San Gregorio VII


25 de mayo


La reforma del Papa que excomulgó al Emperador

Hoy la Iglesia celebra a San Gregorio VII, Papa.

La Historia de la Iglesia es una delicia, para quien quiere aprender su pasado espiritual. Hay muchas historias, enseñanzas y experiencias que nos pueden enriquecer.

A finales del siglo XI, cuando hace poco había ocurrido el doloroso cisma con Oriente, cuando pronto se iniciarían las cruzadas y la Inquisición, la Iglesia venía saliendo de un momento oscuro y terrible, el llamado "siglo de hierro del Papado", tiempo oscuro y difícil, con Papas que no duraban ni hacían honor a su cargo. Sin embargo, se logró salir cuando fue elegido como Papa, Clemente II.

Años después llegará un gran santo al Papado, Gregorio VII, un monje que viviendo en un monasterio de Cluny luego de la muerte de Gregorio VI, había regresado a Roma a pedido del Papa León XI. Nunca quiso ser Papa, pero el pueblo lo clamaba porque sabían la santidad de ese hombre.

Ya en el poder se propuso reformar la Iglesia de dos males que sufría en ese entonces: la lucha de investiduras, en donde muchos que no eran clérigos, recibían la investidura pagando grandes sumas de dinero para poder lucrarse de las regalías-, también se daba que los sacerdotes y obispos no eran fieles a su vocación y tenían mujeres e hijos.

San Gregorio luchó contra estos males ordenando que nadie fuera del Papa podía nombrar obispos, y nadie fuera del obispo podía nombrar sacerdotes. Esto generó un malestar entre quienes veían peligrar sus intereses económicos, entre esos el Emperador Enrique IV (Del sacro Imperio Romano Germánico).

El Emperador rehusó obedecer lo establecido por el Papa, por lo cual fue excomulgado. Esto fue algo que revolucionó a todos, porque implicaba que no tenían que obedecer al Emperador. El Emperador al verse humillado fue en busca del Papa, vestido como peregrino, quien al final lo recibió y lo perdonó. Pero cuando se le quitó la excomunión, regresó, armó un ejercito y fue en busca del Papa para hacerlo prisionero.

Al Papa lo ayudó un ejército católico, que le permitió escapar y refugiarse en un castillo, donde finalmente morirá un 25 de mayo, pero sus esfuerzos valientes por reformar la Iglesia tomaron fuerza y poco a poco fueran liberando a la Iglesia de la intromisión del poder civil, sin embargo estos males se resistirían a desaparecer por mucho tiempo.
Comments