San Felipe Neri



28 de mayo

Hoy la Iglesia recuerda a San Felipe Neri, el santo alegre. Este santo italiano vivió la época turbulenta de la rebelión protestante, pero como Dios sabe siempre que remedio enviar, nos envió a San Felipe.

Siempre estaba alegre, jovial, contaba chistes, contagiaba a todos con su alegría. Cuentan que le pedía a Dios poderlo amar más, y Dios permitió que un día su corazón aumentara de tamaño, lo que hizo que se le arquearan dos costillas y sobresaliera el corazón en su pecho.

En una época marcada por las doctrinas contrarias, se dedicó a enseñar Catecismo a grandes y pequeños por muchos años. Fue un gran catequista, amigo de grandes santos como san Ignacio de Loyola y San Carlos Borromeo.

San Felipe fundó el Oratorio, una especie de comunidad en donde se reunían a orar, algo que alimentó la espiritualidad en el siglo XVI. Aunque por muchos años fue seglar, recibió con el tiempo el Orden Sacerdotal.

Se volvió un excelente confesor, en donde dedicaba largas horas a la dirección espiritual. Fue un gran hombre, respetado y reconocido por su santidad.

Pidamos el don de la alegría, para llevar más almas a los pies de Jesús.
Comments