Tiempo Litúrgico

Propietarios del sitio

  • Anwar Tapias

Rosario por los sacerdotes



Ofrecemos este Santo Rosario por:

-
Por la santificación de todos los sacerdotes, diáconos y religiosos.
- Por un aumento en las vocaciones sacerdotes y religiosas.
- Para que siempre sean obedientes a la Madre Iglesia, amando a la Eucaristía, la Liturgia y propagadores de la devoción a María Santísima
.


Por la Señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor nuestro
En el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Credo de los Apóstoles


1er  Misterio Glorioso:  La Resurrección del Señor

EN ESTE MISTERIO ORAMOS POR TODOS LOS OBISPOS DE NUESTRA IGLESIA CATÓLICA

“Estos son tus padres y verdaderos pastores, que te fundaron para que te insertaras en el reino celestial” San León Magno (Sermo I in Nat. App Petri et Pauli, c I: PL 54, 422).

Del Documento sobre los Obispos “Pastores Gregis” de Juan Pablo II:

“Los Pastores de la grey son conscientes de que, en el cumplimiento de su ministerio de Obispos, cuentan con una gracia divina especial. En el Pontifical Romano, durante la solemne oración de ordenación, el Obispo ordenante principal, después de invocar la efusión del Espíritu que gobierna y guía, repite las palabras del antiguo texto de la Tradición Apostólica: «Padre Santo, tú que conoces los corazones, concede a este servidor tuyo, a quien elegiste para el episcopado, que sea un buen pastor de tu santa grey».  Sigue cumpliéndose asíla voluntad del Señor Jesús, el Pastor eterno, que envió a los Apóstoles como Él fue enviado por el Padre (cf. Jn 20, 21), y ha querido que sus sucesores, es decir los Obispos, fueran los pastores de su Iglesia hasta el fin de los siglos.”

1 Padre Nuestro

Cuentas pequeñas:


1. Te pedimos Señor, que bendigas a los Arzobispos y Obispos Diocesanos.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

2. Te pedimos Señor, que bendigas a los Cardenales.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

3. Te pedimos Señor, que bendigas a los Obispos Coadjutores.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

4. Te pedimos Señor, que bendigas a los Obispos Auxiliares.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

5. Te pedimos Señor, que bendigas a los Obispos eméritos.

-Bendícelos Señor.

-Dios te salve María…

6. Te pedimos Señor, que purifiques el alma de los Obispos que ya han partido de esta vida, para que puedan entrar en el Reino de los cielos.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

7. Te pedimos Señor, que bendigas a los Obispos con los dones de Sabiduría y discernimiento, y con la docilidad a tu Santo Espíritu.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María….

8. Te pedimos Señor, que bendigas a los Obispos con el don de la Misericordia.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

9. Te pedimos Señor, que bendigas a los Obispos con el don de la Fortaleza.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

10. Te pedimos Señor, que bendigas a los Obispos con el don de la alegría.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

Oración:

 “Jesús, Buen Pastor: en tus manos ponemos a todos tus Pastores, para que llenos de tu Espíritu Santo, sepan interpretar los signos de los tiempos actuales y guíen al rebaño, a ellos encomendado, hacía pastos verdes y aguas de vida. Amén.”

Jaculatoria:

“Danos Señor, santos sacerdotes, santos religiosos, laicos santos que trabajen por tu Iglesia.  Amén”

Oración de protección:

Jesús, Divino Señor, por Tu dolorosa Pasión, cubre con Tu Preciosísima Sangre, a todos los Obispos, sacerdotes y consagrados. Ten piedad de ellos y líbralos de todo mal, ahora y siempre.  El Inmaculado Corazón de la Dulce Virgen María, reprenda con su fuerza Santísima a todo enemigo de Dios y de su Iglesia. Amén.”

“Si desapareciese el sacerdocio, no tendríamos al Señor.Quién lo ha puesto en el sagrario?:  El sacerdote. ¿Quién ha recibido vuestra alma apenas nacido?: El sacerdote.  ¿Quién la nutre para que pueda terminar su peregrinación?: El sacerdote…  El sacerdote, siempre el sacerdote… Después de Dios, el sacerdote lo es todo!… Él mismo sólo lo entenderá en el cielo”. San Juan María Vianney


2do Misterio Glorioso:  La Ascensión

EN ESTE MISTERIO ORAMOS POR TODOS LOS SACERDOTES Y DIÁCONOS

Un buen pastor, un pastor según el Corazón de Dios, es el tesoro grande que el buen Dios puede conceder a una parroquia, y uno de los dones más preciosos de la misericordia divina”. San Juan María Vianney

De la Carta de Benedicto XVI a los presbíteros del mundo:

“El Sacerdocio es el amor del corazón de Jesús”, repetía con frecuencia el Santo Cura de Ars. Esta conmovedora expresión nos da pie para reconocer con devoción y admiración el inmenso don que suponen los sacerdotes, no sólo para la Iglesia, sino también para la humanidad misma. Tengo presente a todos los presbíteros que con humildad repiten cada día las palabras y los gestos de Cristo a los fieles cristianos y al mundo entero, identificándose con sus pensamientos, deseos y sentimientos, así como con su estilo de vida. ¿Cómo no destacar sus esfuerzos apostólicos, su servicio infatigable y oculto, su caridad que no excluye a nadie? Y ¿qué decir de la fidelidad entusiasta de tantos sacerdotes que, a pesar de las dificultades e incomprensiones, perseveran en su vocación de “amigos de Cristo”, llamados personalmente, elegidos y enviados por Él?

Cuenta Grande: Padre Nuestro

Cuenta pequeñas:

1. Te pedimos Señor, que bendigas a los párrocos.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

2. Te pedimos Señor, que bendigas a los vicarios parroquiales.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

3. Te pedimos Señor, que bendigas a los misioneros.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

4. Te pedimos Señor, que bendigas a los Sacerdotes y Diáconos capellanes, en la diversidad de tareas que realizan.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

5. Te pedimos Señor, que bendigas a los Sacerdotes y Diáconos, asesores de los diversos movimientos eclesiales.

-Bendícelos Señor.

-Dios te salve María…

6. Te pedimos Señor, que purifiques el alma de los Sacerdotes y Diáconos que ya han partido de esta vida, para que puedan entrar en el Reino de los cielos.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

7. Te pedimos Señor, que bendigas a tus Sacerdotes y Diáconos que estén atravesando alguna crisis profunda y que les concedas una renovada fidelidad.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María….

8. Te pedimos Señor, que bendigas a tus Sacerdotes y Diáconos, concediéndoles la docilidad a tu SantoEspíritu, junto con el fervor y la alegría.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

9. Te pedimos Señor, que bendigas a tus Sacerdotes y Diáconos que se encuentran sirviendo en zonas de riesgo.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

10. Te pedimos Señor, que bendigas a tus Sacerdotes y Diáconos, concediéndoles la creatividad y la intrepidez espiritual, para ganar la mayor cantidad de corazones para tu Reino.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

Oración:

“Jesús, Buen Pastor: en tus manos ponemos a todos tus Pastores, para que llenos de tu Espíritu Santo, sepan interpretar los signos de los tiempos actuales y guíen al rebaño, a ellos encomendado, hacía pastos verdes y aguas de vida. Amén.”

Jaculatoria:

“Danos Señor, santos sacerdotes, santos religiosos, laicos santos que trabajen por tu Iglesia.  Amén”

Oración de protección:

Jesús, Divino Señor, por Tu dolorosa Pasión, cubre con Tu Preciosísima Sangre, a todos los Obispos, sacerdotes y consagrados. Ten piedad de ellos y líbralos de todo mal, ahora y siempre.  El Inmaculado Corazón de la Dulce Virgen María, reprenda con su fuerza Santísima a todo enemigo de Dios y de su Iglesia. Amén.”

“Servir es entregarse a sí mismos; ser no sólo para sí mismos, sino para los demás, de parte de Dios y cara a Dios: éste es el núcleo más profundo de la misión de Jesucristo, y a la vez, la verdadera esencia de su sacerdocio”.  Benedicto XVI


3er Misterio Glorioso:  La Venida del Espíritu Santo en Pentecostés

EN ESTE MISTERIO ORAMOS POR TODOS LOS RELIGIOSOS Y CONSAGRADOS

“No hay dos maneras buenas de servir a Dios. Hay una sola: servir como ÉL quiere ser servido”. Hacer sólo aquello que puede ser ofrecido al buen Dios”. San Juan María Vianney

De la Exhortación apostólica “Redemptoris donum” de Juan Pablo II a los religiosos y religiosas nº 3

“La llamada al camino de los consejos evangélicos nace del encuentro interior con el amor de Cristo, que es amor redentor. Cristo llama precisamente mediante este amor suyo. En la estructura de la vocación, el encuentro con este amor resulta algo específicamente personal. Cuando Cristo “después de haber puesto los ojos en ustedes, les amó”, llamando a cada uno y a cada una de ustedes, queridos Religiosos y Religiosas, aquel amor suyo redentor se dirigió a una determinada persona, tomando al mismo tiempo características esponsales: se hizo amor de elección. Tal amor abarca a toda la persona, espíritu y cuerpo, sea hombre o mujer, en su único e irrepetible “yo” personal. Aquél que, dándose eternamente al Padre, se “da” a sí mismo en el misterio de la Redención, ha llamado al hombre a fin de que éste, a su vez, se entregue enteramente a un particular servicio a la obra de la Redención mediante su pertenencia a una Comunidad fraterna, reconocida y aprobada por la Iglesia.”

Cuenta Grande: Padre Nuestro

Cuenta Pequeñas:

1. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, en obediencia.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

2. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, en pobreza.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

3. Te pedimos Señor, Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, en castidad.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

4. Te pedimos Señor, que Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu, a las monjas y a los monjes de clausura.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

5. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, sirviéndote en el campo de la salud.

-Bendícelos Señor.

-Dios te salve María…

6. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, en la Evangelización a tiempo completo.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

7. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, en el campo de la educación y en la evangelización de la cultura.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María….

8. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, en la vida fraterna y comunitaria.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

9. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, como almas reparadoras.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

10. Te pedimos Señor, que infundas tu Espíritu a quienes se han consagrado a ti, para servirte en los más pobres.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

Oración:

“Jesús, Buen Pastor: en tus manos ponemos a todos tus Pastores, para que llenos de tu Espíritu Santo, sepan interpretar los signos de los tiempos actuales y guíen al rebaño, a ellos encomendado, hacía pastos verdes y aguas de vida. Amén.”

Jaculatoria:

“Danos Señor, santos sacerdotes, santos religiosos, laicos santos comprometidos con tu Iglesia.  Amén”

Oración de protección:

Jesús, Divino Señor, por Tu dolorosa Pasión, cubre con Tu Preciosísima Sangre, a todos los Obispos, sacerdotes y consagrados. Ten piedad de ellos y líbralos de todo mal, ahora y siempre.  El Inmaculado Corazón de la Dulce Virgen María, reprenda con su fuerza Santísima a todo enemigo de Dios y de su Iglesia. Amén.”

“Si fuese necesario me pondría sobre la boca del infierno para impedir que las almas se perdieran en él.” Venerable P. Bruno Lanteri Fundador de los Oblatos de la Virgen María


4to Misterio Glorioso:  La Asunción de la Virgen Santísima

EN ESTE MISTERIO ORAMOS POR LOS SEMINARISTAS Y RELIGIOSOS EN FORMACIÓN

“!Oh, qué grande es el sacerdote! Si se diese cuenta, moriría… Dios le obedece: pronuncia dos palabras y Nuestro Señor baja del cielo al oír su voz y se encierra en una pequeña Hostia…”. San Juan María Vianney

De la Carta de Benedicto XVI a los presbíteros del mundo:

El Cura de Ars consiguió en su tiempo cambiar el corazón y la vida de muchas personas, porque fue capaz de hacerles sentir el amor misericordioso del Señor. Urge también en nuestro tiempo un anuncio y un testimonio similar de la verdad del Amor: “Deus caritas est” (1 Jn 4, 8). Con la Palabra y con los Sacramentos de su Jesús, Juan María Vianney edificaba a su pueblo, aunque a veces se agitaba interiormente porque no se sentía a la altura, hasta el punto de pensar muchas veces en abandonar las responsabilidades del ministerio parroquial para el que se sentía indigno. Sin embargo, con un sentido de la obediencia ejemplar, permaneció siempre en su puesto, porque lo consumía el celo apostólico por la salvación de las almas. Se entregaba totalmente a su propia vocación y misión con una ascesis severa: “La mayor desgracia para nosotros los párrocos -deploraba el Santo- es que el alma se endurezca”; con esto se refería al peligro de que el pastor se acostumbre al estado de pecado o indiferencia en que viven muchas de sus ovejas.

Cuentas Grande: Padre Nuestro

Cuentas pequeñas:

1. Te pedimos Señor, que bendigas a los seminaristas de todas las diócesis del mundo.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

2. Te pedimos Señor, que bendigas a los aspirantes y postulantes de todas las Órdenes y Congregaciones religiosas.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

3. Te pedimos Señor, que bendigas a los novicios y novicias de todas las Órdenes y Congregaciones religiosas.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

4. Te pedimos Señor, que bendigas a los profesos y profesas temporales de todas las Órdenes y Congregaciones religiosas.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

5. Te pedimos Señor, que les concedas un corazón recto para buscar en todas las cosas y en todo momento tu bendita voluntad.

-Bendícelos Señor.

-Dios te salve María…

6. Te pedimos Señor, que sanes sus corazones de todas las heridas recibidas a lo largo de la vida.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

7. Te pedimos Señor, que transformes sus corazones, a semejanza de tu Divino Corazón y del Inmaculado Corazón de María.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María….

8. Te pedimos Señor, que bendigas a tus seminaristas y formandos, concediéndoles la docilidad a tu Santo Espíritu, el fervor y la alegría.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

9. Te pedimos Señor, que transformes su personalidad, según tu Divina Voluntad.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

10. Te pedimos Señor, que les concedas los nuevos comportamientos que necesitan para llegar a ser testigos de la presencia de tu Reino en el mundo.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

Oración:

“Jesús, Buen Pastor: en tus manos ponemos a todos tus Pastores, para que llenos de tu Espíritu Santo, sepan interpretar los signos de los tiempos actuales y guíen al rebaño, a ellos encomendado, hacía pastos verdes y aguas de vida. Amén.”

Jaculatoria:

“Danos Señor, santos sacerdotes, santos religiosos, laicos santos que trabajen por tu Iglesia.  Amén”

Oración de protección:

Jesús, Divino Señor, por Tu dolorosa Pasión, cubre con Tu Preciosísima Sangre, a todos los Obispos, sacerdotes y consagrados. Ten piedad de ellos y líbralos de todo mal, ahora y siempre.  El Inmaculado Corazón de la Dulce Virgen María, reprenda con su fuerza Santísima a todo enemigo de Dios y de su Iglesia. Amén.”


5to Misterio: La Coronación de la Virgen Santísima como Reina de Cielos y Tierra.

 EN ESTE MISTERIO ORAMOS POR LOS JÓVENES A QUIENES DIOS QUIERE LLAMAR A LA VIDA SACERDOTAL Y RELIGIOSA

Entonces dijo a sus discípulos: “La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos.  Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha.” Mateo 9, 37-38

Decreto Optatam Totius 2. Del Concilio Vaticano II

El deber de fomentar las vocaciones pertenece a toda la comunidad de los fieles, que debe procurarlo, ante todo, con una vida totalmente cristiana; ayudan a esto, sobre todo, las familias, que, llenas de espíritu de fe, de caridad y de piedad, son como el primer seminario, y las parroquias de cuya vida fecunda participan los mismos adolescentes. Los maestros y todos los que de algún modo se consagran a la educación de los niños y de los jóvenes, y, sobre todo, las asociaciones católicas, procuren cultivar a los adolescentes que se les han confiado, de forma que éstos puedan sentir y seguir con buen ánimo la vocación divina. Muestren todos los sacerdotes un grandísimo celo apostólico por el fomento de las vocaciones y atraigan el ánimo de los jóvenes hacia el sacerdocio con su vida humilde, laboriosa, amable y con la mutua caridad sacerdotal y la unión fraterna en el trabajo.

Cuenta Grande: Padre Nuestro

Cuenta Pequeñas:

1. Te pedimos Señor, que abras los oídos y los corazones de aquellos jóvenes a quienes hoy estás llamando.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

2. Te pedimos Señor, que ilumines las mentes de los jóvenes a quienes hoy llamas a dejarlo todo para entregarte sus vidas.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

3. Te pedimos Señor, que concedas tu fortaleza a quienes quieres hacer felices en la vocaciónsacerdotal y religiosa.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

4. Te pedimos Señor, que a semejanza de la Virgen María, les concedas el don del Sí, a quienes hoy estás llamando a tu seguimiento.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

5. Te pedimos Señor, que les concedas a quienes estás llamando, un corazón generoso para entregarte todo aquello que aman y que está impidiendo tomar la decisión de entrar al seminario o a la vida religiosa.

-Bendícelos Señor.

-Dios te salve María…

6. Te pedimos Señor, que ningún muchacho sea como el joven rico, que se marchó con su tristeza a cuestas por no darte su sí.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

7. Te pedimos Señor, que los formadores y formadoras sean hombres y mujeres según tu Santo Espíritu.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María….

8. Te pedimos Señor, que los jóvenes a quienes estás llamando al sacerdocio o a la vida religiosa sepan discernir correctamente los carismas que les concedes y el seminario o Congregación en el cual tú los quieres.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

9. Te pedimos Señor, que los seminarios y casas de formación sean casas de Nazareth, ámbitos sanos y sanadores.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

10. Te pedimos Señor, que les concedas a los padres de los jóvenes a quienes llamas, la generosidad para acompañar prudentemente a sus hijos en la decisión que tomen.

-Jesús, Buen Pastor, Bendícelos.

-Dios te salve María…

Oración:

“Jesús, Buen Pastor: en tus manos ponemos a todos tus Pastores, para que llenos de tu Espíritu Santo, sepan interpretar los signos de los tiempos actuales y guíen al rebaño, a ellos encomendado, hacía pastos verdes y aguas de vida. Amén.”

Jaculatoria:

“Danos Señor, santos sacerdotes, santos religiosos, laicos santos que trabajen por tu Iglesia.  Amén”

Oración de protección:

Jesús, Divino Señor, por Tu dolorosa Pasión, cubre con Tu Preciosísima Sangre, a todos los Obispos, sacerdotes y consagrados. Ten piedad de ellos y líbralos de todo mal, ahora y siempre.  El Inmaculado Corazón de la Dulce Virgen María, reprenda con su fuerza Santísima a todo enemigo de Dios y de su Iglesia. Amén.”

“Si yo supiese que alguno de ustedes no va a entregarse al amor de Dios, me colgaría de su cuello y no lo dejaría partir hasta que hubiese entregado su vida a Cristo.” Venerable P. Bruno Lanteri Fundador de los Oblatos de la Virgen María


Salve Reina (Salve Regina)

1 Padre Nuestro, 3 Avemarias y 1 Gloria por las intenciones del Santo Padre

Letanías


Comments