CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA

CORONILLA DE LA DIVINA MISERICORDIA


"Alienta a las personas a decir la Coronilla que te he dado....
Quien la recite recibirá gran misericordia a la hora de la muerte.
Los Sacerdotes la recomendarán a los pecadores como su último refugio de salvación.
Aún si el pecador más empredernido hubiese recitado la Coronilla al menos una vez,
recibirá la gracia de Mi infinita Misericordia.  Deseo conceder gracias inimaginables a
aquellos que confian en Mi Misericordia.

Escribe que cuando digan esta Coronilla en presencia del moribundo,
Yo me pondré entre mi Padre y él,
no como Justo Juez, sino como Misericordioso Salvador"

"Oh que enorme caudal de gracias derramaré sobre las almas que recen este rosario...
Por el puedes recabar lo que quieras,  si lo que pides es compatible con Mi voluntad....
Deseo que el mundo conozca Mi misericordia infinita." - Diario de Santa Faustina




El 13 de septiembre de 1935, Sor Faustina escribía:  "Ví a un Ángel, ejecutor de la cólera de Dios...Sus oraciones carecían de poder para impedir un castigo terrible, hasta que la Santísima Trinidad se le apareció de pronto.  Comencé a rezar intensamente a Dios por el mundo, con las palabras que me dictaba una voz interior:  Padre Etenerno, te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y Divinidad de tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, como propiación de nuestros pecados y los del mundo entero.  Por su dolorsa Pasión, ten misericordia de nosotros y el mundo entenero"  ( I, 196-197). A medida que Sor Faustina iba repitiendo la oración que le fue inspirada, el Ángel perdía poder para llevar a cabo el castigo ordenado.  Al día siguiente, al entrar en la capilla, Sor Faustina recibió instrucciones de una voz interior sobre cómo había de rezar la oración que había oído. 



Para rezarla se utiliza un rosario común de cinco decenas.

Un Padre Nuestro
Un Avemaría
Credo Apostólico


En los que serían las cuentas corresponientes al Padre Nuestro en el Rosario tradicional de la Virgen María, se reza:

"Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo y Sangre,
el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo y Señor Nuestro Jesucristo,
en propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero."


En lo que serían las cuentas correspondientes a las del Avemaría, se reza:

"Por Su Dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero."


Al final del Rosario, se reza tres veces: 

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.

Si no sabes como rezarla, puedes hacerla accediente al siguiente enlace:

Comments