotada con todo tipo de bendiciones más que ellas. En la tienda - En su tienda y habitación; en su casa y su familia, y en todos sus asuntos. Los ceneos no vivían en casas, sino en tiendas. Pero la carpa se menciona aquí como una alusión al lugar donde se hizo el hecho[10].

  • Meroz no acudió en ayuda del pueblo de Dios. Jael vino, aunque era una mujer; y no de Israel, sino habitante de tiendas. El nombre de su esposo se menciona para distinguirla de otros del mismo nombre, y también para darle interés por la fama de su esposa. En consecuencia, por su bien, él también ha obtenido un lugar en los registros de la historia. La bendición de la que disfruta ante todas las mujeres "en la tienda", es decir, ante todos los que, como ella y los ceneos, deambulaban por las tiendas, a la manera de los nómadas, no la ganó por accidente.[11] (Lange's Commentary on the Holy Scriptures: Critical, Doctrinal, and Homiletical)

 

Es claro que Jael es bendita entre las mujeres que habitan en tiendas, mientras que de María no se delimita nada, Isabel llena del Espíritu Santo la llama: bendita entre las mujeres. Quiero aquí usar otro ejemplo bíblico para mostrar que no es correcto igualar a María con Jael, sólo porque ambas sean llamadas “bendita entre las mujeres”. Sabemos que la Palabra expresa que el Señor es rey de Reyes:

“Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”. (Ap 17, 14)

“La cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores” (1 Tim 6, 15)

Sin embargo, el profeta Daniel llamará a Nabudonosor, como rey de reyes:

Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, potencia, y fortaleza, y majestad (Dan 2, 37)

Está Nabucodonosor al nivel de Jesús, sólo porque de ambos se diga que son rey de reyes? Y sabemos que a todo soberano, es el Señor quien le da la autoridad, pero estoy seguro que el pastor no se atreverá a decir que Nabucodonosor es tan rey como Jesús. Por tanto es absurdo pensar que Jael es tan bendita entre las mujeres como lo es la Virgen María.



¿JESÚS DEGRADADO? 

Sigue el pastor insistiendo que el catolicismo degrada a Jesús para ensalzar a María, pero solo coloco algunas expresiones de la Encíclica Lumen Gentium para mostrar que no es así:

  • María, ensalzada, por gracia de Dios, después de su Hijo (66)
  • Este culto, tal como existió siempre en la Iglesia., a pesar de ser enteramente singular, se distingue esencialmente del culto de adoración tributado al Verbo encarnado, lo mismo que al Padre y al Espíritu Santo (66)
  • Jamás podrá compararse criatura alguna con el Verbo encarnado y Redentor (62)
  • La misión maternal de María para con los hombres no oscurece ni disminuye en modo alguno esta mediación única de Cristo, antes bien sirve para demostrar su poder. (60)

Ahora, nos enfocamos en lo que responde Isabel cuando llega María a su casa. El pastor dice que la respuesta de Isabel es por la presencia de Jesús en María, lo cual no podemos negar, pero es que es ahí el detalle, y lo que hace a María ser llena de gracia, por la misión que el Señor la ha dado. La respuesta de Isabel fue:

Y aconteció que cuando oyó Elisabet la salutación de María, la criatura saltó en su vientre; y Elisabet fue llena del Espíritu Santo (Lc 1, 41 RV 1960)

Es el saludo, las palabras de María las que hacen que Isabel quede llena del Espíritu Santo, obvio, esas palabras transmiten lo que transmiten por llevar a Jesús en su vientre. Eso no desmerita a María, al contrario, ayuda a comprender que sus prerrogativas se fundamentan en su misión y en la presencia de Jesús en ella.


ME LLAMARÁN BIENAVENTURADA 

Respecto a las palabras de María: "me llamarán bienaventurada", dice el pastor que María fue bienaventurada para parir al hijo de Dios como lo hacen todas las mujeres. Es decir, redujo el papel de María solo a parir a Jesús, algo muy reduccionista que ni los mismos reformadores protestantes del siglo XVI hicieron. Es decir, que la única diferencia fue que parió al Hijo de Dios pero las demás paren a simples mortales. ¿Es en serio que a eso reduce todo, el pastor? Y se termina metiendo por ideas que Rodrigo no ha dicho y ya plantea de caer en gnosticismo y docetismo, increíble.

Plantea una pregunta: ¿Por qué María no dijo “me llamarán llena de gracia” si eso fue lo que dijo el ángel? Pues igual le preguntamos al pastor, ¿por qué María no dijo “me llamarán favorecida” si eso es lo que según el pastor le dijo el ángel? Volvemos a las preguntas especulativas.

 

Una vez terminan los aportes de cada panelista, pasan a una sección de preguntas puntuales que se hacen, que abordaré en un siguiente artículo.



[1] BLACK, David Allan. Aprenda a leer el griego del Nuevo Testamento, pág. 120.

[2] IB, pág. 119

[3] Pio IX. Ineffabilis Deus. 8 de diciembre de 1854

[4] https://www.bible.com/es/bible/823/LUK.1.VULG

[5] Que el verbo εὗρες está en aoristo segundo del indicativo se puede consultar en: https://lexicon.katabiblon.com/?search=%CE%B5%E1%BD%91%CF%81%E1%BD%B7%CF%83%CE%BA%CE%B5%CF%84%CE%B1%CE%B9

[6] Ib, pág. 208

[7] https://lexicon.katabiblon.com/index.php?search=CAIRE&lang=el

[8] https://www.studylight.org/commentaries/hcc/judges-5.html#24

[9] https://www.studylight.org/commentaries/pet/judges-5.html#23

[10] https://www.studylight.org/commentaries/rbc/judges-5.html#24

[11] https://www.studylight.org/commentaries/lcc/judges-5.html#24

Comments