Reflexiones‎ > ‎

Cuaresma 2014

Mensaje de Cuaresma 2014

por Jaime Velázquez



La Cuaresma 2014 inicia envuelta en un panorama mundial marcado con la violencia y la incertidumbre. Diversas regiones del mundo enfrentan cambios políticos y descontentos sociales muy fuertes que han llevado a la violencia generalizada. Otras regiones del mundo enfrentan persecución religiosa y han sido muchos quienes han padecido el dolor y el martirio. La sombra del ateísmo, antes disfrazada de socialismo, hoy se disfraza de falsa intelectualidad. La cultura de la muerte sigue avanzando y son millones las víctimas sistemáticas de la indiferencia humana.


Hoy se asesina al más indefenso y el mundo aplaude; hoy se abandona a los ancianos y el mundo aplaude; hoy se desprecia la unidad familiar y el mundo aplaude; hoy lo grotesco y lo vulgar es moda y el mundo aplaude.


Aún así, dentro de este marco de amenaza, la luz de Cristo no deja, ni dejará, de brillar (Jn 8,12), pues su barca no se hundirá (Mt 16,18), su pueblo no desfallecerá (Jn 8,51), su Gracia no dejará de abundar(Jn 1,16). Y por tal motivo, hoy, el cristiano debe cubrirse de ceniza en señal de arrepentimiento y penitencia, en señal de oración y de confianza. Y qué mejor momento que el inicio de Cuaresma.

 
Así como el pueblo de Jerusalén se cubrió las cabezas y vestidos de ceniza ante la amenaza de guerra de Holofernes, general de Nabucodonosor, así debemos hoy nosotros cubrirnos de ceniza en señal de penitencia, en señal de oración y en señal de humildad.

 

 

Judit 4, 11-12

Y todos los israelitas que habitaban en Jerusalén, hombres, mujeres y niños, se postraron ante el Templo, cubrieron de ceniza sus cabezas y extendieron sus sayales ante la presencia del Señor. Cubrieron el altar con un sayal y clamaron ardientemente todos juntos al Dios de Israel, a fin de que no permitiera que sus hijos fueran entregados al pillaje, sus mujeres deportadas, las ciudades de su herencia destruidas y el Santuario execrado y escarnecido, para satisfacción de los paganos.

 

 

Como podemos ver, las amenazas que hoy enfrentamos no vienen representadas en manos de ejércitos, sino de la impiedad humana y la falta de temor de Dios. Hoy más que nunca, los enemigos del hombre amenazan con destruirlo por completo. Al hombre, hoy se le ataca hasta en su dignidad más fundamental, se intenta despojarlo de todo aquello que le distingue como Hijo de Dios, creado a su imagen y semejanza.

 

La Cuaresma 2014 inicia este miércoles 5 de marzo y la iniciamos con la fiesta de la imposición de ceniza. ¿Cómo me he de presentar ante la Iglesia para recibir dignamente este Sacramental? Con un corazón arrepentido, con un corazón temeroso de Dios, pero sobre todo, con un corazón dispuesto a enfrentar los retos que hoy significa ser cristiano y encarar la batalla que este mundo alejado de Dios nos presenta.

 

 Este periodo de Cuaresma debemos vivirlo unidos en la oración de la Iglesia, pues la Iglesia es aquella barca que flota sobre las aguas y nos libra de la muerte (Gén 7,18); es la barca desde donde Jesucristo anuncia el Reino de Dios (Lc 5,3); es en esta barca donde los ataques del mundo no podrán tocarnos.

 

Estos cuarenta días son el tiempo de preparación necesario para llegar renovados al encuentro con Cristo Crucificado, con Cristo Glorioso, con Cristo Vivo. Y una vez unidos a Él, mediante la oración, los Sacramentos y la penitencia cuaresmal, brillaremos con su luz y seremos una lámpara (2Ped 1,19) ante esta sociedad que cada día se identifica más y más con el pecado y no con la bondad.

 

El Papa Francisco, en su mensaje de Cuaresma ha levantado la voz a favor de los pobres y los necesitados, con gran fuerza nos invita a enfrentar la miseria espiritual y moral que destruye a tantas familias, y nos invita a enfrentarla con el anuncio del evangelio y el buen testimonio del amor.



El Evangelio es el verdadero antídoto contra la miseria espiritual: en cada ambiente el cristiano está llamado a llevar el anuncio liberador de que existe el perdón del mal cometido, que Dios es más grande que nuestro pecado y nos ama gratuitamente, siempre, y que estamos hechos para la comunión y para la vida eterna. ¡El Señor nos invita a anunciar con gozo este mensaje de misericordia y de esperanza!

Mensaje de Cuaresma 2014

FRANCISCUS

 

La Cuaresma 2014 es nuestro tiempo de de conversión, de oración y penitencia a favor de los más necesitados y de nosotros mismos, pues solo unidos en la Verdad de Cristo podremos afrontar los retos que el Papa Francisco no ha señalado. Seamos, pues, verdaderas luces de amor y oración en este periodo de Cuaresma, pues en Cristo podremos enfrentarnos a la indiferencia con la vivencia de la compasión.

 

Dios les bendiga

Comments