Tiempo Litúrgico

Propietarios del sitio

  • Anwar Tapias

Rosario Eucaristico 1

Rosario Eucarístico


Intenciones:  
  • Por la conversión de los que no creen en Jesus Sacramentado
  • Reparación por los sacrilegios, ultrajes, abandonos y blasfemias a Jesus Sacramentado

Comienzo:
  • Señal de la Santa Cruz
  • Acto de Contrición:

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero, Creador, Padre, Redentor mío, por ser vos quien sois, bondad infinita y por que os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido, también me pesa porque podéi castigarme con las penas del infierno. Animado con tu divina gracia, propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuera impuesta, para el perdón de mis pecados. Amen



  • Credo Apostólico:

Creo en Dios, Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen; padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.



  • 1 Padre Nuestro
  • 3 Avemarias por la Fe, esperanza y caridad
  • 1 Gloria
  • Misterios:

Primer Misterio Eucarístico
*
En el primer misterio Eucarístico contemplamos cómo Nuestro Señor Jesucristo, reunido con sus Apósteles, en la última cena, bendijo el pan y lo repartió diciendo: "Tomad y Comed, este es mi cuerpo", dejando así isntituida la Eucaristía, como manifiestación de su amor por los Hombres.

Jesús Sacramentado, pedimos por todos aquellos que no creen en tu presencia real en cuerpo, sangre, alma y divinidad en la Eucaristía.
Padre Nuestro, Ave Marías y Gloria


Tercer Misterio Eucarístico

En este tercer misterio Eucarístico contemplamos cómo Nuestro Señor Jesucristo está vivo y verdadero, en cada hostia y aún en cada partícula, repartiéndose en cada una de las misas celebradas hasta en la más humilde de las capillas de la tierra.
Oh Jesús, te pedimos por todos los enfermos que, con un corazón sincero y mucho amor, comulgaron de tu cuerpo y sangre. Por tu infinita misericordia sean libres de todo sufrimiento corporal y espiritual.

Padre Nuestro, Ave Marías y Gloria.


Quinto Misterio Eucarístico
En este quinto misterio Eucarístico contemplamos cómo Jesús, no sólo quiso ser adorado en la Eucaristía, sino que también quiso darse a los hombres, en la Santa Comunión, a fin de ser alimento para el alma y prenda de Vida Eterna.

Jesús, Pan de Vida, te pedimos por todas la comunidades cirstianas para que alrededor de tu mesa santa, comulgando de tu Cuerpo y Sangre, vivan siempre como signo de amor y unidad.

Padre Nuestro, Ave Marías y Gloria.
Segundo Misterio Eucarístico

En el segundo misterio Eucarístico contemplamos cómo Jesús, en su infinito amor, queriendo hacer partícipe a toda la humanidad de las excelencias de la Eucaristía, dió a sus sacerdotes el poder de transformar el pan el y el vino en su Cuerpo y Sangre.

Señor Jesús, te pedimos por todos los sacerdotes del mundo para que, alimentados de tu Cuerpo y Sangre, sean fortalecidos y animados.
Padre Nuestro, Ave Marías y Gloria.


Cuarto Misterio Eucarístico
En este cuarto misterio Eucarístico contemplamos cómo Jesús, después de redimirnos con su muerte y resurrección, quiso también quedarse entre nosotros, en el Santísimo Sacramento hasta el fin de los siglos, para ser adorado y glorificado en su Cuerpo y Sangre, bajo las especies de pan y de vino.
Santísimo Sacramento, ponemos en tu presencia todos aquellos que no tiene libertad, los que viven en las cárceles y los que están atados al pecado, al miedo y a la angustia.
Padre Nuestro, Ave Marías y Gloria.


Oración Final:




Madre, una gracia te pido, que me sanes en cuerpo y alma.Sé que debo despojarme de mi orgullo y de todos mis pecados. Que lejos estaba de Ti, que negro velo cobría mi alma.
Hoy te descubro y quiero vivir. Detiene tu mano, pósala en mi corazón. Amén.






  • ALABANZAS AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

Bendito sea Dios. Bendito sea su Santo Nombre. Bendito sea Jesucristo verdadero Dios y verdadero hombre. Bendito sea el Nombre de Jesús. Bendito sea su Sacratísimo Corazón. Bendita sea su Preciosísima Sangre. Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar. Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito. Bendita sea María Santísima la excelsa Madre de Dios.  Bendita sea su Santa e Inmaculada Concepción. Bendita sea su gloriosa Asunción. Bendito sea el nombre de Maria Virgen y Madre. Bendita sea María Santísima Madre de la Iglesia. Bendito sea su castísimo esposo San José. Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos.

  • LETANÍA DE REPARACIÓN  

Señor, Ten piedad de nosotros.

Cristo, Ten piedad de nosotros.

Señor, Ten piedad de nosotros.


Cristo, Óyenos.

Cristo, Benignamente óyenos.


(La respuesta es: Ten piedad de nosotros)

Dios Hijo, Redentor del mundo,

Santa Trinidad, un solo Dios,

Sagrada Hostia, ofrecida por la salvación de los pecadores,

Sagrada Hostia, anonadada en el altar para nosotros y por nosotros,

Sagrada Hostia, despreciada por los cristianos tibios,

Sagrada Hostia, signo de contradicción,

Sagrada Hostia, entregada a los judíos y herejes,

Sagrada Hostia, insultada por los blasfemos,

Sagrada Hostia, Pan de los ángeles, dado a los animales,

Sagrada Hostia, tirada en el lodo y pisoteada,

Sagrada Hostia, deshonrada por los sacerdotes infieles,

Sagrada Hostia, olvidada y abandonada en tus iglesias.

Sé misericordioso con nosotros, Perdónanos, oh Señor.

Sé misericordioso con nosotros, Escúchanos, oh Señor.


(La respuesta es: Te ofrecemos nuestra reparación)

Por el ultrajante desprecio de este maravilloso Sacramento,

Por tu extrema humillación en tu admirable Sacramento,

Por todas las comuniones indignas,

Por las irreverencias de los malos cristianos,

Por la profanación de tus santuarios,

Por los copones deshonrados y llevados a la fuerza,

Por las continuas blasfemias de los hombres impíos,

Por la impenitencia y traición de los herejes,

Por las conversaciones indignas en tus santos templos,

Por los profanadores de tus iglesias, a las que han profanado con sus sacrilegios,


Para que plazca aumentar en todos los cristianos la reverencia debida a este adorable Misterio, Te suplicamos, óyenos.

Para que te plazca manifestar el Sacramento de tu amor a los herejes,

Te suplicamos, óyenos.

Para que te plazca que los insultos de aquellos que te ultrajan sean más bien dirigidos hacia nosotros, Te suplicamos, óyenos.

Para que te plazca misericordiosamente recibir esta nuestra humilde reparación,

Te suplicamos, óyenos.

Para que te plazca hacer nuestra adoración aceptable a Ti,

Te suplicamos, óyenos.


Hostia Pura, Escucha nuestra oración.

Hostia Santa, Escucha nuestra oración.

Hostia Inmaculada, Escucha nuestra oración.


Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Perdónanos, oh Señor.

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Benignamente óyenos, oh Señor. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, Ten misericordia de nosotros.


Señor, ten piedad de nosotros. Cristo, ten piedad de nosotros.


V. Mira, oh Señor, nuestra aflicción,

R. Y da gloria a tu Santo Nombre.


Oremos

Señor Jesucristo, que te dignas permanecer con nosotros en tu maravilloso Sacramento hasta el final del mundo, para darle a tu Padre, por la memoria de tu Pasión, gloria eterna, y para darnos a nosotros el Pan de vida eterna: concédenos la gracia de llorar, con corazones llenos de dolor, por las injurias que Tú has recibido en este Misterio adorable, y por los muchos sacrilegios que cometen los impíos, los herejes y los católicos. Inflámanos con deseo ardiente de reparar todos estos insultos a los que, en tu infinita misericordia, has preferido exponerte antes que privarnos de tu Presencia en nuestros altares. Tú, que con Dios Padre y el Espíritu Santo vives y reinas, un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén
Comments