Rosario de las lágrimas de María

ROSARIO DE LAS LÁGRIMAS
 
ORACION INICIAL 

Con tus lágrimas, oh Madre Dolorosa, destruye el dominio de los infiernos. Con tu mansedumbre, Oh Señor Jesucristo, tú que estás desligado de cadenas, libra al mundo de los errores actuales. Oh Jesús crucificado, postrados a tus pies, te ofrecemos las lágrimas de tu Santísima Madre, que te acompañó con ardiente y compasivo Amor, en el Doloroso camino de la Cruz. Concédenos, oh Buen Maestro, que sigamos de todo corazón, las enseñanzas que por medio de sus lágrimas nos ha dado, para que cumpliendo con tu Santísima Voluntad en la tierra, nos hagamos dignos del honor de alabarte en el cielo por toda la eternidad.  Amén. 

Los 7 Dolores de la Santísima Virgen: 

  

    

  

Primer Dolor: Al oír la profecía de Simeón que su Hijo iba a morir y que su corazón sería traspasado por una espada.

Meditemos: "Me compadezco, Madre Dolorosa, por el dolor que padeciste con el anuncio de Simeón cuando dijo que tu corazón sería el blanco de la Pasión de tu Hijo. Haz, Madre Mía, que sienta en mi interior la Pasión de tu Hijo y tus dolores"

  

Modo de rezarlo: 

En lugar del Padre Nuestro se dirá:

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo. 

 

En lugar del Ave María se dirá (7 veces):

V. Oh Jesús, oye nuestras oraciones.

R. Por las lágrimas de tu Santísima Madre la Virgen María 

 

Para concluir se dirá 3 veces (invocaciones):

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo
 

 

 

 

Segundo dolor: Por la crueldad de Herodes y la huida a Egipto

 

Meditemos: " Me compadezco, Madre Dolorosa, por el dolor que padeciste en el destierro a Egipto, pobre y necesitada en aquel largo camino. Haz, Señora, que sea libre de las persecuciones de mis enemigos"

 

En lugar del Padre Nuestro se dirá:

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo. 

 

En lugar del Ave María se dirá (7 veces):

V. Oh Jesús, oye nuestras oraciones.

R. Por las lágrimas de tu Santísima Madre la Virgen María 

 

Para concluir se dirá 3 veces (invocaciones):

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo
 

 

Tercer Dolor: Cuando perdió a su Divino Hijo por  3 días

Meditemos: "Me compadezco, Madre Dolorosa, por el dolor que padeciste con la pérdida de tu Hijo durante tres días en Jerusalén. Concédeme lágrimas de verdadero dolor para llorar culpas por las veces que he perdido a mi Dios y que lo halle para siempre"

 

En lugar del Padre Nuestro se dirá:

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo. 

 

En lugar del Ave María se dirá (7 veces):

V. Oh Jesús, oye nuestras oraciones.

R. Por las lágrimas de tu Santísima Madre la Virgen María 

 

Para concluir se dirá 3 veces (invocaciones):

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo
 

Cuarto dolor: Cuando vió a su Hijo amadísimo cargando la Cruz

Meditemos: " Me compadezco, Madre Dolorosa, por el dolor que padeciste al ver a tu Hijo con la cruz sobre los hombros, caminando al Calvario con escarnio, baldones y caídas. Haz, Señora, que lleve con paciencia la cruz de la mortificación y de los trabajos cotidianos"

 

En lugar del Padre Nuestro se dirá:

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo. 

 

En lugar del Ave María se dirá (7 veces):

V. Oh Jesús, oye nuestras oraciones.

R. Por las lágrimas de tu Santísima Madre la Virgen María 

 

Para concluir se dirá 3 veces (invocaciones):

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo
 

Quinto dolor: Al ver como Crucificaban a Jesús

Meditemos: " Me compadezco, Madre Dolorosa, por el dolor que padeciste al ver morir a tu Hijo clavado en la cruz entre dos ladrones. Haz, Señora, que viva crucificado con mis vicios y pasiones"

 

En lugar del Padre Nuestro se dirá:

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo. 

 

En lugar del Ave María se dirá (7 veces):

V. Oh Jesús, oye nuestras oraciones.

R. Por las lágrimas de tu Santísima Madre la Virgen María 

 

Para concluir se dirá 3 veces (invocaciones):

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo
 

Sexto Dolor: Al tener en sus brazos el cuerpo sin vida de su amado Hijo

Meditemos: "Me compadezco, Madre Dolorosa, por el dolor que padeciste al recibir en vuestros brazos aquel santísimo cuerpo difunto y desangrado, con tantas llagas y heridas. Haz, Señora, que mi corazón viva herido de amor y muerto a todo lo profano"

 

En lugar del Padre Nuestro se dirá:

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo. 

 

En lugar del Ave María se dirá (7 veces):

V. Oh Jesús, oye nuestras oraciones.

R. Por las lágrimas de tu Santísima Madre la Virgen María 

 

Para concluir se dirá 3 veces (invocaciones):

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo
 

Séptimo Dolor: Por la soledad en que se quedó al sepultar a su Divino Hijo

Meditemos: "Me compadezco, Madre Dolorosa, por el dolor que padeciste en tu soledad, sepultado ya tu Hijo. Haz, Señora, que yo quede sepultado a todo lo terreno y viva sólo para Ti y sienta en mi interior la Pasión de tu Hijo y tus dolores"

 

En lugar del Padre Nuestro se dirá:

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo. 

En lugar del Ave María se dirá (7 veces):

V. Oh Jesús, oye nuestras oraciones.

R. Por las lágrimas de tu Santísima Madre la Virgen María 

 

Para concluir se dirá 3 veces (invocaciones):

V. Oh Jesús, mira las lágrimas de quien tanto te amó en la tierra,

R. Y que te ama aún más ardientemente en el cielo 

 

Oración final:

¡OH María , Madre del Amor, del dolor y de la compasión, te rogamos que unas nuestras oraciones con las tuyas, para que Jesús, tu Hijo Divino a Quien invocamos, oiga nuestras súplicas, en nombre de tus lágrimas Maternales, y nos conceda la Paz que tan ardiente buscamos, para que así podamos obtener la corona de la vida eterna. Amén. 

 

LETANIAS: 

Señor ten piedad de nosotros    Señor ten piedad de…

Cristo ten piedad de nosotros    Cristo ten piedad de…

Señor ten piedad de nosotros    Señor ten piedad de…

Jesucristo óyenos      Jesucristo óyenos

Jesucristo escúchanos     Jesucristo escúchanos

Padre Celestial que eres Dios,     Ten piedad de nosotros

Hijo redentor del mundo que eres Dios,   Ten piedad de nosotros

Espíritu Santo que eres Dios,     Ten piedad de nosotros

Santísima Trinidad que eres un solo Dios,   ten piedad de nosotros

Ahora se contesta: RUEGA POR NOSOTROS

Santa maría, 

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre en el Corazón Crucificada,

Madre Dolorosa,

Madre llorosa,

Madre afligida,

Madre desamparada,

Madre desolada,

Madre de tu Hijo privada,

Madre por una espada de dolor traspasada,

Madre de penas consumida,

Madre llena de angustias,

Madre con el corazón en la Cruz clavada,

Madre tristísima,

Fuente de lágrimas,

Colina de tormentos,

Espejo de paciencia,

Peña dura de constancia,

Ancora de la esperanza,

Refugio de los desamparados,

Escudo de los oprimidos,

Vencedora de los incrédulos,

Consuelo de los miserables,

Medicina de los enfermos,

Fortaleza de los débiles,                    

Puerto de los que naufragan,

Calma de las tempestades,

Recurso de los afligidos,

Temor de los que ponen acechanzas,

Tesoro de los fieles,

Ojo de los Profetas,

Báculo de los Apóstoles,

Corona de los Mártires,

Juez de los Confesores,

Perla de las Vírgenes,

Consuelo de las viudas,     

Alegría de todos los Santos,    

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo…Perdónanos Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo....Escúchanos Señor.

Cordero de Dios que quitas los pecados del mundo…Ten piedad de nosotros. 

 

Ruega por nosotros Virgen Dolorosísima para que seamos dignos de alcanzar las promesas de tu Hijo Santísimo. Amén.  

 

Comments