San Ivo


19 de mayo

Hoy la Iglesia recuerda la memoria de San Ivo, al que llaman patrono de los juristas.

En muchos países, la fama de los abogados y juristas no es la mejor, por muchas razones evidentes en temas nacionales, de leyes e injusticias contra los ciudadanos, sin embargo no todos son así, hay muy buenos juristas y abogados, y San Ivo era uno de ellos. Así que si hay chistes con los abogados en el infierno, hay una gran historia de un abogado en el cielo.

Vivió en el siglo XIII, estudiando Derecho en la Universidad de Paris, pero una frase del Evangelio cuando Cristo dijo: 
"Ciertos malos espíritus no se alejan sino con la oración y la mortificación" (Mc. 9,29)
Hizo que diera un cambio a su vida, y empezó a ayunar, privarse de muchas cosas y llevar una vida de oración.

Se dedicó a velar por los intereses de los desprotegidos y a luchas por sus causas, visitaba cárceles y defendía a quienes no tenían abogado, por lo que le llamaron el abogado de los pobres.

Tiempo después se hizo sacerdote y así terminó su vida, entre la predicación de la Palabra y los Sacramentos. Pero dejó un Decálogo que es de los primeros códigos éticos de los juristas, el cual decía:

I. El abogado debe pedir ayuda a Dios en sus trabajos, pues Dios es el primer protector de la justicia.

II. Ningún abogado aceptará la defensa de casos injustos, porque son perniciosos a la conciencia y al decoro profesional.

III. El abogado no debe cargar al cliente con gastos excesivos.

IV. Ningún abogado debe utilizar, en el patrocinio de los casos que le sean confiados, medios ilícitos o injustos.

V. Debe tratar el caso de cada cliente como si fuese el suyo propio.

VI. No debe evitar trabajo ni tiempo para obtener la victoria del caso que tenga encargado.

VII. Ningún abogado debe aceptar más causas de las que el tiempo disponible le permita.

VIII. El abogado debe amar la justicia y la honradez tanto como las niñas de sus ojos.

IX. La demora y la negligencia de un abogado causan perjuicio al cliente y cuando eso acontece, debe indemnizarlo.

X. Para hacer una buena defensa el abogado debe ser verídico, sincero y lógico

Pidamos al Señor, santos abogados como San Ivo
Comments